Ilustración: Cesárea: Procedimiento (2)
Consulta de Ginecología y Obstetricia

En el Departamento de Ginecología y Obstetricia ginecólogos y enfermeras ofrecen atención sanitaria a problemas obstétricos y ginecológicos de la mujer en todas las etapas de la vida desde el inicio de la menstruación hasta la menopausia.
Precio de la consulta 50 €

Ilustración: Cesárea: Procedimiento (2)

Cesárea

Cesárea, nacimiento abdominal, parto abdominal o operación cesárea es el parto de un bebé a través de una abertura quirúrgica en el área ventral baja.

¿Qué es la cesárea?

Un parto por cesárea se lleva a cabo cuando el parto vaginal no es posible o no es seguro para la madre o el niño.

La cirugía generalmente se hace mientras la madre está despierta, pero anestesiada desde el tórax hasta los pies. Esto se hace aplicándole anestesia epidural o raquídea.

El cirujano hace una incisión a través del abdomen justo por encima del área púbica. Se abre el útero y el saco amniótico y se saca al bebé.

El equipo médico limpia los líquidos de la nariz y de la boca del bebé. Se pinza y se corta el cordón umbilical. El pediatra o la enfermera se asegura de que la respiración del bebé sea normal y de que el bebé esté estable.

La madre está despierta y puede escuchar y ver a su bebé. El padre u otra persona de apoyo con frecuencia puede estar con la madre durante el parto.

Mire éste video sobre: Cesárea

Indicaciones de la cesárea

La decisión para llevar a cabo una cesárea puede depender del obstetra, del sitio del parto y de los partos anteriores o antecedentes médicos de la mujer. Algunas razones para practicar una cesárea en lugar del parto vaginal son:

Razones relacionadas con el bebé:

  • Frecuencia cardíaca anormal en el bebé
  • Posición anormal del bebé dentro del útero, como cruzado (transverso) o con los pies por delante (parto de nalgas)
  • Problemas del desarrollo del feto como hidrocefalia o espina bífida
  • Múltiples bebes dentro del útero (trillizos y algunos embarazos de gemelos)

Razones relacionadas con la madre:

  • Infección activa de herpes genital
  • Fibroides uterinos grandes en la parte baja del útero cerca al cuello uterino
  • Infección por VIH en la madre
  • Cirugía uterina previa, que incluye miomectomía y cesáreas anteriores
  • Enfermedad grave en la madre, como cardiopatía, toxemia, preeclampsia o eclampsia

Problemas con el trabajo de parto o nacimiento:

  • La cabeza del bebé es muy grande para pasar a través de la pelvis de la madre (desproporción cefalopélvica)
  • Trabajo de parto prolongado o detenido
  • Bebé muy grande (macrosomía)

Problemas con la placenta o el cordón umbilical:

Cuales son los riesgos de la cesárea

Una cesárea es un procedimiento muy seguro y la tasa de complicaciones serias es extremadamente baja. Sin embargo, ciertos riesgos son más altos después de una cesárea que después de un parto vaginal y abarcan:

  • Infección de la vejiga o el útero
  • Lesión a las vías urinarias
  • Lesión al bebé

Una cesárea también puede causar problemas en futuros embarazos y comprende un riesgo mayor de:

  • Placenta previa
  • Placenta que crece dentro del músculo del útero y tiene problema para separarse después de que el bebé nace (placenta adherida)
  • Ruptura uterina

Todas las cirugías conllevan riesgos. Los riesgos debido a la anestesia pueden abarcar:

  • Reacciones a los medicamentos
  • Problemas respiratorios

Los riesgos relacionados con la cirugía en general pueden abarcar:

  • Sangrado
  • Coágulos de sangre en las venas pélvicas o de la pierna
  • Infección

Después de la cesárea

La mayoría de las madres y los niños se recuperan bien, con pocos problemas.

Ver el articulo completo