Chequeos Médicos

Los chequeos médicos y pruebas diagnósticas regulares pueden ayudar a detectar problemas antes de que comiencen. También pueden ayudar a encontrar problemas temprano, cuando las posibilidades de tratamiento y curación son mejores.

Enfermedad de legionario

Enfermedad del legionario, neumonía por Legionela o fiebre de Pontiac es una infección respiratoria aguda causada por la bacteria Legionella.

Síntomas de la enfermedad de legionario

Los síntomas tienden a empeorar durante los primeros 4 a 6 días y normalmente mejoran en otros 4 a 5 días.

Los síntomas pueden abarcar:

  • Dolor torácico
  • Expectoración de sangre
  • Fiebre
  • Síntomas gastrointestinales, tales como diarrea, náuseas, vómitos y dolor abdominal
  • Molestia generalizada, intranquilidad o indisposición general (malestar general)
  • Dolor de cabeza
  • Dolor articular
  • Falta de coordinación (ataxia)
  • Pérdida de energía
  • Rigidez y dolores musculares
  • Tos improductiva
  • Escalofríos y temblores
  • Dificultad para respirar

Causas de de la enfermedad de legionario

Las bacterias que causan la enfermedad del legionario se han encontrado en los sistemas de suministro de agua y pueden sobrevivir en ambientes cálidos, húmedos y sistemas de aire acondicionado que existen en edificaciones grandes, como los hospitales.

La mayoría de los casos son causados por Legionella pneumophila. El resto de los casos es causado por otras especies de Legionela.

No se ha demostrado que exista la propagación de la bacteria de una persona a otra.

Aunque la enfermedad se ha reportado en niños, la mayoría de las infecciones ocurre en adultos de mediana edad o en personas mayores. Normalmente, la enfermedad es menos severa en los niños.

Entre los factores de riesgo se encuentran:

Pruebas y exámenes de la enfermedad de legionario

El médico llevará a cabo un examen físico o chequeos médicos y puede escuchar sonidos anormales, llamados crepitaciones, al auscultar el tórax con un estetoscopio.

Los exámenes que se pueden hacer abarcan:

El tratamiento de la enfermedad de legionario

Los antibióticos se utilizan para combatir la infección y el tratamiento se comienza tan pronto como se sospecha la enfermedad, sin esperar la confirmación por medio de una prueba de laboratorio.

Los antibióticos comúnmente utilizados para tratar esta afección son:

  • Quinolonas (ciprofloxacina, levofloxacina, moxifloxacina o gatifloxacina)
  • Macrólidos (azitromicina, claritromicina o eritromicina)

Otros tratamientos pueden abarcar:

  • Reemplazo de líquidos y electrolitos
  • Administración de oxígeno a través de una máscara o un respirador

El pronóstico

La enfermedad del legionario es potencialmente mortal. La tasa de mortalidad es más alta en pacientes con otras enfermedades. La tasa de mortalidad en los pacientes que desarrollan esta enfermedad durante una hospitalización es cercana al 50%, en especial cuando la terapia antibiótica se inicia tardíamente.

Posibles complicaciones

  • Insuficiencia pulmonar
  • Muerte

Cuándo llamar a un médico especialista

Consulte con el médico en caso de tener cualquier tipo de problema para respirar.

Prevención de la enfermedad de legionario

El tratamiento de los sistemas de suministro de aguas puede prevenir la diseminación de esta enfermedad.

Temas relacionados sobre Enfermedad de legionario

Nombres alternativos

Neumonía por Legionela, Fiebre de Pontiac

Referencias

Edelstein PH, Ciancioti NP.

Ver el articulo completo