#wpv-column-f1487dc87870cbf85b57875388155edd p,#wpv-column-f1487dc87870cbf85b57875388155edd em,#wpv-column-f1487dc87870cbf85b57875388155edd .column-title,#wpv-column-f1487dc87870cbf85b57875388155edd .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-f1487dc87870cbf85b57875388155edd .text-divider-double,#wpv-column-f1487dc87870cbf85b57875388155edd .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-f1487dc87870cbf85b57875388155edd .sep,#wpv-column-f1487dc87870cbf85b57875388155edd .sep-2,#wpv-column-f1487dc87870cbf85b57875388155edd .sep-3,#wpv-column-f1487dc87870cbf85b57875388155edd td,#wpv-column-f1487dc87870cbf85b57875388155edd th,#wpv-column-f1487dc87870cbf85b57875388155edd caption{color:#70707c;}#wpv-column-f1487dc87870cbf85b57875388155edd:before{background-color:transparent;}
Perfiles Analíticos
Más del 70 por ciento de todas las decisiones de salud se basan en la información vital proporcionada por los análisis clínicos realizados en los laboratorios

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Análisis T3
Ver prueba de laboratorio de T3 Total en suero

Análisis T3, radioinmunoanálisis T3 o triyodotironina es un análisis de sangre para medir la cantidad de T3 en la sangre. La T3 es una hormona de tiroides y juega un papel importante en el control corporal del metabolismo.

Ver también:

Forma en que se realiza el análisis

La sangre se extrae típicamente de una vena, por lo general de la parte interior del codo o del dorso de la mano. El sitio se limpia con un desinfectante (antiséptico). El médico envuelve una banda elástica alrededor de la parte superior del brazo con el fin de aplicar presión en el área y hacer que la vena se llene de sangre.

Luego, el médico introduce suavemente una aguja en la vena y recoge la sangre en un frasco hermético o en un tubo pegado a la aguja. La banda elástica se retira del brazo. Una vez que se ha recogido la muestra de sangre, se retira la aguja y se cubre el sitio de punción para detener cualquier sangrado.

En bebés o en niños pequeños, se puede utilizar un instrumento puntiagudo llamado lanceta para punzar la piel y hacerla sangrar. La sangre se recoge en un tubo pequeño de vidrio llamado pipeta, en un portaobjetos o en una tira reactiva. Finalmente, se puede colocar un vendaje sobre el área si hay algún sangrado.

Preparación para el análisis

De ser necesario, el médico le dará instrucciones para que deje de tomar fármacos que puedan interferir con el examen.

Los fármacos que pueden aumentar las mediciones de T3 abarcan:

  • Píldoras anticonceptivas
  • Clofibrato
  • Estrógenos
  • Metadona
Los fármacos que pueden disminuir las mediciones de T3 abarcan:
  • Esteroides anabolizantes
  • Andrógenos
  • Medicamentos antitiroideos (por ejemplo, el propiltiouracilo y metimazol)
  • Litio
  • Fenitoína
  • Propranolol
Lo que se siente durante el análisis

Cuando se inserta la aguja para extraer la sangre, algunas personas sienten un dolor moderado, mientras que otras sólo sienten un pinchazo o sensación de picadura. Posteriormente, puede haber algo de sensación pulsátil.

Razones por las que se realiza el análisis

Este examen se hace para evaluar la función tiroidea. La función de la tiroides es compleja y depende de la acción de muchas hormonas diferentes, incluyendo la hormona estimulante de la tiroides (HET) y la T4.

Algunas veces, se puede usar para medir tanto la T3 como la T4, cuando se examina la función tiroidea. Por ejemplo, en algunos casos de hipertiroidismo, la T3 puede estar elevada, pero la T4 puede estar normal.

El examen de T3 puede medir tanto la T3 que está unida a proteínas como la que está flotando libre en la sangre.

El médico especialista puede pedir este examen si usted presenta signos de trastorno tiroideo, incluyendo:

Los valores normales de análisis T3

El rango para los valores normales es de 100 a 200 ng/dL (nanogramos por decilitro).

Los rangos de los valores normales pueden variar ligeramente entre diferentes laboratorios. Hable con el médico acerca del significado de los resultados específicos de su examen.

Significado de los valores anormales de análisis T3

Los niveles por encima de lo normal pueden indicar:

  • Niveles altos de una proteína que transporta T3 en la sangre (puede ocurrir con el embarazo, el uso de píldoras anticonceptivas o estrógenos, enfermedad hepática, o como parte de una afección hereditaria)
  • Hipertiroidismo (por ejemplo, enfermedad de Graves)
  • Tirotoxicosis por T3 (poco común)
  • Cáncer tiroideo (poco común)
Los niveles por debajo de lo normal pueden deberse a:
Otras afecciones por las cuales se puede realizar el examen:
Cuáles son los riesgos

Las venas y las arterias varían de tamaño de un paciente a otro y de un lado del cuerpo a otro, razón por la cual obtener una muestra de sangre de algunas personas puede resultar más difícil que de otras.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94