Diagnóstico por imagen

El diagnóstico por imagen permite a los médicos observar el interior de su cuerpo en busca de pistas sobre una condición médica. Resonancias magnéticas, Tomografías computerizadas (TAC), Radiología, Ecografías, Ecodoppler…
Precio de las pruebas: desde 40 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Mamografía

Mamografía o mamograma es una radiografía de las mamas que se utiliza para encontrar tumores y para ayudar a establecer la diferencia entre enfermedad no cancerosa (benigna) y cancerosa (maligna).

Forma en que se realiza la mamografía

Se le solicita que se desnude de la cintura para arriba y se le ofrece una bata hospitalaria para que la use. Dependiendo del tipo de equipo utilizado, usted permanecerá sentada o de pie.

Se coloca una mama a la vez sobre una superficie plana que contiene la placa de rayos X. Luego, un dispositivo denominado compresor presiona firmemente contra la mama para ayudar a aplanar el tejido mamario.

Las radiografías o placas de rayos X se toman desde varios ángulos. Es posible que se le pida contener la respiración a medida que se toma cada imagen.

Algunas veces, se le solicitará que regrese en una fecha posterior para tomarle más imágenes mamográficas. Esto no siempre significa que usted tenga cáncer de mama. Más bien, es posible que el médico simplemente necesite volver a revisar un área que no se pudo observar claramente en el primer examen.

La mamografía digital es una técnica más novedosa que permite que la imagen de rayos X sea visualizada y manipulada en una pantalla de ordenador. Esto mejora la precisión, pero aún no está disponible en todas partes.

Preparación para la mamografía

No use desodorantes, perfumes, talcos ni ungüentos bajo los brazos ni sobre las mamas el día de la mamografía, debido a que estas sustancias pueden distorsionar las imágenes. Asimismo, quítese todas las joyas del cuello y del área del tórax.

Coméntele al ginecólogo y al radiólogo si está embarazada o amamantando.

Lo que se siente durante la mamografía

El metal puede sentirse frío. Cuando se presiona la mama hacia abajo, usted puede sentir un poco de dolor. Sin embargo, es necesario hacer esto para obtener buenas imágenes.

Razones por las que se realiza la mamografía

La mamografía se lleva a cabo para:

  • Examinar a las mujeres sanas en búsqueda de signos de cáncer de mama.
  • Evaluar posteriormente un hallazgo anormal en una mamografía.
  • Vigilar y hacerle seguimiento a una mujer que haya tenido una mamografía anormal.
  • Evaluar a una mujer que presente síntomas de una enfermedad mamaria, como un tumor, secreción del pezón, dolor de mama, hoyuelos en la piel de la mama o una retracción del pezón.

Las mamografías de tamizaje están mejorando la detección del cáncer de mama incipiente, cuando su cura es más probable.

  • Algunas organizaciones médicas, aunque no todas, recomiendan que las mujeres comiencen a hacerse exámenes de detección de cáncer de mama a los 40 y que repitan las mamografías cada 1 o 2 años.
  • Todas las organizaciones médicas recomiendan que las mujeres mayores de 50 años se hagan una mamografía cada 1 o 2 años.
  • Las mujeres con una madre o una hermana que tuvo cáncer de mama deben considerar la posibilidad de hacerse mamografías anuales antes de la edad en que a dicho miembro de la familia se le diagnosticó el cáncer.

Los valores normales

El tejido mamario que no muestra signos de una masa o calcificación se considera normal.

Significado de los valores anormales

La mayoría de los hallazgos anormales en una mamografía resultan ser benignos o nada de lo cual preocuparse.

Ver el articulo completo

2017 © Copyright - Clínica DAM