#wpv-column-5aa17944d79a3015aebb2a1c1002418e p,#wpv-column-5aa17944d79a3015aebb2a1c1002418e em,#wpv-column-5aa17944d79a3015aebb2a1c1002418e .column-title,#wpv-column-5aa17944d79a3015aebb2a1c1002418e .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-5aa17944d79a3015aebb2a1c1002418e .text-divider-double,#wpv-column-5aa17944d79a3015aebb2a1c1002418e .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-5aa17944d79a3015aebb2a1c1002418e .sep,#wpv-column-5aa17944d79a3015aebb2a1c1002418e .sep-2,#wpv-column-5aa17944d79a3015aebb2a1c1002418e .sep-3,#wpv-column-5aa17944d79a3015aebb2a1c1002418e td,#wpv-column-5aa17944d79a3015aebb2a1c1002418e th,#wpv-column-5aa17944d79a3015aebb2a1c1002418e caption{color:#70707c;}#wpv-column-5aa17944d79a3015aebb2a1c1002418e:before{background-color:transparent;}
Chequeo Urológico
Para prevenir o detectar cánceres urológicos tales como el cáncer de próstata o el cáncer de la vejiga urinaria detectado en etapas tempranas de enfermedades malignas se pueden tratar con más éxito. Precio 125 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Prostatectomía radical

Prostatectomía radical, prostatectomía retropúbica radical, prostatectomía perineal radical, prostatectomía radical laparoscópica, PRL: prostatectomía laparoscópica asistida por robot, RALP o linfadenectomía pélvica es la cirugía para extirpar toda la glándula prostática, al igual que algunos tejidos que se encuentran alrededor de ésta, con el fin de tratar el cáncer de próstata.

Ver también: resección de la próstata mínimamente invasiva

¿Qué es de la prostatectomía radical?

Existen cuatro tipos principales de prostatectomía radical. Estos procedimientos demoran entre 3 y 4 horas aproximadamente:

  • Prostatectomía retropúbica radical: el cirujano hará una incisión empezando justo debajo del ombligo y llegando al hueso púbico. La cirugía completa debe demorar entre 90 minutos y 4 horas.
  • Prostatectomia radical laparoscópica: el cirujano realiza varios cortes pequeños en lugar de un corte grande. Dentro de los cortes se ponen herramientas largas y delgadas. El cirujano coloca un tubo delgado con una cámara de video (laparoscopio) al interior de los cortes, lo cual le ayuda a observar dentro del abdomen durante el procedimiento.
  • Prostatectomía laparoscópica asistida por robot: algunas veces, la cirugía laparoscópica se realiza utilizando un sistema robótico. El cirujano mueve el brazo robótico mientras está sentado al lado de un monitor de computadora cerca de la mesa de operaciones. No todos los hospitales pueden hacer cirugías robóticas.
  • Prostatectomia perineal radical: el cirujano hace un corte en la piel entre el ano y la base del escroto (perineo). Dicho corte es más pequeño que el que se realiza con la técnica retropúbica, lo cual hace que sea más difícil para el cirujano preservar los nervios alrededor de la próstata o mover los ganglios linfáticos cercanos. La cirugía perineal regularmente dura menos que la retropúbica y también hay menos sangrado.
Para estos procedimientos, usted estará dormido (bajo anestesia general) o recibirá medicamentos para insensibilizar la mitad inferior de su cuerpo (anestesia raquídea o epidural).
  • El cirujano retira la glándula prostática del tejido circundante. Algunas veces, también se extirpan las vesículas seminales, dos pequeñas bolsas llenas de líquido cerca de la próstata.
  • El cirujano trata cuidadosamente de no dañar nervios ni vasos sanguíneos.
  • El cirujano vuelve a pegar la uretra a una parte de la vejiga llamada cuello de la vejiga. La uretra es el conducto que saca la orina desde la vejiga a través del pene.
  • Muchos cirujanos también extirparán los ganglios linfáticos en la pelvis para verificar si hay cáncer.
  • El cirujano puede dejar un drenaje, llamado tubo de drenaje de Jackson-Pratt, en el abdomen para drenar el exceso de líquidos después de la cirugía.
  • En la vejiga se deja una sonda o catéter urinario para drenar la orina.
Por qué se realiza la prostatectomía radical

La prostatectomía radical se realiza con mayor frecuencia cuando el cáncer no se ha propagado más allá de la próstata. Éste se denomina cáncer prostático localizado.

Otras opciones de tratamiento para el cáncer de la próstata son:

  • Radioterapia de haz externo.
  • Radioterapia con implantes (braquiterapia).
  • Hormonoterapia (terapia de privación androgénica).
  • Crioterapia de la próstata.
  • Consultas con su médico y exámenes para verificar si hay cambios en el cáncer de la próstata (llamadas vigilancia activa).
Algunas veces, el médico le puede recomendar un tratamiento gracias a lo que se conoce acerca de su tipo de cáncer y sus factores de riesgo.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94