#wpv-column-3f5b6fd4eebf789448c977eba10b3737 p,#wpv-column-3f5b6fd4eebf789448c977eba10b3737 em,#wpv-column-3f5b6fd4eebf789448c977eba10b3737 .column-title,#wpv-column-3f5b6fd4eebf789448c977eba10b3737 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-3f5b6fd4eebf789448c977eba10b3737 .text-divider-double,#wpv-column-3f5b6fd4eebf789448c977eba10b3737 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-3f5b6fd4eebf789448c977eba10b3737 .sep,#wpv-column-3f5b6fd4eebf789448c977eba10b3737 .sep-2,#wpv-column-3f5b6fd4eebf789448c977eba10b3737 .sep-3,#wpv-column-3f5b6fd4eebf789448c977eba10b3737 td,#wpv-column-3f5b6fd4eebf789448c977eba10b3737 th,#wpv-column-3f5b6fd4eebf789448c977eba10b3737 caption{color:#70707c;}#wpv-column-3f5b6fd4eebf789448c977eba10b3737:before{background-color:transparent;}
Chequeo Ginecológico
Los reconocimientos médicos ginecológicos son las revisiones periódicas que se ha de someter la mujer con objeto de descartar una posible patología oculta que afecte a su aparato genital. Precio 125 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Coriocarcinoma

Coriocarcinoma, corioblastoma, tumor trofoblástico, corioepitelioma o neoplasia trofoblástica gestacional es una forma de cáncer de crecimiento rápido que ocurre en el útero (matriz) de una mujer.

Las células anormales empiezan en el tejido que normalmente se convertiría en placenta, el órgano que se desarrolla durante el embarazo para alimentar el feto.

El coriocarcinoma es un tipo de enfermedad trofoblástica gestacional.

Ver también:

Síntomas del coriocarcinoma

Un síntoma probable es el sangrado vaginal continuo en una mujer con antecedentes recientes de mola hidatiforme, aborto o embarazo.

Entre los síntomas adicionales se encuentran:

  • Sangrado vaginal irregular
  • Quistes ováricos
  • Hinchazón irregular del útero
  • Dolor
Causas del coriocarcinoma

El coriocarcinoma es un cáncer poco común, pero con frecuencia curable, asociado con el embarazo. Un bebé puede o no desarrollarse en estos tipos de embarazo.

El cáncer se puede desarrollar después de un embarazo normal, sin embargo, con mucha frecuencia está asociado con una mola hidatiforme completa.

El tejido anormal de la mola puede continuar creciendo incluso después de ser extirpado y puede convertirse en cáncer. Cerca de la mitad de todas las mujeres con un coriocarcinoma tuvieron una mola hidatiforme o embarazo molar.

Los coriocarcinomas también pueden ocurrir después de un aborto, embarazo ectópico o tumor genital.

Exámenes y pruebas del coriocarcinoma

Una prueba de embarazo será positiva incluso sin estar embarazada. Los niveles de la hormona del embarazo (GCH) estarán permanentemente altos.

Un examen pélvico puede revelar una hinchazón uterina continuada o un tumor.

Los análisis de sangre que se pueden hacer abarcan:

Los exámenes imagenológicos que se pueden hacer abarcan:
  • Tomografía computarizada (TC)
  • Resonancia magnética (RM)
El tratamiento del coriocarcinoma

Después de un diagnóstico inicial, se hacen una historia clínica y un examen meticuloso para constatar que el cáncer no se haya diseminado a otros órganos. La quimioterapia es el tipo principal de tratamiento.

Rara vez se requiere una histerectomía y radioterapia.

Grupos de apoyo

Para buscar información adicional, ver el artículo sobre recursos para el cáncer.

Expectativas (pronóstico)

La mayoría de las mujeres cuyo cáncer no se ha diseminado se puede curar y se preservará la función reproductiva.

La afección es difícil de curar si el cáncer se ha diseminado y se presenta una o más de las siguientes situaciones:

  • La enfermedad se ha diseminado al hígado o al cerebro
  • El nivel de la hormona del embarazo (GCH) es mayor a 40,000 mIU/mL en el momento del inicio del tratamiento
  • El cáncer retorna después de haber recibido quimioterapia anteriormente
  • Los síntomas o embarazo ocurrieron más de cuatro meses antes de que empezara el tratamiento
  • El coriocarcinoma ocurrió después de un embarazo que dio como resultado el nacimiento de un niño
Muchas mujeres (alrededor del 70%) que inicialmente tienen un pronóstico desalentador experimentan remisión (un estado libre de la enfermedad).

Complicaciones

Un coriocarcinoma puede reaparecer después del tratamiento, por lo general, al cabo de algunos meses, pero posiblemente hasta 3 años más tarde. También se pueden presentar complicaciones asociadas con la quimioterapia.

Situaciones que requieren un especialista médico

Solicite una cita con el médico si se presentan síntomas dentro del año después de la aparición de una mola hidatiforme, de experimentar un aborto (incluyendo el aborto espontáneo) o de un embarazo a término.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94