Ilustración: Funciones del Cerebelo
Pruebas completas de ETS

Pruebas para detectar ETS enfermedades de transmisión sexual compuesto por serología (VIH, Hepatitis B, Sifilis) y cultivo de exudado uretral o vaginal (Gonorrea, Ureaplasma, Clamideas y Tricomonas).
Precio de las pruebas ETS 110 €

Ataxia locomotora

Ataxia locomotora o mielopatía sifilítica es una complicación de una sífilis no tratada que se caracteriza por debilidad muscular y sensaciones anormales.

Síntomas de la ataxia locomotora

  • Sensaciones anormales (parestesia), a menudo llamadas “dolores fulgurantes”
  • Dificultad para caminar
  • Pérdida de la coordinación
  • Pérdida de reflejos
  • Debilidad muscular
  • Base de sustentación amplia (la persona camina con las piernas muy separadas)

En la mielopatía sifilítica, también hay síntomas de daño al sistema nervioso, como:

  • Enfermedad psiquiátrica
  • Accidente cerebrovascular
  • Cambios en la visión

Causas de la ataxia locomotora

La mielopatía sifilítica es una forma de neurosífilis que es una complicación de la infección por sífilis terciaria o tardía. La sífilis es una enfermedad infecciosa de transmisión sexual. Para mayor información sobre la enfermedad, ver el artículo sobre sífilis.

La afección llamada tabes dorsal abarca la mielopatía sifilítica y síntomas adicionales de daño neurológico.

La infección causa daño a la médula espinal y al tejido nervioso periférico.

La mielopatía sifilítica actualmente es poco común puesto que la sífilis generalmente se trata en los estados iniciales de la enfermedad. Los exámenes sanguíneos pueden identificar la enfermedad en su forma latente o silenciosa. Tales exámenes se realizan a las personas que donan sangre y a las mujeres en embarazo.

Exámenes y pruebas de la ataxia locomotora

Un examen físico puede mostrar:

  • Daño a la médula espinal (mielopatía)
  • Pupilas que reaccionan de manera anormal a la luz
  • Reducción o ausencia de reflejos debido al daño neurológico

Los exámenes son, entre otros, los siguientes:

El tratamiento de la ataxia locomotora

Los objetivos del tratamiento son curar la infección y reducir el progreso de la afección. El tratamiento de la infección ayuda a prevenir el daño neurológico nuevo y puede disminuir los síntomas, pero no contrarresta el daño existente.

Para la neurosífilis, la opción farmacológica es la penicilina G acuosa (en inyección). Algunos pacientes que sufren de alergia a la penicilina tal vez tengan que someterse a una desensibilización a este fármaco, de tal manera que la puedan utilizar de forma segura para tratar esta enfermedad.

Es necesario hacer un tratamiento de los síntomas para el daño neurológico existente. Las personas que sean incapaces de comer, vestirse o cuidar de sí mismas pueden necesitar ayuda. La rehabilitación, la fisioterapia y la terapia ocupacional pueden ayudar a las personas con debilidad muscular.

Para controlar el dolor, se pueden necesitar analgésicos, los cuales pueden incluir medicamentos que no requieren receta médica, como el ácido acetilsalicílico (Aspirina) o paracetamol para el dolor leve, o narcóticos para el dolor más fuerte. Los antiepilépticos, como la carbamazepina, pueden ayudar a tratar los dolores fulgurantes.

Expectativas (pronóstico)

Si la enfermedad no se trata oportunamente se puede presentar discapacidad progresiva.

Complicaciones

  • Complicaciones de la infección por sífilis en etapa tardía que pueden abarcar:
    • inflamación de la aorta (aortitis) con aneurisma aórtico
    • Valvulopatía
    • daño a huesos, piel y otros órganos
  • Complicaciones de neurosífilis, incluyendo demencia, accidente cerebrovascular, enfermedad ocular
  • Dificultad con la marcha y el equilibrio
  • Parálisis

Situaciones que requieren un especialista médico

Consulte con el médico especialista si presenta:

Prevención de la ataxia locomotora

El tratamiento y control adecuados de las infecciones por sífilis primaria reduce el riesgo de desarrollo de la mielopatía sifilítica.

Ver el articulo completo