Consulta de Alergología

En el departamento de Alergología realizamos todas las pruebas necesarias para averiguar las causas, identificando los alergenos causantes del problema.
Precio de consulta 50 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Mordedura o picadura de insectos

Las mordedura o picadura de insectos pueden causar una reacción cutánea inmediata. Las mordeduras de las hormigas rojas y las picaduras de abejas, avispas y avispones generalmente son dolorosas. Es más probable que las picaduras de mosquitos, pulgas y ácaros causen picazón antes que dolor.

Consideraciones generales

En la mayoría de los casos, las mordeduras y picaduras de insectos se pueden tratar en casa fácilmente. Sin embargo, algunas personas tienen una reacción alérgica grave a dichas mordeduras y picaduras. Esta es una reacción alérgica potencialmente mortal conocida como anafilaxia y requiere atención médica urgente. Las reacciones severas pueden afectar al cuerpo entero y pueden ocurrir muy rápidamente, a menudo en cuestión de unos pocos minutos. Sin tratamiento, estas reacciones severas pueden convertirse en mortales rápidamente. Llame al número local de emergencias (112 en España) si usted se encuentra con alguien que presente dolor torácico, hinchazón de cara o boca, dificultad para deglutir, dificultad para respirar o entra en shock.

Algunas picaduras de arañas, como la viuda negra o la reclusa parda, también son serias y pueden ser mortales. La mayoría de las picaduras de arañas, sin embargo, son inofensivas. Si lo pica un insecto o una araña, lleve el animal para su identificación si esto se puede hacer de manera rápida y segura.

Síntomas de Mordedura o picadura de insectos

Los síntomas que no implican una urgencia varían de acuerdo con el tipo de insecto y el individuo. La mayoría de las personas experimentan dolor localizado, enrojecimiento, hinchazón o picazón. También se puede experimentar una sensación de ardor, entumecimiento u hormigueo.

Primeros auxilios

Para emergencias (reacciones severas):

  1. Examine las vías respiratorias y la respiración de la persona. Si es necesario, llame al número local de emergencias (112 en España) e inicie respiración boca a boca y RCP.
  2. Conforte a la persona, tratando de mantenerla calmada.
  3. Quite anillos cercanos y artículos que puedan constreñir debido a que el área afectada se puede hinchar.
  4. Utilice el estuche de epinefrina (Epi-pen) de la persona o cualquier otro artículo de botiquín de primeros auxilios, si existe uno (algunas personas que tienen reacciones severas a insectos llevan uno consigo.)
  5. Si es necesario, trate a la persona en caso de señales de shock y acompáñela hasta que llegue la asistencia médica.

Medidas generales para la mayoría de mordeduras y picaduras:

  1. Retire el aguijón si está presente raspando con la parte posterior de una tarjeta de crédito o algún otro objeto de borde recto. No utilice pinzas, ya que éstas pueden apretar el saco del veneno y aumentar la cantidad de veneno liberado.
  2. Lave muy bien el área afectada con agua y jabón.
  3. Cubra el sitio de la picadura con hielo (envuelto en un trozo de tela) por 10 minutos, retírelo por 10 minutos y repita el proceso.
  4. Si es necesario, tome un antihistamínico o aplique cremas que reduzcan la picazón.
  5. Durante los siguientes días, esté atento a señales de infección (como aumento del enrojecimiento, hinchazón o dolor).

No se debe

  • NO aplique torniquetes.
  • NO le administre a la persona estimulantes, ácido acetilsalicílico (Aspirina) ni cualquier otro medicamento para el dolor, a menos que el médico lo prescriba.

Se debe buscar asistencia médica de emergencia si

Llame al número local de emergencias (como el 112 en España) si la persona está teniendo una reacción severa como:

  • Dificultad para respirar, respiración entrecortada o sibilante
  • Hinchazón en cualquier parte de la cara o en la boca
  • Opresión en la garganta o dificultad para deglutir
  • Sensación de debilidad
  • Tornarse morada

Prevención

  • Evite en lo posible provocar a los insectos.

Ver el articulo completo

2017 © Copyright - Clínica DAM