#wpv-column-760fde7393bd93c9b7f3cf61fb462708 p,#wpv-column-760fde7393bd93c9b7f3cf61fb462708 em,#wpv-column-760fde7393bd93c9b7f3cf61fb462708 .column-title,#wpv-column-760fde7393bd93c9b7f3cf61fb462708 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-760fde7393bd93c9b7f3cf61fb462708 .text-divider-double,#wpv-column-760fde7393bd93c9b7f3cf61fb462708 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-760fde7393bd93c9b7f3cf61fb462708 .sep,#wpv-column-760fde7393bd93c9b7f3cf61fb462708 .sep-2,#wpv-column-760fde7393bd93c9b7f3cf61fb462708 .sep-3,#wpv-column-760fde7393bd93c9b7f3cf61fb462708 td,#wpv-column-760fde7393bd93c9b7f3cf61fb462708 th,#wpv-column-760fde7393bd93c9b7f3cf61fb462708 caption{color:#70707c;}#wpv-column-760fde7393bd93c9b7f3cf61fb462708:before{background-color:transparent;}
Chequeo Oftalmológico
Los niños deben someterse a su primer examen de tres y cinco años, y deben continuar recibiendo exámenes de la vista cada año. Los adultos con problemas de visión deben tener el chequeo de ojos cada 5 años. A partir de los 40 años de edad, los adultos deben tener un examen oftalmológico cada 2 años. Después de 65 años de edad, realizarse un examen anual. Precio 125 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Hiperactividad y niños

Hiperactividad y niños o los niños y la hiperactividad. Los niños que empiezan a caminar y los niños pequeños con frecuencia son muy activos y tienen un período de atención corto. Este tipo de comportamiento es normal para su edad. Brindarle al niño mucho juego activo y saludable algunas veces puede ayudar.

Los padres se pueden preguntar si el niño simplemente es más activo que la mayoría de los niños o si su hijo tiene hiperactividad que es parte del trastorno de hiperactividad con déficit de atención (THDA) u otro problema de salud mental.

Siempre es importante verificar que su hijo pueda ver y oír bien, y cerciorarse de que no haya ningún acontecimiento estresante en la casa o en la escuela que pueda explicar el comportamiento.

Sin embargo, si los comportamientos que aparecen abajo han estado presentes durante algún tiempo o están empeorando, el primer paso es acudir al pediatra:

  • Movimiento constante que con frecuencia parece no tener ningún propósito.
  • Comportamiento problemático en la casa o en la escuela.
  • Movilizarse a una velocidad mayor.
  • Problemas para sentarse dentro de la clase o para terminar las tareas que son típicas para la edad de su hijo.
  • Menearse o contorsionarse todo el tiempo.
Nombres alternativos

Los niños y la hiperactividad

Referencias

Contenido: 24 de enero de 2011

Versión del inglés revisada por: Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Profesor Adjunto de Pediatría Clinica, Universidad de Washington Facultad de Medicina. También se examinó por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc. Traducido por: DrTango, Inc.

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94