#wpv-column-04fe56db837f91616ec40dd9eb75c9b3 p,#wpv-column-04fe56db837f91616ec40dd9eb75c9b3 em,#wpv-column-04fe56db837f91616ec40dd9eb75c9b3 .column-title,#wpv-column-04fe56db837f91616ec40dd9eb75c9b3 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-04fe56db837f91616ec40dd9eb75c9b3 .text-divider-double,#wpv-column-04fe56db837f91616ec40dd9eb75c9b3 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-04fe56db837f91616ec40dd9eb75c9b3 .sep,#wpv-column-04fe56db837f91616ec40dd9eb75c9b3 .sep-2,#wpv-column-04fe56db837f91616ec40dd9eb75c9b3 .sep-3,#wpv-column-04fe56db837f91616ec40dd9eb75c9b3 td,#wpv-column-04fe56db837f91616ec40dd9eb75c9b3 th,#wpv-column-04fe56db837f91616ec40dd9eb75c9b3 caption{color:#70707c;}#wpv-column-04fe56db837f91616ec40dd9eb75c9b3:before{background-color:transparent;}
Consulta de Neumología con espirometría
A lo largo de los últimos años el número de pacientes afectados por las enfermedades pulmonares ha aumentado, como consecuencia del envejecimiento de la población, el aumento de la contaminación del medio ambiente y el consumo de tabaco, entre otros factores. Precio de Consulta de Neumología + espirometría 70 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Neumonía viral

Neumonía viral es una inflamación (irritación e hinchazón) de los pulmones debido a una infección con un virus.

Ver también:

Síntomas de Neumonía viral

Los síntomas de neumonía viral a menudo comienzan de manera lenta y es posible que no sean serios al principio.

Los síntomas de neumonía más comunes son:

  • Tos (con algunas neumonías, usted puede expectorar moco o incluso moco con sangre)
  • Fiebre, que puede ser leve o alta
  • Escalofríos con temblores
  • Dificultad respiratoria (puede sólo ocurrir cuando sube escaleras)
Otros síntomas abarcan:
  • Confusión, especialmente en personas mayores
  • Sudoración excesiva y piel húmeda
  • Dolor de cabeza
  • Inapetencia, baja energía y fatiga
  • Dolor torácico agudo u opresivo que empeora cuando usted respira profundamente o tose
  • Fatiga
Causas, incidencia y factores de riesgo

La neumonía viral es más probable que se presente en niños pequeños y adultos mayores, debido a que sus cuerpos tienen más dificultad para combatir el virus.

La neumonía viral casi siempre es causada por uno de varios virus:

  • Adenovirus
  • Influenza
  • Parainfluenza
  • Virus sincicial respiratorio
Las personas que se encuentran en mayor riesgo de contraer una neumonía viral más seria a menudo tienen un sistema inmunitario debilitado e incluyen:
  • Pacientes adultos con VIH/SIDA
  • Bebés que nacen muy prematuros
  • Niños con problemas cardíacos y pulmonares
  • Personas que reciben quimioterapia para el cáncer u otros medicamentos que debilitan el sistema inmunitario
  • Receptores de trasplante de órganos
Exámenes y pruebas

Cuando se sospecha que una persona tiene neumonía, debe someterse a una evaluación médica completa, que incluye un examen físico o chequeos médicos completo y una radiografía del tórax, en especial dado que el examen físico o chequeos médicos no siempre puede diferenciar la neumonía de una bronquitis aguda u otras infecciones respiratorias.

Dependiendo de la gravedad de la enfermedad, se pueden hacer otros estudios, como:

El tratamiento

La neumonía viral no se trata con antibióticos. La medicación sólo funciona contra la neumonía por influenza. Estos medicamentos se denominan antivirales.

El tratamiento también puede implicar:

  • Aumento de la ingesta de líquidos
  • Oxígeno
  • Uso de humidificadores
La hospitalización puede ser necesaria para prevenir la deshidratación y ayudar con la respiración si la infección es seria.

A usted muy probablemente lo hospitalizarán si:

  • Tiene más de 65 años o es un niño pequeño
  • Es incapaz de cuidar de sí mismo en el hogar o es incapaz de comer o beber
  • Tiene otro problema de salud serio, como una afección cardíaca o renal
  • Ha estado tomando antibióticos en casa y no está mejorando
  • Tiene síntomas graves
Usted puede tomar estas medidas en casa:
  • Controlar la fiebre con ácido acetilsalicílico (Aspirina), medicamentos antinflamatorios no esteroides (AINES, como ibuprofeno o naproxeno) o paracetamol. No les dé ácido acetilsalicílico a los niños.
  • No tomar antitusígenos sin hablar primero con su médico.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94