Chequeos Médicos

Los chequeos médicos y pruebas diagnósticas regulares pueden ayudar a detectar problemas antes de que comiencen. También pueden ayudar a encontrar problemas temprano, cuando las posibilidades de tratamiento y curación son mejores.
Precio de los chequeos: desde 90 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Neumonía viral

Neumonía viral es una inflamación (irritación e hinchazón) de los pulmones debido a una infección con un virus.

Ver también:

Síntomas de Neumonía viral

Los síntomas de neumonía viral a menudo comienzan de manera lenta y es posible que no sean serios al principio.

Los síntomas de neumonía más comunes son:

  • Tos (con algunas neumonías, usted puede expectorar moco o incluso moco con sangre)
  • Fiebre, que puede ser leve o alta
  • Escalofríos con temblores
  • Dificultad respiratoria (puede sólo ocurrir cuando sube escaleras)

Otros síntomas abarcan:

  • Confusión, especialmente en personas mayores
  • Sudoración excesiva y piel húmeda
  • Dolor de cabeza
  • Inapetencia, baja energía y fatiga
  • Dolor torácico agudo u opresivo que empeora cuando usted respira profundamente o tose
  • Fatiga

Causas, incidencia y factores de riesgo

La neumonía viral es más probable que se presente en niños pequeños y adultos mayores, debido a que sus cuerpos tienen más dificultad para combatir el virus.

La neumonía viral casi siempre es causada por uno de varios virus:

  • Adenovirus
  • Influenza
  • Parainfluenza
  • Virus sincicial respiratorio

Las personas que se encuentran en mayor riesgo de contraer una neumonía viral más seria a menudo tienen un sistema inmunitario debilitado e incluyen:

  • Pacientes adultos con VIH/SIDA
  • Bebés que nacen muy prematuros
  • Niños con problemas cardíacos y pulmonares
  • Personas que reciben quimioterapia para el cáncer u otros medicamentos que debilitan el sistema inmunitario
  • Receptores de trasplante de órganos

Exámenes y pruebas

Cuando se sospecha que una persona tiene neumonía, debe someterse a una evaluación médica completa, que incluye un examen físico o chequeos médicos completo y una radiografía del tórax, en especial dado que el examen físico o chequeos médicos no siempre puede diferenciar la neumonía de una bronquitis aguda u otras infecciones respiratorias.

Dependiendo de la gravedad de la enfermedad, se pueden hacer otros estudios, como:

El tratamiento

La neumonía viral no se trata con antibióticos. La medicación sólo funciona contra la neumonía por influenza. Estos medicamentos se denominan antivirales.

El tratamiento también puede implicar:

  • Aumento de la ingesta de líquidos
  • Oxígeno
  • Uso de humidificadores

La hospitalización puede ser necesaria para prevenir la deshidratación y ayudar con la respiración si la infección es seria.

A usted muy probablemente lo hospitalizarán si:

  • Tiene más de 65 años o es un niño pequeño
  • Es incapaz de cuidar de sí mismo en el hogar o es incapaz de comer o beber
  • Tiene otro problema de salud serio, como una afección cardíaca o renal
  • Ha estado tomando antibióticos en casa y no está mejorando
  • Tiene síntomas graves

Usted puede tomar estas medidas en casa:

  • Controlar la fiebre con ácido acetilsalicílico (Aspirina), medicamentos antinflamatorios no esteroides (AINES, como ibuprofeno o naproxeno) o paracetamol. No les dé ácido acetilsalicílico a los niños.
  • No tomar antitusígenos sin hablar primero con su médico. Pueden dificultarle al cuerpo la expectoración del esputo adicional.
  • Tomar bastantes líquidos para ayudar a aflojar las secreciones y sacar la flema.
  • Descansar mucho. Procure que otra persona realice las tareas domésticas.

Ver el articulo completo

2017 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 460 80 00