#wpv-column-ba09d39b8f09d0372f2b0228610cecfe p,#wpv-column-ba09d39b8f09d0372f2b0228610cecfe em,#wpv-column-ba09d39b8f09d0372f2b0228610cecfe .column-title,#wpv-column-ba09d39b8f09d0372f2b0228610cecfe .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-ba09d39b8f09d0372f2b0228610cecfe .text-divider-double,#wpv-column-ba09d39b8f09d0372f2b0228610cecfe .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-ba09d39b8f09d0372f2b0228610cecfe .sep,#wpv-column-ba09d39b8f09d0372f2b0228610cecfe .sep-2,#wpv-column-ba09d39b8f09d0372f2b0228610cecfe .sep-3,#wpv-column-ba09d39b8f09d0372f2b0228610cecfe td,#wpv-column-ba09d39b8f09d0372f2b0228610cecfe th,#wpv-column-ba09d39b8f09d0372f2b0228610cecfe caption{color:#70707c;}#wpv-column-ba09d39b8f09d0372f2b0228610cecfe:before{background-color:transparent;}
Chequeo Otorrinolaringológico
Nuestros otorrinos ofrecen diagnóstico y tratamiento de todas las enfermedades, trastornos y afecciones relacionadas con los oídos, nariz y garganta. Precio del chequeo 100 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Estimulación calórica

Estimulación calórica, prueba calórica, prueba calórica con agua fría o prueba calórica con agua tibia es un examen en el que se utilizan diferencias en temperatura para diagnosticar daño al oído o al tronco del encéfalo.

Forma en que se realiza la prueba

En este examen, se estimula el oído interno y los nervios cercanos instilando agua fría o tibia en el conducto auditivo externo en diferentes momentos. En raras ocasiones, este examen se hace utilizando aire en lugar de agua. La persona que hace el examen debe revisar el oído y especialmente el tímpano para verificar que esté normal antes de realizar dicho examen.

El examen se hace en un oído a la vez.

Cuando el agua fría entra al oído y el oído interno cambia la temperatura, debe causar movimientos oculares rápidos de lado a lado, llamados nistagmo. Los ojos deben moverse lejos del agua fría y regresar lentamente.

En seguida, se coloca agua tibia dentro del oído y los ojos deben moverse hacia el agua tibia y luego alejarse lentamente.

Los ojos se pueden observar de manera visual pero, con mucha frecuencia, este examen es parte de una electronistagmografía que usa parches llamados electrodos, colocados alrededor de los ojos, para detectar los movimientos. Una computadora registra todos los resultados.

Se puede utilizar agua helada si no hay respuestas.

Preparación para la prueba

No ingiera una comida pesada antes del examen. Igualmente, evite lo siguiente al menos 24 horas antes del examen, ya que pueden afectar los resultados:

  • Alcohol
  • Medicamentos para las alergias
  • Cafeína
  • Sedantes
Sin embargo, no suspenda medicamentos sin consultarlo primero con el médico.

Lo que se siente durante la prueba

A muchas personas les parece incómoda el agua fría en el oído. Se puede presentar vértigo breve pero intenso (algunas veces con náuseas) durante el examen. El vómito es infrecuente.

Razones por las que se realiza la prueba

La estimulación calórica se realiza para revisar el nervio auditivo (acústico), el cual provee la audición y ayuda con el equilibrio. También se utiliza para evaluar partes del cerebro involucradas en el equilibrio.

Se puede recomendar este examen si usted tiene:

  • Mareo o vértigo
  • Hipoacusia que puede deberse a ciertos antibióticos
  • Vértigo
De igual manera, puede hacerse para buscar daño cerebral en personas en estado de coma.

Los valores normales de la estimulación calórica

Los movimientos rápidos de los ojos de un lado a otro deben ocurrir cuando se instila agua tibia o fría en el oído y deben ser similares en ambos lados.

Significado de los valores anormales de la estimulación calórica

Los resultados anormales quieren decir que puede haber un daño del nervio en el oído interno. Si no se presentan los movimientos rápidos de los ojos de un lado para otro, incluso después de instilar agua helada, puede haber daño al nervio, a los sensores del equilibrio del oído interno o al cerebro.

Los resultados anormales pueden deberse a:

  • Aterosclerosis del suministro sanguíneo del oído.
  • Trastornos vasculares con sangrado (hemorragia).
  • Coágulos sanguíneos.
  • Daño al cerebro o al tronco del encéfalo.
  • Colesteatoma.
  • Trastornos congénitos (presentes al nacer).
  • Daño a los nervios del oído debido a ciertos antibióticos, medicamentos antipalúdicos, diuréticos y salicilatos.
  • Tumores del oído.
  • Intoxicación.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94