Consulta de Urología

La dedicación de nuestros urólogos especialistas posibilita la realización de consultas médicas y pruebas en lapsos de tiempo reducidos, obteniendo a menudo resultados en menos de 3 días.
Precio de la consulta 50 €


Ilustración:

Infección urinaria de niños

Infección urinaria de niños, cistitis en niños, infección vesical en niños, infección renal en niños o pielonefritis en niños es una infección bacteriana de las vías urinarias. Este artículo aborda las infecciones urinarias en niños.

Las vías urinarias abarcan:

  • La vejiga
  • Los riñones
  • Los uréteres (conductos que llevan la orina desde cada riñón hasta la vejiga)
  • La uretra (el conducto que saca la orina desde la vejiga hacia fuera)

Ver también:

Síntomas de la infección urinaria de niños

Los niños pequeños con infecciones urinarias pueden sólo tener fiebre, inapetencia, vómitos o no tener síntomas en absoluto.

La mayoría de las infecciones urinarias en los niños sólo comprometen la vejiga. Si la infección se disemina a los riñones, se denomina pielonefritis y puede ser más seria.

Los síntomas de una infección vesical en niños abarcan:

Los síntomas de que la infección puede haberse diseminado a los riñones abarcan:

  • Escalofrío con tembladera
  • Fiebre
  • Piel caliente o enrojecida
  • Náuseas
  • Dolor de costado o de espalda
  • Dolor intenso en el área abdominal
  • Vómitos

Causas de la infección urinaria de niños

Las infecciones urinarias pueden ocurrir cuando las bacterias encuentran el camino hacia la vejiga o los riñones. Estas bacterias normalmente se encuentran en la piel alrededor del ano o algunas veces alrededor de la vagina.

Normalmente, no hay ninguna bacteria en las vías urinarias en sí. Sin embargo, ciertas cosas pueden facilitar la entrada o permanencia de bacterias en dichas vías urinarias. Éstas abarcan:

  • Un problema en las vías urinarias, llamado reflujo vesicoureteral, que normalmente está presente al nacer. Esta afección permite que la orina fluya de nuevo hacia los uréteres y los riñones.
  • Enfermedades del sistema nervioso o del cerebro (como el mielomeningocele, lesión de la médula espinal, hidrocefalia) que dificultan vaciar completamente la vejiga.
  • Baños de burbuja o prendas de vestir demasiado estrechas (niñas).
  • Cambios o anomalías congénitas en la estructura de las vías urinarias.
  • No orinar con la suficiente frecuencia durante el día.
  • Limpiarse de atrás (cerca del ano) hacia adelante después de ir al baño. En las niñas, esto puede llevar bacterias hasta la abertura por donde sale la orina.

Las infecciones urinarias son más comunes en las niñas, especialmente alrededor de los tres años apenas empiezan con la educación de los esfínteres. En los niños incircuncisos, el riesgo de una infección urinaria es ligeramente más alto antes de cumplir el primer año de vida.

Pruebas y exámenes de la infección urinaria de niños

Se necesita una muestra de orina para diagnosticar una infección urinaria en los niños. La muestra se examina bajo un microscopio y se envía a un laboratorio para realizar un urocultivo.

En los niños que no tienen control de esfínteres, obtener una muestra de orina puede ser difícil. El examen no puede hacerse usando un pañal mojado. Las posibles maneras de recoger una muestra de orina en niños muy pequeños abarcan:

  • Bolsa de recolección de orina: se coloca una bolsa plástica especial sobre el pene del niño o el área de la vagina de la niña para recoger la orina; éste no es el mejor método debido a que la muestra puede contaminarse.

Ver el articulo completo