Consulta de Oftalmología

Los expertos profesionales que trabajan en la Clínica DAM tienen un amplia experiencia que les avala en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades relacionadas con la visión.
Precio de la consulta 50 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Ardor de ojo, prurito y secreción

Ardor de ojo, prurito y secreción u ojos que presentan ardor y prurito se caracteriza por ardor, prurito o secreción de los ojos de cualquier sustancia que no sea lágrimas.

Consideraciones generales

Algunas veces, el ardor y el prurito en los ojos se deben a los contaminantes ambientales que podrían ser eliminados por algún tipo de acción social. Si el humo de tabaco es molesto, dicha molestia se debe manifestar y, en caso de que una planta industrial esté contaminando, se recomienda comunicarse con la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) en los Estados Unidos para lograr soluciones.

Causas comunes

  • Alergias, incluyendo alergias estacionales o fiebre de heno
  • Conjuntivitis o conjuntivitis aguda ( infección viral de la superficie ocular)
  • Irritantes en el aire (humo de cigarrillo o smog)
  • Irritantes químicos (como el cloro en una piscina o el maquillaje)
  • Infecciones bacterianas

Cuidados en el hogar

Se deben aplicar compresas frías para mitigar el prurito. En caso de costras en los párpados, se deben aplicar compresas calientes con suavidad para ablandarlas y lavar suavemente los párpados con champú de bebé, usando un aplicador de algodón, para removerlas.

Otra forma de aliviar los síntomas es con el uso de gotas oculares varias veces al día (4 a 6 veces), pero se deben evitar las gotas de venta libre distintas a las lágrimas artificiales, ya que a la larga empeoran los síntomas.

El ardor y el prurito causados por alergias o químicos pueden ser muy molestos. Se debe tratar de determinar si la causa de la alergia es una mascota, el polen estacional o cosméticos irritantes. Es posible que las lágrimas artificiales refrigeradas sean un buen calmante al igual que las gotas de antihistamina, las cuales están disponibles bajo prescripción médica.

La conjuntivitis aguda o la conjuntivitis viral ocasiona ojos rojos o inyectados de sangre y lagrimeo excesivo. Si se sospecha de conjuntivitis aguda, se recomienda lavar las manos con frecuencia y evitar tocar el ojo sano; la infección seguirá su curso en más o menos 10 días.

La conjuntivitis bacteriana no es común, pero se debe buscar asistencia médica si se presenta secreción ocular blanca, amarilla o verdosa.

Se debe llamar al médico si

  • Se presenta disminución en la visión
  • Hay dolor ocular excesivo o sensibilidad ante la luz
  • La secreción es espesa, verdosa o similar al pus

Lo que se puede esperar en la clínica

Se elabora la historia clínica y se lleva a cabo un examen físico.

Las preguntas de la historia clínica que documentan en detalle los síntomas pueden ser:

  • ¿Cuál es el aspecto de la secreción?
    • ¿Es espesa?
    • ¿Es de color amarillo?
    • ¿Es purulenta?
    • ¿Es de color verde?
    • ¿Es sanguinolenta?
    • ¿Es transparente?
  • Otras:

El examen físico o chequeos médicos puede abarcar la evaluación de la visión, de los movimientos oculares, de los párpados y la reacción de las pupilas a la luz.

Intervención:

Se pueden prescribir los antihistamínicos en forma de gotas o ungüentos oftálmicos. Los ungüentos para los ojos similares a la cortisona no se prescriben muy a menudo, ya que aunque reducen muchos tipos de inflamación, ciertas infecciones como el herpes pueden empeorar con su uso.

Ver el articulo completo

2017 © Copyright - Clínica DAM