Ilustración: Citología Vaginal
Consulta de Ginecología y Obstetricia

En el Departamento de Ginecología y Obstetricia ginecólogos y enfermeras ofrecen atención sanitaria a problemas obstétricos y ginecológicos de la mujer en todas las etapas de la vida desde el inicio de la menstruación hasta la menopausia.
Precio de la consulta 50 €

Quistes vaginales

Quistes vaginales, quiste de inclusión o quiste del conducto de Gartner es un saco cerrado sobre o debajo del revestimiento interior de la vagina que contiene líquido o material semisólido.

Síntomas de los quistes vaginales

Los quistes vaginales normalmente no causan síntomas, aunque puede haber una tumoración suave que se siente en la pared vaginal o que protruye de la vagina. Algunas mujeres con quistes vaginales pueden tener molestias durante la relación sexual o dificultad para insertar los tampones.

Causas de los quistes vaginales

Existen varios tipos de quistes vaginales y su tamaño puede variar desde el de una arveja hasta el de una naranja.

Los quistes de inclusión vaginales son los más comunes y se pueden formar como resultado de un trauma sufrido por las paredes vaginales o después de un procedimiento obstétrico o ginecológico, cuando el revestimiento de la vagina no recupera la suavidad normal.

Los quistes del conducto de Gartner se desarrollan en el espacio que ocupa el conducto que lleva su nombre, generalmente en las paredes laterales de la vagina.

Este conducto está activo durante el desarrollo fetal, pero normalmente desaparece después del parto.

En algunos casos, sin embargo, partes del conducto pueden acumular líquido y desarrollarse como un quiste de la pared vaginal más tarde en la vida de la mujer.

Los tumores benignos de la vagina son poco comunes y por lo general están conformados por quistes.

Exámenes y pruebas de los quistes vaginales

En el examen pélvico, el examinador puede ver o sentir una masa o una protuberancia en la pared vaginal. Se puede requerir una biopsia para descartar el cáncer vaginal, en especial si la masa parece ser sólida.

Si el quiste está localizado por debajo de la vejiga o la uretra, puede precisarse una radiografía para asegurarse de que el quiste no comprometa estas estructuras.

El tratamiento de los quistes vaginales

El único tratamiento que se necesita puede involucrar simplemente exámenes de rutina y vigilancia de los quistes para ver si hay neoplasias y otros cambios.

La escisión quirúrgica (extirpación) se puede escoger o posiblemente se puede requerir si el quiste está causando síntomas. Sin embargo, esto a veces puede implicar una cirugía complicada y no se recomienda a menos que se estén presentando síntomas significativos.

Expectativas (pronóstico)

Por lo general, los resultados son buenos y con frecuencia los quistes permanecen pequeños y no requieren tratamiento. Normalmente, cuando se realiza la cirugía, no se vuelve a presentar el problema.

Complicaciones

Por lo general, no hay complicaciones por los quistes en sí. Un procedimiento de escisión quirúrgica lleva consigo un pequeño riesgo de complicaciones dependiendo de dónde esté localizado el quiste en relación con otras estructuras.

Situaciones que requieren un especialista médico

Consulte con el médico si se siente una tumoración dentro de la vagina o protruyendo desde allí.

Temas relacionados sobre Quistes vaginales

Nombres alternativos

Quiste de inclusión, Quiste del conducto de Gartner

Referencias

Katz VL. Lesiones ginecológicas benignas: vulva, la vagina, el cuello uterino, el útero, oviducto, ovario. En: Katz VL, Lentz GM, Lobo RA, Gershenson DM, eds. Integral de Ginecología. 5th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2007:chap 18

Contenido: 1 de noviembre de 2009

Versión del inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Director Médico, MEDEX Northwest División de Estudios de Asistente Médico, Universidad de Washington, Facultad de Medicina; Susan Storck, MD, FACOG, Jefe, Eastside Departamento de Obstetricia y Ginecología, Group Health Cooperative of Puget Sound, Redmond, Washington, Facultad Enseñanza Clínica, Departamento de Obstetricia y Ginecología, Universidad de Washington Facultad de Medicina.

Ver el articulo completo