#wpv-column-6ea1da1b4e442436e5c2576613eac8fe p,#wpv-column-6ea1da1b4e442436e5c2576613eac8fe em,#wpv-column-6ea1da1b4e442436e5c2576613eac8fe .column-title,#wpv-column-6ea1da1b4e442436e5c2576613eac8fe .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-6ea1da1b4e442436e5c2576613eac8fe .text-divider-double,#wpv-column-6ea1da1b4e442436e5c2576613eac8fe .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-6ea1da1b4e442436e5c2576613eac8fe .sep,#wpv-column-6ea1da1b4e442436e5c2576613eac8fe .sep-2,#wpv-column-6ea1da1b4e442436e5c2576613eac8fe .sep-3,#wpv-column-6ea1da1b4e442436e5c2576613eac8fe td,#wpv-column-6ea1da1b4e442436e5c2576613eac8fe th,#wpv-column-6ea1da1b4e442436e5c2576613eac8fe caption{color:#70707c;}#wpv-column-6ea1da1b4e442436e5c2576613eac8fe:before{background-color:transparent;}
Diagnóstico por imagen
El diagnóstico por imagen permite a los médicos observar el interior de su cuerpo en busca de pistas sobre una condición médica. Una variedad de máquinas y técnicas puede crear imágenes de las estructuras y actividades dentro de su cuerpo. El tipo de imagen que se utiliza depende de los síntomas y la parte del cuerpo a examinar.

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Búsqueda radiactiva de abscesos

Búsqueda radiactiva de abscesos, gammagrafía de abscesos con sustancias radiactivas o rastreo de abscesos utiliza una sustancia radiactiva para buscar abscesos en el cuerpo. Un absceso es una acumulación de pus en cualquier parte del cuerpo y ocurre cuando un área de tejido resulta infectada, casi siempre con bacterias.

Forma en que se realiza la gammagrafía de abscesos

La sangre se extrae típicamente de una vena, por lo general de la parte interior del codo o del dorso de la mano. El sitio se limpia con un desinfectante (antiséptico). El médico envuelve una banda elástica alrededor de la parte superior del brazo con el fin de aplicar presión en el área y hacer que la vena se llene de sangre.

Luego, el médico introduce suavemente una aguja en la vena y recoge la sangre en un frasco hermético o en un tubo pegado a la aguja. La banda elástica se retira del brazo.

Una vez que se ha recogido la muestra de sangre, se retira la aguja y se cubre el sitio de punción para detener cualquier sangrado.

La muestra de sangre se envía luego a un laboratorio, donde se marcan los glóbulos blancos (GB) con una sustancia radiactiva llamada indio. Luego, las células se inyectan nuevamente en una vena en el cuerpo a través de otra punción con aguja.

Usted tendrá que regresar a una cita de 6 a 24 horas después. Se utilizará una gammagrafía para ver si los glóbulos blancos se han agrupado en áreas del cuerpo donde normalmente no estarían.

Preparación para la gammagrafía de abscesos

Usted deberá usar una bata de hospital y quitarse todas las joyas.

Coméntele al médico si está embarazada, puesto que este examen no es aconsejable en este estado. Si usted es una mujer en edad fértil (antes de la menopausia), debe utilizar algún método de control natal durante el curso de este procedimiento.

Asimismo, debe informarle al médico si tiene o ha tenido cualquiera de las siguientes afecciones, o se ha realizado estos procedimientos o tratamientos, ya que pueden interferir con los resultados del examen:

Lo que se siente durante la gammagrafía de abscesos

Cuando se inserta la aguja para extraer la sangre, algunas personas sienten un dolor moderado, mientras que otras sólo sienten un pinchazo o una sensación de picadura. Posteriormente, puede haber algo de sensación pulsátil.

La gammagrafía es indolora. Puede haber algo de incomodidad por el hecho de permanecer acostado e inmóvil en la mesa de exploración durante un corto período.

Razones por las que se realiza la gammagrafía de abscesos

Un absceso se puede formar después de la cirugía o se puede formar por sí solo. Los síntomas de un absceso dependen de dónde se encuentre, pero pueden abarcar:

  • Fiebre
  • No sentirse bien
  • Dolor
Este examen se utiliza para localizar un absceso en el organismo. Con frecuencia, primero se pueden realizar otros exámenes imagenológicos como ecografía o tomografía computarizada.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94