#wpv-column-9b7922ba57de19c0947373631a59e9cb p,#wpv-column-9b7922ba57de19c0947373631a59e9cb em,#wpv-column-9b7922ba57de19c0947373631a59e9cb .column-title,#wpv-column-9b7922ba57de19c0947373631a59e9cb .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-9b7922ba57de19c0947373631a59e9cb .text-divider-double,#wpv-column-9b7922ba57de19c0947373631a59e9cb .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-9b7922ba57de19c0947373631a59e9cb .sep,#wpv-column-9b7922ba57de19c0947373631a59e9cb .sep-2,#wpv-column-9b7922ba57de19c0947373631a59e9cb .sep-3,#wpv-column-9b7922ba57de19c0947373631a59e9cb td,#wpv-column-9b7922ba57de19c0947373631a59e9cb th,#wpv-column-9b7922ba57de19c0947373631a59e9cb caption{color:#70707c;}#wpv-column-9b7922ba57de19c0947373631a59e9cb:before{background-color:transparent;}
Ecografía muscular
La ecografía muscular usa ondas sonoras para producir imágenes de los músculos, los tendones, los ligamentos y las articulaciones de todo el cuerpo. Se utiliza para ayudar a diagnosticar torceduras, esguinces, roturas y otras afecciones de los tejidos blandos. La ecografía es segura, no es invasivo y no utiliza radiación ionizante. Precio 40 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Hernia discal

Hernia discal, radiculopatía cervical, hernia de disco intervertebral, radiculopatía lumbar o prolapso de disco intervertebral ocurre cuando todo o parte de un disco de la columna es forzado a pasar a través de una parte debilitada del disco. Esto ejerce presión sobre los nervios cercanos.

Ver también:

Síntomas de la hernia discal

El lumbago o el dolor de cuello pueden sentirse muy diferentes. Puede sentirse como un hormigueo leve, dolor sordo o una sensación de ardor o pulsátil. En algunos casos, el dolor es tan intenso que uno es incapaz de moverse. También puede presentarse entumecimiento.

El dolor ocurre con mayor frecuencia en un lado del cuerpo.

  • Con una hernia de disco en la región lumbar, usted puede tener dolor punzante en una parte de la pierna, la cadera o los glúteos, y entumecimiento en otras partes. Usted también puede experimentar sensaciones en la parte posterior de la pantorrilla o la planta del pie. La misma pierna también puede sentirse débil.
  • Con una hernia de disco en su cuello, usted puede tener dolor al mover el cuello, dolor profundo cerca o por encima del omóplato o dolor que se irradia a la parte superior del brazo, al antebrazo o, en raras ocasiones, a los dedos. También se puede presentar dolor a lo largo del hombro, el codo, el antebrazo y los dedos de la mano.
El dolor con frecuencia empieza lentamente y puede empeorar:
  • Después de estar de pie o estar sentado.
  • Por la noche.
  • Al estornudar, toser o reírse.
  • Al doblarse hacia atrás o caminar más de unas cuantas yardas.
Usted también puede tener debilidad en ciertos músculos. Algunas veces, puede no notarlo hasta que el médico lo examina. En otros casos, notará que tiene dificultad para levantar su pierna o brazo, pararse en los dedos del pie en un lado, apretar fuertemente con una de sus manos u otros problemas.

El dolor, el entumecimiento o la debilidad con frecuencia desaparecerán o mejorarán mucho durante un período de semanas a meses.

Causas de la hernia discal

Los huesos (vértebras) de la columna protegen los nervios que salen del cerebro y bajan por la espalda para formar la médula espinal. Las raíces nerviosas son nervios grandes que se desprenden de la médula espinal y salen de la columna por entre cada vértebra.

Las vértebras de la columna están separadas por discos. Estos discos le suministran amortiguamiento a la columna vertebral y espacio entre las vértebras. Los discos favorecen el movimiento entre las vértebras, lo cual le permite a uno agacharse y alcanzar algo.

  • Estos discos se pueden salirse de su lugar (herniar) o romperse a causa de un trauma o esfuerzo. Cuando esto sucede, puede haber presión sobre los nervios raquídeos. Esto puede llevar a dolor, entumecimiento o debilidad.
  • La parte baja (región lumbar) de la columna es el área más común para una hernia de disco. Los discos cervicales (del cuello) resultan afectados en un pequeño porcentaje, mientras que los discos de la espalda alta y media (torácicos) rara vez están comprometidos.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94