#wpv-column-036d38872578f0069672d7c37cca369b p,#wpv-column-036d38872578f0069672d7c37cca369b em,#wpv-column-036d38872578f0069672d7c37cca369b .column-title,#wpv-column-036d38872578f0069672d7c37cca369b .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-036d38872578f0069672d7c37cca369b .text-divider-double,#wpv-column-036d38872578f0069672d7c37cca369b .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-036d38872578f0069672d7c37cca369b .sep,#wpv-column-036d38872578f0069672d7c37cca369b .sep-2,#wpv-column-036d38872578f0069672d7c37cca369b .sep-3,#wpv-column-036d38872578f0069672d7c37cca369b td,#wpv-column-036d38872578f0069672d7c37cca369b th,#wpv-column-036d38872578f0069672d7c37cca369b caption{color:#70707c;}#wpv-column-036d38872578f0069672d7c37cca369b:before{background-color:transparent;}
Ecografía abdominal
Ecografía abdominal es utilizada para examinar los órganos internos del abdomen: hígado, vesícula biliar, bazo, páncreas y riñones por 40 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Náuseas y vómito

Náuseas y vómito, emesis, vómito, malestar estomacal, dolor de estómago o gastralgia es la sensación de tener la urgencia de vomitar. Vomitar es forzar los contenidos del estómago a subir a través del esófago y fuera de la boca.

Consideraciones

El cuerpo tiene unas cuantas formas importantes de responder ante una amplia y siempre cambiante variedad de irritantes e invasores. El estornudo expulsa los intrusos de la nariz, la tos desde los pulmones y la garganta, la diarrea desde los intestinos y el vómito desde el estómago.

El vómito es una acción forzada que se realiza por medio de una contracción fuerte y hacia abajo del músculo del diafragma. Al mismo tiempo, los músculos abdominales se tensan súbitamente contra un estómago relajado con un esfínter gastroesofágico abierto. Los contenidos del estómago son impulsados hacia arriba y hacia fuera.

Como parte de un reflejo corporal, se puede producir más saliva justo antes de vomitar.

El vómito es un reflejo complejo y coordinado orquestado por medio del centro del vómito localizado en el cerebro y responde a señales provenientes de:

  • La boca, el estómago y los intestinos.
  • El torrente sanguíneo que puede contener medicamentos o infecciones.
  • Los sistemas de equilibrio en el oído (mareo).
  • El cerebro mismo, incluyendo vistas, olores o incluso pensamientos alterados.
Una variedad sorprendente de estímulos pueden desencadenar el vómito, desde migrañas hasta cálculos renales. Algunas veces, el simple hecho de ver a alguien vomitando hace que se desencadene el vómito en uno, en un esfuerzo del cuerpo por protegerlo de una posible exposición al mismo peligro.

El hecho de vomitar es extremadamente común y casi todos los niños vomitarán varias veces durante su infancia. En la mayoría de los casos, se debe a una infección gastrointestinal viral.

Los buches o la regurgitación suave de los contenidos estomacales hacia arriba y fuera del estómago, algunas veces con un eructo, son un proceso completamente diferente. Algo de regurgitación es normal en los bebés y generalmente mejora en forma gradual con el tiempo. Si la regurgitación empeora o es más frecuente, se podría tratar de la enfermedad del reflujo. Hable con el pediatra acerca de esto.

La mayor parte del tiempo, las náuseas y el vómito no requieren atención médica urgente. Sin embargo, si los síntomas continúan durante días, si son severos o si usted no puede retener ningún alimento o líquido, puede padecer una afección más grave.

La deshidratación es la mayor preocupación en la mayoría de los episodios de vómitos. La rapidez con la cual uno se deshidrata depende de la talla, la frecuencia de los vómitos y si también tiene diarrea.

Causas de: Náuseas y vómito

Las siguientes son posibles causas de vómito:

Éstas son posibles causas de los vómitos en bebés (0 a 6 meses):
  • Estenosis pilórica congénita: una constricción de la válvula de salida del estómago. En este trastorno, el bebé vomita con fuerza después de cada comida, aunque por lo demás parece estar saludable.
  • Alergias a los alimentos o intolerancia a la leche.
  • Gastroenteritis (infección del tubo digestivo que suele causar vómitos con diarrea)
  • Reflujo gastroesofágico
  • Error innato del metabolismo
  • Tamaño inapropiado del orificio del biberón que lleva a una alimentación excesiva
  • Infección, con frecuencia acompañada de fiebre o rinorrea
  • Obstrucción intestinal, evidenciada por ataques recurrentes de vómitos y llanto o gritos, como si el bebé sintiera un gran dolor
  • Ingestión accidental de un fármaco o tóxico
Llame al médico de inmediato o lleve al niño a un servicio de urgencias si se sospecha intoxicación o ingestión de drogas.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94