#wpv-column-1d3d9f2bd7b26a3fc7d4d0ba56ecfa3a p,#wpv-column-1d3d9f2bd7b26a3fc7d4d0ba56ecfa3a em,#wpv-column-1d3d9f2bd7b26a3fc7d4d0ba56ecfa3a .column-title,#wpv-column-1d3d9f2bd7b26a3fc7d4d0ba56ecfa3a .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-1d3d9f2bd7b26a3fc7d4d0ba56ecfa3a .text-divider-double,#wpv-column-1d3d9f2bd7b26a3fc7d4d0ba56ecfa3a .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-1d3d9f2bd7b26a3fc7d4d0ba56ecfa3a .sep,#wpv-column-1d3d9f2bd7b26a3fc7d4d0ba56ecfa3a .sep-2,#wpv-column-1d3d9f2bd7b26a3fc7d4d0ba56ecfa3a .sep-3,#wpv-column-1d3d9f2bd7b26a3fc7d4d0ba56ecfa3a td,#wpv-column-1d3d9f2bd7b26a3fc7d4d0ba56ecfa3a th,#wpv-column-1d3d9f2bd7b26a3fc7d4d0ba56ecfa3a caption{color:#70707c;}#wpv-column-1d3d9f2bd7b26a3fc7d4d0ba56ecfa3a:before{background-color:transparent;}
Resonancia Magnetica de Cerebral
En muchos casos, la RM da información que no puede ser visto en rayos X, ecografía o TAC. La resonancia magnética de la cabeza puede ser utilizado para buscar la causa de dolores de cabeza. Precio 270 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Parkinsonismo secundario

Parkinsonismo secundario es similar al Parkinson, pero es causado por ciertos medicamentos, un trastorno diferente del sistema nervioso u otra enfermedad.

Síntomas del parkinsonismo secundario

Los síntomas del parkinsonismo pueden comprender:

  • Disminución en la expresión facial
  • Dificultad para comenzar y controlar el movimiento
  • Voz suave
  • Algunos tipos de parálisis
  • Rigidez del tronco, los brazos o las piernas
  • Temblor
Aunque los problemas cognitivos no son comunes en el mal de Parkinson, pueden ser más probables en el parkinsonismo secundario. Esto se debe a que las enfermedades que causan este último con mucha frecuencia llevan a que se presente demencia.

Para obtener una descripción más detallada de los síntomas, ver el artículo: Parkinson.

Causas del parkinsonismo secundario

El mal de Parkinson es uno de los trastornos del sistema nervioso (neurológicos) más comunes entre los ancianos. El término “parkinsonismo” se refiere a cualquier afección que ocasiona movimientos anormales de tipo Parkinson, los cuales son causados por cambios o destrucción de las células nerviosas (neuronas) que producen el químico dopamina en una cierta área del cerebro.

El parkinsonismo secundario puede ser causado por trastornos como:

Otros trastornos también pueden dañar las neuronas de dopamina y producir esta afección, como:
Otra causa común de parkinsonismo secundario son los medicamentos, como:
  • Antipsicóticos (haloperidol)
  • Metoclopramida
  • Fenotiazinas
Si ellos dañan el área cerebral que contiene las neuronas de dopamina, lo siguiente puede causar parkinsonismo secundario:
Ha habido casos de parkinsonismo secundario entre consumidores de drogas intravenosas que se inyectaron una sustancia llamada MPTP, la cual se puede producir cuando se fabrica una forma de heroína. Estos casos son raros y han afectado en su mayoría a drogadictos crónicos.

El parkinsonismo secundario causado por antipsicóticos y otros medicamentos generalmente es reversible si se identifica pronto. Sin embargo, puede ser irreversible si es causado por:

  • Daño cerebral relacionado con drogas
  • Infecciones
  • Toxinas
Pruebas diagnósticas del parkinsonismo secundario

El médico especialista puede diagnosticar el parkinsonismo secundario con base en su historia clínica, los síntomas que se presentan y el examen físico. Sin embargo, los síntomas pueden ser difíciles de evaluar particularmente en los ancianos.

El examen puede mostrar:

  • Dificultad para iniciar o suspender los movimientos voluntarios
  • Aumento del tono muscular
  • Problemas con la postura
  • Marcha lenta y lerda
  • Temblores de tipo Parkinson
Los reflejos generalmente son normales.

Los exámenes generalmente no son específicos para el parkinsonismo secundario, pero se pueden utilizar para confirmar o descartar otros trastornos que pueden ocasionar síntomas similares.

El tratamiento del parkinsonismo secundario

El tratamiento está encaminado a controlar los síntomas. Si los síntomas son leves, es posible que no se requiera tratamiento.

Si la afección es causada por un medicamento, se deben sopesar los beneficios del medicamento frente a la severidad de los síntomas y se deben suspender o cambiar si los riesgos superan a los beneficios.

El tratamiento de afecciones subyacentes, como accidente cerebrovascular o infecciones, puede reducir los síntomas.

Si los síntomas interfieren con la capacidad de realizar las actividades cotidianas, se pueden utilizar medicamentos.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94