#wpv-column-19b8e9664f92b03e2ba7c6e505208dea p,#wpv-column-19b8e9664f92b03e2ba7c6e505208dea em,#wpv-column-19b8e9664f92b03e2ba7c6e505208dea .column-title,#wpv-column-19b8e9664f92b03e2ba7c6e505208dea .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-19b8e9664f92b03e2ba7c6e505208dea .text-divider-double,#wpv-column-19b8e9664f92b03e2ba7c6e505208dea .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-19b8e9664f92b03e2ba7c6e505208dea .sep,#wpv-column-19b8e9664f92b03e2ba7c6e505208dea .sep-2,#wpv-column-19b8e9664f92b03e2ba7c6e505208dea .sep-3,#wpv-column-19b8e9664f92b03e2ba7c6e505208dea td,#wpv-column-19b8e9664f92b03e2ba7c6e505208dea th,#wpv-column-19b8e9664f92b03e2ba7c6e505208dea caption{color:#70707c;}#wpv-column-19b8e9664f92b03e2ba7c6e505208dea:before{background-color:transparent;}
Chequeo Oftalmológico
Los niños deben someterse a su primer examen de tres y cinco años, y deben continuar recibiendo exámenes de la vista cada año. Los adultos con problemas de visión deben tener el chequeo de ojos cada 5 años. A partir de los 40 años de edad, los adultos deben tener un examen oftalmológico cada 2 años. Después de 65 años de edad, realizarse un examen anual. Precio 125 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Parálisis braquial en recién nacidos

Parálisis braquial en recién nacidos, parálisis de Klumpke, parálisis de Erb-Duchenne o parálisis de Erb es una pérdida del movimiento o debilidad del brazo que ocurre cuando se presenta daño al conjunto de nervios alrededor del hombro durante el nacimiento.

Este grupo de nervios se denomina el plexo braquial.

Síntomas de la parálisis braquial en recién nacidos

Los síntomas se pueden ver inmediatamente o poco después del nacimiento y pueden abarcar:

  • El recién nacido no está moviendo la parte superior o inferior del brazo o la mano
  • Ausencia del reflejo de Moro en el lado afectado
  • Brazo flexionado (doblado) en el codo y apoyado contra el cuerpo
  • Disminución del agarre en el lado afectado
Causas de la parálisis braquial en recién nacidos

Los nervios del plexo braquial se pueden lesionar durante un parto difícil a raíz de:

  • Tracción de la cabeza y el cuello del bebé hacia el lado a medida que los hombros están atravesando la vía del parto
  • Tracción de los hombros durante un parto cefálico
  • Presión sobre los brazos levantados del bebé durante un parto de nalgas (primero los pies)
Existen diferentes formas de parálisis braquial en un bebé y su tipo depende del grado de la parálisis del brazo:
  • Lesiones del plexo braquial que afectan típicamente sólo la parte superior del brazo
  • Parálisis de Erb que afecta la parte superior e inferior del brazo
  • Parálisis de Klumpke que afecta la mano y el niño puede tener también un párpado caído en el lado opuesto
Los siguientes factores incrementan el riesgo de una parálisis braquial:
  • Parto de nalgas
  • Recién nacido mayor al promedio (como el bebé de una madre diabética)
  • Dificultad para pasar el hombro del bebé después de que la cabeza ya ha salido (denominada distocia del hombro)
La parálisis braquial es menos común ahora que las técnicas obstétricas han mejorado. La cesárea se utiliza con mayor frecuencia cuando hay preocupación acerca de un parto difícil.

La parálisis braquial se puede confundir con una afección llamada seudoparálisis. El bebé tiene una fractura y no está moviendo el brazo debido al dolor, pero no ha habido ningún daño a los nervios.

Exámenes y pruebas de la parálisis braquial en recién nacidos

Un examen físico o chequeos médicos por lo regular muestra que el bebé no está moviendo la parte superior o inferior del brazo o la mano. El brazo afectado puede tambalear cuando el bebé se voltea de una lado para otro.

El reflejo de Moro está ausente en el lado con el plexo braquial o lesión del nervio.

Se hará un examen cuidadoso de la clavícula para buscar una fractura. Algunas veces, será necesario tomarle una radiografía al bebé de este hueso.

Tratamiento de la parálisis braquial en recién nacidos

Para los casos leves, se recomiendan masajes suaves en el brazo y ejercicios de rango de movimiento. Los casos más graves pueden requerir evaluación por parte de algunos especialistas.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94