#wpv-column-9b47023444eee5597021799b97b2c11a p,#wpv-column-9b47023444eee5597021799b97b2c11a em,#wpv-column-9b47023444eee5597021799b97b2c11a .column-title,#wpv-column-9b47023444eee5597021799b97b2c11a .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-9b47023444eee5597021799b97b2c11a .text-divider-double,#wpv-column-9b47023444eee5597021799b97b2c11a .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-9b47023444eee5597021799b97b2c11a .sep,#wpv-column-9b47023444eee5597021799b97b2c11a .sep-2,#wpv-column-9b47023444eee5597021799b97b2c11a .sep-3,#wpv-column-9b47023444eee5597021799b97b2c11a td,#wpv-column-9b47023444eee5597021799b97b2c11a th,#wpv-column-9b47023444eee5597021799b97b2c11a caption{color:#70707c;}#wpv-column-9b47023444eee5597021799b97b2c11a:before{background-color:transparent;}
Chequeo Oftalmológico
Los niños deben someterse a su primer examen de tres y cinco años, y deben continuar recibiendo exámenes de la vista cada año. Los adultos con problemas de visión deben tener el chequeo de ojos cada 5 años. A partir de los 40 años de edad, los adultos deben tener un examen oftalmológico cada 2 años. Después de 65 años de edad, realizarse un examen anual. Precio 125 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Los bebés y las vacunas

Los bebés y las vacunas o los niños y las vacunas. Las vacunaciones son importantes para mantener saludable al niño. Este artículo aborda la forma de mitigar el dolor causado por las vacunas en los bebés.

Ver también: información general sobre vacunas

Información sobre los bebés y las vacunas

Muchos padres con frecuencia se preguntan cómo hacer menos dolorosas las vacunas para sus bebés. Infortunadamente, las vacunas de rutina necesitan aplicarse dentro del músculo o bajo la piel utilizando una aguja. El hecho de reducir el nivel de ansiedad del hijo es tal vez la mejor forma de ayudar a limitar su dolor.

Aquí van algunos consejos:

Antes de la vacuna

Coménteles a los niños mayores que la vacuna se necesita para mantenerlos seguros y saludables. El hecho de saber con anticipación lo que se ha de esperar puede tranquilizar al niño.

Explíquele al niño que no hay problema si llora, pero sugiérale que trate de ser valiente. Explíquele que a usted tampoco le gustan las vacunas, pero que también intenta ser valiente. Felicite al niño después de que la vacuna haya terminado, sea que haya llorado o no.

Planee algo divertido para hacer después. Una salida al parque, comer afuera u otro entretenimiento después de la vacuna puede hacer que la próxima sea menos atemorizante.

Algunos padres le dan al niño una dosis de paracetamol o ibuprofeno 30 minutos antes de la vacuna. Siempre verifique con su médico antes de suministrar estos medicamentos para este propósito. Algunos estudios han mostrado que las vacunas pueden no obrar tan bien cuando se administran estos medicamentos antes. Algunos pediatras usan un analgésico en aerosol o en crema antes de las vacunas.

Cuando se está aplicando la vacuna

Haga presión en el área antes aplicar la vacuna.

Cálmese y no permita el niño vea si usted está alterado o ansioso. El niño notará si usted se encoge antes de la vacuna. Hable serenamente y utilice palabras reconfortantes.

Sostenga a su hijo en su regazo, frente a usted, en un abrazo firme durante la vacuna.

Distraiga al niño soplando burbujas o dándole un juguete. O señale una imagen en la pared, hágalo contar o decir el “abecedario”, o cuéntele algo divertido.

Qué esperar en casa

Después de aplicar la inyección, un trozo de tela húmeda y fresca puesta en el sitio de la vacuna puede ayudar a reducir el dolor.

También se recomienda mover o usar frecuentemente el brazo o la pierna que ha recibido la vacuna para ayudar a reducir el dolor.

Las dosis de paracetamol o ibuprofeno cada 4 horas pueden ayudar con algunos de los efectos secundarios menores y comunes. Los efectos secundarios varían, dependiendo del tipo específico de vacuna, pero generalmente son leves. Hable con el médico o la enfermera si su hijo presenta fiebre alta, no puede tranquilizarse o se torna muy apático.

Nombres alternativos

Las vacunas y los bebés, Los niños y las vacunas

Referencias

Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94