Diagnóstico por imagen El diagnóstico por imagen permite a los médicos observar el interior de su cuerpo en busca de pistas sobre una condición médica. Resonancias magnéticas, Tomografías computerizadas (TAC), Radiología, Ecografías, Ecodoppler… Precio de las pruebas: desde 40 € CITA PREVIA » Radiografías, TAC, RM » Pielografía intravenosa Pielografía intravenosa Pielografía intravenosa, PIV, pielograma intravenoso o urografía excretora es una prueba especial de los riñones, la vejiga y los uréteres con el uso de rayos X. Forma en que se realiza la prueba Una pielografía intravenosa se lleva a cabo en la sala de radiología de un hospital o en la consulta del médico, por parte de un técnico en rayos X. Será necesario vaciar la vejiga inmediatamente antes de que comience el procedimiento. El médico inyectará un medio de contraste (tinte) a base de yodo dentro de una vena en el brazo. Se toman una serie de imágenes radiográficas en diferentes momentos para ver la forma como los riñones eliminan el tinte y la forma como se acumula en la orina. Se puede utilizar un dispositivo de compresión (un cinturón ancho que contiene dos globos que se pueden inflar) para mantener el material de contraste en los riñones. Será necesario permanecer inmóvil durante el procedimiento, el cual puede tomar hasta una hora. Antes de tomar la imagen final, se solicitará orinar de nuevo para ver cómo se ha vaciado la vejiga. Después del procedimiento, usted puede reanudar la dieta normal y los medicamentos. Se recomienda beber mucho líquido para ayudar a eliminar todo el medio de contraste del cuerpo. Preparación para la prueba Como sucede con todos los procedimientos de rayos X, coméntele al médico si: El médico le dirá si puede comer o beber antes de este examen. Es posible que le suministren un laxante para que lo tome…