Pruebas completas de ETS

Pruebas para detectar ETS enfermedades de transmisión sexual compuesto por serología (VIH, Hepatitis B, Sifilis) y cultivo de exudado uretral o vaginal (Gonorrea, Ureaplasma, Clamideas y Tricomonas).
Precio de las pruebas ETS 110 €

Meningitis sifilítica

Meningitis sifilítica es una complicación de sífilis no tratada que involucra inflamación de los tejidos que cubren el cerebro y la médula espinal. Las personas con esta afección tienen cambios en el estado mental y problemas con las funciones neurológicas.

Síntomas de la meningitis sifilítica

Causas de la meningitis sifilítica

La sífilis es una enfermedad infecciosa de transmisión sexual causada por la espiroqueta Treponema pallidum. La sífilis tiene tres etapas principales:

  • Sífilis primaria
  • Sífilis secundaria
  • Sífilis terciaria

La meningitis aséptica sifilítica es una forma de neurosífilis meningovascular, la cual es a su vez una complicación progresiva y potencialmente mortal de una infección por sífilis.

El trastorno se parece a la meningitis provocada por otras afecciones médicas.

Entre los factores de riesgo que predisponen a esta enfermedad, se pueden mencionar infección previa por sífilis o por otras enfermedades de transmisión sexual como la gonorrea. Las infecciones por sífilis se transmiten principalmente a través del contacto sexual con una persona infectada, pero también se pueden transmitir algunas veces por contacto no sexual.

Exámenes y pruebas de la meningitis sifilítica

Un examen puede mostrar signos de meningitis. Puede haber pérdida de funciones neurológicas. Una evaluación del cerebro y el sistema nervioso (neurológica) puede mostrar disminución del funcionamiento de los nervios craneales, incluyendo los nervios que controlan el movimiento ocular.

Los exámenes son, entre otros:

El tratamiento de la meningitis sifilítica

Los objetivos del tratamiento son curar la infección y detener el empeoramiento del trastorno. El tratamiento de la infección ayuda a prevenir el daño neurológico nuevo y puede disminuir los síntomas, pero no contrarresta el daño existente.

Para tratar la infección, se suministran penicilina u otros antibióticos, como la tetraciclina o la eritromicina. El tratamiento se puede prolongar para asegurar la eliminación completa de la infección. Los síntomas pueden aliviarse en forma dramática después del tratamiento. Se requiere un examen de control del líquido cefalorraquídeo para evaluar si la terapia antibiótica funcionó.

Es necesario tratar el daño neurológico. Es posible que se requiera un tratamiento urgente de las convulsiones o crisis epilépticas. Igualmente, se utilizan anticonvulsivos, como la fenitoína, para controlar dichas crisis.

Algunas personas pueden necesitar ayuda para comer, vestirse y cuidar de sí mismas. Después del tratamiento con antibióticos, la confusión y otros cambios mentales pueden mejorar o continuar por mucho tiempo.

Expectativas (pronóstico)

Algunas personas con esta afección tienen discapacidad progresiva y es común que se presente la muerte prematura. La muerte puede ser ocasionada directamente por el daño neurológico o por daño cardiovascular que también se presenta con las infecciones por sífilis tardía.

Las personas con infecciones por sífilis tardía tienen un mayor riesgo de contraer otros tipos de infecciones y de enfermedades.