#wpv-column-22db59b3f48b7471568caed734e91273 p,#wpv-column-22db59b3f48b7471568caed734e91273 em,#wpv-column-22db59b3f48b7471568caed734e91273 .column-title,#wpv-column-22db59b3f48b7471568caed734e91273 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-22db59b3f48b7471568caed734e91273 .text-divider-double,#wpv-column-22db59b3f48b7471568caed734e91273 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-22db59b3f48b7471568caed734e91273 .sep,#wpv-column-22db59b3f48b7471568caed734e91273 .sep-2,#wpv-column-22db59b3f48b7471568caed734e91273 .sep-3,#wpv-column-22db59b3f48b7471568caed734e91273 td,#wpv-column-22db59b3f48b7471568caed734e91273 th,#wpv-column-22db59b3f48b7471568caed734e91273 caption{color:#70707c;}#wpv-column-22db59b3f48b7471568caed734e91273:before{background-color:transparent;}
Chequeo Oftalmológico
Los niños deben someterse a su primer examen de tres y cinco años, y deben continuar recibiendo exámenes de la vista cada año. Los adultos con problemas de visión deben tener el chequeo de ojos cada 5 años. A partir de los 40 años de edad, los adultos deben tener un examen oftalmológico cada 2 años. Después de 65 años de edad, realizarse un examen anual. Precio 125 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Vía intravenosa en bebés

Vía intravenosa en bebés, PIV en bebés, vía periférica en bebés o vía intravenosa periférica en neonatos es una sonda o tubo plástico corto y pequeño, llamado catéter, que se coloca a través de la piel dentro de una vena, generalmente en la mano, el brazo o el pie, pero ocasionalmente en el cuero cabelludo.

¿POR QUÉ SE UTILIZA UNA VÍA INTRAVENOSA PERIFÉRICA?

Una vía intravenosa periférica se utiliza para suministrar líquidos y medicamentos al bebé.

¿CÓMO SE COLOCA UNA VÍA INTRAVENOSA PERIFÉRICA?

Después de que la piel esté limpia, se colocará un pequeño catéter con una aguja en su interior a través de la piel dentro de la vena. Una vez que esté en la posición apropiada, se retirará la aguja y se conectará una sonda plástica al catéter.

¿CUÁLES SON LOS RIESGOS DE UNA VÍA INTRAVENOSA PERIFÉRICA?

Una vía intravenosa periférica puede ser muy difícil de colocar, especialmente si su bebé es muy obeso, está muy enfermo o es muy pequeño. Es posible que en algunos casos no se logre la colocación de la vía intravenosa y se necesite otra terapia.

Igualmente, es posible que las vías intravenosas periféricas fallen después de sólo 1 ó 2 días y se pueden cambiar periódicamente para disminuir el riesgo de infección.

Si una vía intravenosa periférica se sale de la vena y el líquido entra en el tejido, se dice que dicha vía intravenosa se ha “infiltrado”, lo cual puede hacer que la piel y el tejido se irriten considerablemente, provocando ocasionalmente una quemadura tisular. Hay disponibilidad de medicamentos para reducir el riesgo de daño prolongado a la piel.

Nombres alternativos

PIV en bebés, Vía periférica en bebés, Vía intravenosa periférica en neonatos

Referencias

Contenido: 18 de diciembre de 2009

Versión del inglés revisada por: Kimberly G Lee, MD, MSc, IBCLC, Profesor Asociado de Pediatría, División de Neonatología, Médico de la Universidad de Carolina del Sur, Charleston, SC. Revisión previsto por la Red de Salud VeriMed. También se examinó por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc. Traducido por: DrTango, Inc.

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94