Chequeos Médicos

Los chequeos médicos y pruebas diagnósticas regulares pueden ayudar a detectar problemas antes de que comiencen. También pueden ayudar a encontrar problemas temprano, cuando las posibilidades de tratamiento y curación son mejores.
Precio de los chequeos: desde 90 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Ictericia del recién nacido

Ictericia del recién nacido, ictericia del neonato, hiperbilirrubinemia neonatal o luces azules especiales y la ictericia es una afección caracterizada por altos niveles de bilirrubina en la sangre.

Este incremento en la bilirrubina ocasiona una coloración amarillenta en la piel y la parte blanca de los ojos (esclerótica) del bebé.

Síntomas de la ictericia del recién nacido

El síntoma principal es un color amarillento de la piel que se ve mejor justo después de presionar suavemente un dedo sobre ésta.

El color algunas veces empieza en la cara y luego baja hasta el pecho, el área ventral, las piernas y las plantas de los pies.

Algunas veces, los bebés con ictericia significativa tienen cansancio extremo y mala alimentación.

Causas de la ictericia del recién nacido

La bilirrubina es un pigmento amarillo que se crea en el cuerpo durante el reciclaje normal de los glóbulos rojos viejos.

El hígado ayuda a descomponer la bilirrubina en la sangre de manera que pueda eliminarse del cuerpo en las heces.

Antes del nacimiento, la placenta (el órgano que nutre al bebé en desarrollo) elimina la bilirrubina del bebé, de manera que pueda ser procesada por el hígado de la madre.

Inmediatamente después del nacimiento, el propio hígado del bebé empieza a encargarse del trabajo, pero esto puede tomar tiempo.

Por consiguiente, los niveles de bilirrubina en un bebé normalmente son un poco más altos después del nacimiento.

Los niveles altos de bilirrubina en el cuerpo pueden hacer que la piel luzca de color amarillo, lo cual se denomina ictericia.

La ictericia está presente hasta cierto punto en la mayoría de los recién nacidos y se denomina “ictericia fisiológica”.

Normalmente aparece entre el segundo y tercer día, alcanza su punto máximo entre el segundo y el cuarto día y se resuelve a las dos semanas. La ictericia fisiológica normalmente no causa ningún problema.

Otros tipos de ictericia que generalmente no son dañinos abarcan:

  • La ictericia de la leche materna probablemente es causada por factores en la leche materna que reducen la tasa a la cual el hígado descompone la bilirrubina. Dicha ictericia aparece en algunos bebés saludables alimentados con leche materna después del séptimo día de vida y normalmente alcanza su punto máximo durante las semanas 2 y 3. Además, puede durar a niveles bajos durante un mes o más.
  • La ictericia por la lactancia se observa en bebés lactantes durante la primera semana, sobre todo en aquellos que no son alimentados con la suficiente frecuencia. Este tipo de ictericia se diferencia de la ictericia por la leche materna.

Los bebés que han nacido demasiado temprano (prematuros) son más propensos a presentar ictericia que los bebés a término.

Afecciones que incrementan el número de glóbulos rojos que necesitan descomponerse y que pueden causar ictericia más grave en el recién nacido:

  • Formas anormales de las células sanguíneas.
  • Incompatibilidades del grupo sanguíneo entre el bebé y la madre.
  • Sangrado por debajo del cuerpo cabelludo (cefalohematoma) causado por un parto difícil.
  • Niveles más altos de glóbulos rojos, lo cual es más común en bebés pequeños para su edad gestacional y algunos gemelos.
  • Infección.
  • Falta (deficiencia) de ciertas enzimas importantes.

Las afecciones que pueden dificultar la eliminación de la bilirrubina del cuerpo del bebé también pueden llevar a que se presente ictericia más grave:

  • Ciertos medicamentos.

Ver el articulo completo

2017 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 460 80 00