#wpv-column-f0f1fe79b9ce0dd928fc8a14bc354f3a p,#wpv-column-f0f1fe79b9ce0dd928fc8a14bc354f3a em,#wpv-column-f0f1fe79b9ce0dd928fc8a14bc354f3a .column-title,#wpv-column-f0f1fe79b9ce0dd928fc8a14bc354f3a .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-f0f1fe79b9ce0dd928fc8a14bc354f3a .text-divider-double,#wpv-column-f0f1fe79b9ce0dd928fc8a14bc354f3a .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-f0f1fe79b9ce0dd928fc8a14bc354f3a .sep,#wpv-column-f0f1fe79b9ce0dd928fc8a14bc354f3a .sep-2,#wpv-column-f0f1fe79b9ce0dd928fc8a14bc354f3a .sep-3,#wpv-column-f0f1fe79b9ce0dd928fc8a14bc354f3a td,#wpv-column-f0f1fe79b9ce0dd928fc8a14bc354f3a th,#wpv-column-f0f1fe79b9ce0dd928fc8a14bc354f3a caption{color:#70707c;}#wpv-column-f0f1fe79b9ce0dd928fc8a14bc354f3a:before{background-color:transparent;}
Chequeo Oftalmológico
Los niños deben someterse a su primer examen de tres y cinco años, y deben continuar recibiendo exámenes de la vista cada año. Los adultos con problemas de visión deben tener el chequeo de ojos cada 5 años. A partir de los 40 años de edad, los adultos deben tener un examen oftalmológico cada 2 años. Después de 65 años de edad, realizarse un examen anual. Precio 125 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Queratitis intersticial

Queratitis intersticial o queratitis de tipo intersticial es la inflamación del tejido de la córnea, la ventana transparente de la parte frontal del ojo.

La afección puede conducir a la pérdida de la visión.

Síntomas de la queratitis intersticialCausas de la queratitis intersticial

La queratitis intersticial es una afección grave en la cual los vasos sanguíneos crecen en la córnea, lo cual puede causar pérdida de la claridad normal de ésta.

Esta afección a menudo es causada por infecciones.

La sífilis es la causa más común de queratitis intersticial, pero las causas poco comunes abarcan:

En los Estados Unidos, la mayoría de los casos de sífilis se reconocen y se tratan antes de que se presente esta afección ocular.

Sin embargo, la queratitis intersticial sigue siendo la causa más común de ceguera en el mundo.

Pruebas diagnósticas de la queratitis intersticial

La queratitis intersticial se puede diagnosticar fácilmente por medio de un examen con lámpara de hendidura. Generalmente, se necesitarán pruebas de sangre y radiografías de tórax para confirmar la infección o enfermedad que está causando esta afección.

El tratamiento de la queratitis intersticial

Se debe tratar la enfermedad subyacente. El tratamiento de la córnea usando gotas con corticosteroides puede minimizar la cicatrización y ayuda a preservar la claridad de la córnea.

Una vez que la inflamación activa ha pasado, la córnea queda con cicatrices importantes y con vasos sanguíneos anormales. La única manera de restaurar la visión en esta etapa es con un trasplante de córnea.

Expectativas (pronóstico)

El hecho de diagnosticar y tratar a tiempo la queratitis intersticial y su causa puede preservar la claridad corneal y una buena visión.

Complicaciones

Un trasplante de córnea no es tan efectivo para la queratitis intersticial como lo es para la mayoría de las otras enfermedades corneales. La presencia de vasos sanguíneos en la córnea afectada trae glóbulos blancos hacia la córnea recién trasplantada y aumenta así el riesgo de rechazo.

Situaciones que requieren un especialista médico

El médico especialista y el oftalmólogo con experiencia en las enfermedades subyacentes hacen un seguimiento minucioso a todos los pacientes con queratitis intersticial. Cualquier empeoramiento del dolor, incremento del enrojecimiento o disminución de la visión se debe valorar de manera urgente, en especial en pacientes con trasplante de córnea.

Prevención de la queratitis intersticial

La prevención consiste en evitar la infección subyacente y, en caso de estar infectado, se debe realizar un tratamiento y seguimiento completo y rápido.

Temas relacionados sobre Queratitis intersticialNombres alternativos

Queratitis de tipo intersticial

Referencias

Ginsberg SP. Problemas de la córnea en la enfermedad sistémica. En: Tasman W, Jaeger EA, eds. Duane’s Oftalmología. 15th ed. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkins;2009:chap 43.

Bouchard CS. Queratitis no infecciosa. En: Yanoff M, Duker JS, eds.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94