Ilustración: Cefalea en Racimo
Consulta de Neurología

En la Unidad de Neurología de la Clínica DAM, proporcionamos servicios de prevención, diagnóstico y tratamiento de todas las patologías que afectan al sistema nervioso central, el sistema nervioso periférico y el sistema nervioso autónomo.
Precio de la consulta 50 €

Cefalea en racimo

Cefalea en racimo, cefalea histamínica, neuralgia migrañosa, dolor de cabeza histamínico o cefalea en brotes es un dolor que afecta un lado de la cabeza y puede involucrar lagrimeo de los ojos y congestión nasal. Los ataques ocurren regularmente durante una semana hasta un año, separados por períodos prolongados sin dolor, que duran al menos 1 mes y posiblemente más tiempo.

Ver también:

Síntomas de la cefalea en racimo

Una cefalea en brotes comienza como un dolor de cabeza súbito e intenso. El dolor de cabeza ataca más comúnmente de dos a tres horas después de quedarse dormido, por lo general durante la fase del sueño (movimientos oculares rápidos o MOR). Sin embargo, el dolor de cabeza puede ocurrir mientras usted está despierto y tiende a ocurrir a la misma hora del día.

El dolor ocurre en un lado de la cabeza y se puede describir como:

  • Urente
  • Agudo
  • Constante

El dolor puede ocurrir en, detrás y alrededor de un ojo y puede:

  • Abarcar un lado de la cara, desde el cuello hasta la sien.
  • Empeorar rápidamente, llegando a su pico máximo al cabo de 5 a 10 minutos.

El dolor más fuerte puede durar de 30 minutos a 2 horas.

El ojo y la nariz en el mismo lado del dolor de cabeza también pueden resultar afectados. Los síntomas pueden abarcar:

  • Hinchazón debajo o alrededor de los ojos (puede afectar ambos ojos)
  • Lagrimeo excesivo
  • Ojo rojo
  • Rinorrea (secreción nasal) o congestión nasal en un lado (el mismo lado donde se presenta el dolor de cabeza)
  • Cara sonrojada, enrojecida

Las cefaleas en brotes pueden ocurrir a diario durante meses, alternando con períodos sin dolores de cabeza (episódicos) o pueden ser recurrentes durante un año o más sin interrupciones (crónicos).

Causas de la cefalea en racimo

Las cefaleas en brotes son una forma bastante común de dolores de cabeza repetitivos y crónicos y son más frecuentes en los hombres que en las mujeres. Estas cefaleas pueden presentarse a cualquier edad, pero son más comunes en la adolescencia y la mediana edad, y tienden a ser hereditarias.

Los científicos no saben exactamente qué causa las cefaleas en brotes, pero parecen estar relacionadas con una liberación súbita de histamina o de serotonina del cuerpo.

Los siguientes factores pueden desencadenar los ataques de cefaleas en brotes:

  • Consumo de alcohol y de cigarrillo
  • Grandes alturas (senderismo, viajes aéreos)
  • Luz brillante (incluyendo la luz solar)
  • Esfuerzo
  • Calor (clima cálido, baños calientes)
  • Alimentos ricos en nitritos (como el tocino y las carnes en conserva)
  • Ciertos medicamentos
  • Cocaína

Exámenes y pruebas de la cefalea en racimo

El médico especialista puede diagnosticar este tipo de dolor de cabeza llevando a cabo un examen físico o chequeos médicos y haciendo preguntas acerca de los síntomas y la historia clínica.

Si el examen físico o chequeos médicos se realiza durante un ataque, por lo general revelará la presencia del síndrome de Horner (párpado caído o pupila pequeña en un solo lado). Estos síntomas no se presentarán otras veces. Igualmente, no se observarán otros cambios neurológicos.

Exámenes, como la resonancia magnética de la cabeza, pueden ser necesarios para descartar otras causas de los dolores de cabeza.

El tratamiento de la cefalea en racimo

El tratamiento no cura las cefaleas en brotes y su objetivo es aliviar los síntomas.

Ver el articulo completo