#wpv-column-368d7ca6207abf6c3ddc831a78e91632 p,#wpv-column-368d7ca6207abf6c3ddc831a78e91632 em,#wpv-column-368d7ca6207abf6c3ddc831a78e91632 .column-title,#wpv-column-368d7ca6207abf6c3ddc831a78e91632 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-368d7ca6207abf6c3ddc831a78e91632 .text-divider-double,#wpv-column-368d7ca6207abf6c3ddc831a78e91632 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-368d7ca6207abf6c3ddc831a78e91632 .sep,#wpv-column-368d7ca6207abf6c3ddc831a78e91632 .sep-2,#wpv-column-368d7ca6207abf6c3ddc831a78e91632 .sep-3,#wpv-column-368d7ca6207abf6c3ddc831a78e91632 td,#wpv-column-368d7ca6207abf6c3ddc831a78e91632 th,#wpv-column-368d7ca6207abf6c3ddc831a78e91632 caption{color:#70707c;}#wpv-column-368d7ca6207abf6c3ddc831a78e91632:before{background-color:transparent;}
Chequeos Médicos
Los chequeos médicos y pruebas diagnósticas regulares pueden ayudar a detectar problemas antes de que comiencen. También pueden ayudar a encontrar problemas temprano, cuando las posibilidades de tratamiento y curación son mejores.

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Higroma quístico

Higroma quístico o Linfangioma es una anomalía congénita consistente en una masa que comúnmente se presenta en el área de la cabeza y el cuello.

Síntomas de: Higroma quístico

Un síntoma común es una masa en el cuello detectada al nacer o que se descubre posteriormente en un bebé después de una infección de las vías respiratorias altas.

Causas de: Higroma quístico

Un higroma quístico ocurre a medida que el bebé crece en el útero y se forma a partir de pedazos de material que lleva líquido y glóbulos blancos. Dicho material se denomina tejido linfático embrionario. Después del nacimiento, un higroma quístico generalmente luce como una protuberancia suave bajo la piel. El quiste tal vez no se detecte al nacer. Típicamente crece a la par con el crecimiento del niño y, algunas veces, no se nota hasta que el niño está más grande.

Algunas veces, un higroma quístico se observa cuando el bebé está aún en el útero, usando una ecografía del embarazo. Esto puede significar que el bebé tiene un problema cromosómico u otras anomalías congénitas.

Pruebas y exámenes

Se pueden realizar los siguientes exámenes:

Si el higroma quístico se detecta durante una ecografía del embarazo, se pueden recomendar otros exámenes ecográficos o amniocentesis.

El tratamiento

El tratamiento consiste en la extirpación completa del tejido anormal, cuando es posible. Sin embargo, los higromas quísticos con frecuencia pueden invadir otras estructuras del cuello, haciendo imposible su extirpación.

Se han ensayado otros tratamientos con éxito limitado. Dichos tratamientos abarcan:

  • Medicamentos quimioterapéuticos
  • Inyección de medicamentos esclerosantes
  • Radioterapia
  • Esteroides
El pronóstico

El pronóstico es bueno si se puede extirpar totalmente el tejido anormal con cirugía. En los casos en que la extirpación completa no sea posible, es común que se presente la reaparición del higroma.

El desenlace clínico también puede depender de qué otras anomalías cromosómicas o defectos congénitos se presenten (si hay alguno).

Posibles complicaciones

Las complicaciones pueden abarcar:

  • Sangrado
  • Daño a las estructuras del cuello causados por la cirugía
  • Infección
  • Reaparición del higroma quístico
Cuándo llamar a un médico especialista

Consulte con el médico si nota cualquier tumoración en su cuello o en el cuello de su hijo.

Temas relacionados sobre Higroma quísticoNombres alternativos

Linfangioma

Referencias

Camitta BM. Las anormalidades de los vasos linfáticos. En: Kliegman RM, Behrman RE, Jenson HB, Stanton BF, eds. Nelson Libro de texto de Pediatría. 18th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 489.

Richards DS. Ecografia en citas embarazo, el crecimiento, en el diagnóstico de malformaciones fetales. En: Gabbe SG, Niebyl JR, Simpson JL, eds. Obstetricia: embarazos normales y problemáticos. 5th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Churchill Livingstone; 2007:chap 9.

Contenido: 9 de septiembre de 2009

Versión del inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Director Médico, MEDEX Northwest División de Estudios de Asistente Médico, Universidad de Washington, Facultad de Medicina; Seth Schwartz, MD, MPH, Otorrinolaringólogo, Centro Médico Virginia Mason, Seattle, Washington. También se examinó por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc. Traducido por: DrTango, Inc.

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94