#wpv-column-dae25f980ab6b7d2ff9b592fdc913e71 p,#wpv-column-dae25f980ab6b7d2ff9b592fdc913e71 em,#wpv-column-dae25f980ab6b7d2ff9b592fdc913e71 .column-title,#wpv-column-dae25f980ab6b7d2ff9b592fdc913e71 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-dae25f980ab6b7d2ff9b592fdc913e71 .text-divider-double,#wpv-column-dae25f980ab6b7d2ff9b592fdc913e71 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-dae25f980ab6b7d2ff9b592fdc913e71 .sep,#wpv-column-dae25f980ab6b7d2ff9b592fdc913e71 .sep-2,#wpv-column-dae25f980ab6b7d2ff9b592fdc913e71 .sep-3,#wpv-column-dae25f980ab6b7d2ff9b592fdc913e71 td,#wpv-column-dae25f980ab6b7d2ff9b592fdc913e71 th,#wpv-column-dae25f980ab6b7d2ff9b592fdc913e71 caption{color:#70707c;}#wpv-column-dae25f980ab6b7d2ff9b592fdc913e71:before{background-color:transparent;}
Resonancia Magnetica de Cerebral
En muchos casos, la RM da información que no puede ser visto en rayos X, ecografía o TAC. La resonancia magnética de la cabeza puede ser utilizado para buscar la causa de dolores de cabeza. Precio 270 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Prevenir accidentes cerebrovasculares

Prevenir accidentes cerebrovasculares, prevención de accidente cerebrovascular, factores de riesgo y prevención de accidente cerebrovascular es una interrupción del suministro de sangre a cualquier parte del cerebro y, algunas veces, se denomina “ataque cerebral”.

Un factor de riesgo es algo acerca de usted que aumenta su probabilidad de contraer una enfermedad o tener cierta afección médica. Algunos factores de riesgo para el accidente cerebrovascular usted no los puede cambiar, pero otros sí. El hecho de cambiar factores de riesgo que usted en realidad controla le ayudará a llevar una vida más saludable y prolongada.

Ver también:

 ¿Qué es la prevenir accidentes cerebrovasculares?

Factores de riesgo usted no puede cambiar:

  • Su edad. El riesgo de accidente cerebrovascular aumenta con la edad.
  • Su sexo. Los hombres tienen un riesgo más alto de desarrollar cardiopatía que las mujeres, excepto en los adultos mayores.
  • Sus genes o la raza. Si sus padres tuvieron un accidente cerebrovascular, usted está en mayor riesgo. Los afroamericanos, los estadounidenses de origen mexicano, los indígenas estadounidenses, los hawaianos y algunos estadounidenses de origen asiático también tienen un riesgo más alto de problemas cardíacos.
  • Enfermedades tales como el cáncer, la enfermedad renal crónica y algunos tipos de artritis.
  • Áreas débiles en una pared arterial o arterias y venas anormales.
  • El embarazo (tanto durante como en las semanas inmediatamente después de éste).
Los coágulos de sangre del corazón puede viajar al cerebro y causar un accidente cerebrovascular. Esto puede suceder en las personas con válvulas cardíacas artificiales o infectadas. También puede suceder debido a un defecto cardíaco con el cual usted nació. Otras causas de coágulos de sangre son un corazón muy débil y algunos latidos cardíacos anormales.

Factores de riesgo que usted puede cambiar:

  • No fumar. Si usted fuma, deje de hacerlo.
  • Controlar su colesterol a través de la alimentación, el ejercicio y los medicamentos, de ser necesario.
  • Controlar la hipertensión arterial a través de la alimentación, el ejercicio y los medicamentos, de ser necesario.
  • Controlar la diabetes a través de la alimentación, el ejercicio y los medicamentos, de ser necesario.
  • Hacer al menos 30 minutos de ejercicio al día.
  • Mantenerse en un peso saludable. Consumir alimentos saludables, comer menos y vincularse a un programa de pérdida de peso si necesita adelgazar.
  • Limitar la cantidad de alcohol que bebe. Esto significa un trago al día para las mujeres y dos para los hombres.
  • Evitar la cocaína y otras drogas ilegales.
  • Hablar con el médico acerca del riesgo de las píldoras anticonceptivas. Éstas pueden elevar el riesgo de coágulos de sangre, lo cual puede llevar a un accidente cerebrovascular. Los coágulos son más probables en mujeres que también fumen y que tengan más de 35 años.
La buena nutrición es importante para la salud de su corazón y ayudará a controlar algunos de sus factores de riesgo.
  • Elija una alimentación rica en frutas, verduras y granos integrales.
  • Elija proteínas magras, como pollo, pescado, frijoles y legumbres.
  • Elija productos lácteos bajos en grasa, tales como leche al 1% y otros artículos con bajo contenido de grasa.
  • Evite el sodio (la sal) y las grasas que se encuentran en los alimentos fritos, los alimentos procesados y los productos horneados.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94