#wpv-column-e69b7cb68bc1451a93407bbbf6f6eb19 p,#wpv-column-e69b7cb68bc1451a93407bbbf6f6eb19 em,#wpv-column-e69b7cb68bc1451a93407bbbf6f6eb19 .column-title,#wpv-column-e69b7cb68bc1451a93407bbbf6f6eb19 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-e69b7cb68bc1451a93407bbbf6f6eb19 .text-divider-double,#wpv-column-e69b7cb68bc1451a93407bbbf6f6eb19 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-e69b7cb68bc1451a93407bbbf6f6eb19 .sep,#wpv-column-e69b7cb68bc1451a93407bbbf6f6eb19 .sep-2,#wpv-column-e69b7cb68bc1451a93407bbbf6f6eb19 .sep-3,#wpv-column-e69b7cb68bc1451a93407bbbf6f6eb19 td,#wpv-column-e69b7cb68bc1451a93407bbbf6f6eb19 th,#wpv-column-e69b7cb68bc1451a93407bbbf6f6eb19 caption{color:#70707c;}#wpv-column-e69b7cb68bc1451a93407bbbf6f6eb19:before{background-color:transparent;}
Chequeo Ginecológico
Los reconocimientos médicos ginecológicos son las revisiones periódicas que se ha de someter la mujer con objeto de descartar una posible patología oculta que afecte a su aparato genital. Precio 125 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Cardiotocografía

Cardiotocografía, cardiotocografía en reposo o cardiotocografía con contracciones es un estudio que le permite al médico vigilar los latidos cardíacos del bebé en el útero, incluso durante el trabajo de parto. El procedimiento se puede hacer con monitores por fuera del cuerpo (cardiotocografía externa) o en el útero (cardiotocografía interna).

Forma en que se realiza el análisis o prueba

CARDIOTOCOGRAFÍA EXTERNA

Por definición, la cardiotocografía externa se hace a través de la piel y no quiere decir que sea invasiva. Usted se sentará con las rodillas y la espalda parcialmente elevadas y con un cojín bajo la cadera derecha, lo cual desplaza el útero hacia la izquierda. Usted puede igualmente sentarse en otras posiciones cómodas, en tanto el útero esté desplazado hacia la izquierda, o por breves momentos, hacia la derecha.

En el abdomen, se colocan electrodos sensibles (conectados a monitores) sobre un gel conductor. Dichos electrodos pueden percibir la frecuencia cardíaca fetal (FCF), al igual que la presencia y la duración de las contracciones uterinas. Por lo regular, los resultados de este examen son continuos y se imprimen o aparecen en una pantalla de computadora. Sin embargo, los monitores externos no pueden establecer qué tan fuertes son las contracciones.

Esto le permite al médico verificar si el patrón del bebé es el que se ve en los bebés saludables y cómo está tolerando las contracciones. La decisión de cambiar a cardiotocografía interna se basa en la primera información obtenida por medio de la cardiotocografía externa.

CARDIOTOCOGRAFÍA EN REPOSO

La cardiotocografía en reposo es otra de las formas de monitoreo externo del bebé; se puede realizar ya en la semana 27 del embarazo y mide las aceleraciones de la frecuencia cardíaca fetal (FCF) con movimiento normal. Para este examen, usted se sentará con las rodillas y la espalda parcialmente elevadas y con un cojín bajo la cadera derecha, lo que desplaza el útero hacia la izquierda.

Se le colocan los mismos monitores en el abdomen descritos anteriormente con el fin de medir el patrón de la FCF y si el útero se está contrayendo. Si no hay ningún tipo de reactividad después de 30 a 40 minutos (indicado por una elevación en los latidos cardíacos del bebé por encima de sus valores iniciales con movimiento fetal), a usted se le dará algo de beber o una comida liviana que pueda estimular la actividad fetal. Otras intervenciones que podrían activar el movimiento fetal incluyen la estimulación acústica fetal (envío de sonidos al feto), así como colocar suavemente las manos sobre el abdomen y mover el feto.

CARDIOTOCOGRAFÍA CON CONTRACCIONES

La cardiotocografía con contracciones es un método final de monitoreo externo del bebé. Este examen mide la capacidad de la placenta para suministrar suficiente oxígeno al feto mientras está bajo presión (contracciones).

Para este examen, usted se sentará con las rodillas y la espalda parcialmente elevadas y con un cojín bajo la cadera derecha, lo cual desplaza el útero hacia la izquierda. Sobre el abdomen, se colocan los mismos monitores descritos anteriormente para medir las contracciones uterinas y la frecuencia cardíaca fetal. Si las contracciones no se están presentando espontáneamente, se pueden inducir administrando un medicamento llamado oxitocina por vía intravenosa o estimulando los pezones.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94