Ilustración: La Pericarditis Constrictiva
Consulta de Cardiología

La consulta de cardiología es un paquete completo de alta gama, que consta de eletrocardiograma, ecocardiograma doppler color.
Precio de consulta 50 €

Ilustración: La Pericarditis Constrictiva

Pericarditis constrictiva

Pericarditis constrictiva o pericarditis por constricción cardíaca es una inflamación prolongada (crónica) de la cubierta en forma de saco del corazón (el pericardio) con engrosamiento, cicatrización y rigidez muscular (contractura).

Ver también:

Síntomas de la pericarditis constrictiva

Los síntomas de pericarditis constrictiva crónica abarcan:

Causas de la pericarditis constrictiva

La pericarditis constrictiva es causada con mayor frecuencia por afecciones o procedimientos que provocan el desarrollo de inflamación alrededor del corazón, como:

Las causas menos frecuentes abarcan:

  • Acumulación anormal de líquido en la cubierta del corazón debido a infección bacteriana o viral o complicaciones quirúrgicas
  • Mesotelioma

La pericarditis constrictiva también puede desarrollarse sin causa aparente.

La inflamación hace que la cubierta del corazón se vuelva gruesa y rígida, llevando a que dicho órgano tenga dificultad para expandirse apropiadamente cuando palpita. Como resultado, las cámaras cardíacas no se llenan con suficiente sangre. La sangre se represa detrás del corazón, causando la hinchazón de éste y otros síntomas de insuficiencia cardíaca.

La afección es relativamente infrecuente en niños.

Pruebas diagnósticas de la pericarditis constrictiva

La pericarditis constrictiva es muy difícil de diagnosticar. Los signos y síntomas son similares a la miocardiopatía restrictiva y el taponamiento cardíaco. El médico necesita descartar estas afecciones al hacer un diagnóstico.

Un examen físico o chequeos médicos puede mostrar que las venas del cuello sobresalen, sugiriendo un aumento de la presión arterial en el área, lo cual se denomina el signo de Kussmaul. El médico especialista puede notar ruidos cardíacos distantes o débiles al auscultar el tórax con un estetoscopio.

El examen físico o chequeos médicos también puede revelar hinchazón del hígado y líquido en el área ventral.

Se pueden pedir los siguientes exámenes:

El tratamiento de la pericarditis constrictiva

El objetivo del tratamiento es mejorar el funcionamiento cardíaco. Se debe identificar la causa y tratarla, lo cual puede abarcar antibióticos, medicamentos antituberculosos u otros tratamientos.

Con frecuencia, se prescriben diuréticos en pequeñas dosis para ayudarle al cuerpo a eliminar el exceso de líquido. Los analgésicos se pueden necesitar para controlar el dolor.

Se puede recomendar la disminución de la actividad para algunos pacientes.

Igualmente se puede aconsejar una dieta baja en sodio.

El tratamiento definitivo es un tipo de cirugía, llamada pericardiectomía, que implica el corte o extirpación de la cicatriz y parte de la cubierta similar a un saco del corazón.

Expectativas (pronóstico)

La pericarditis constrictiva puede ser potencialmente mortal si se deja sin tratamiento.

Sin embargo, la cirugía para tratar la afección está asociada con una alta tasa de complicaciones y generalmente se reserva para pacientes con síntomas graves.

Complicaciones

Situaciones que requieren un especialista médico

Consulte con el médico si tiene síntomas de pericarditis constrictiva.

Prevención de la pericarditis constrictiva

En algunos casos, la pericarditis constrictiva no se puede prevenir.

Sin embargo, las afecciones que puedan llevar a la pericarditis constrictiva se deben tratar de manera adecuada.

Temas relacionados sobre Pericarditis constrictiva

Nombres alternativos

Pericarditis por constricción cardíaca

Referencias

LeWinter MM.

Ver el articulo completo