#wpv-column-598fa34546887499864f473943a137af p,#wpv-column-598fa34546887499864f473943a137af em,#wpv-column-598fa34546887499864f473943a137af .column-title,#wpv-column-598fa34546887499864f473943a137af .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-598fa34546887499864f473943a137af .text-divider-double,#wpv-column-598fa34546887499864f473943a137af .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-598fa34546887499864f473943a137af .sep,#wpv-column-598fa34546887499864f473943a137af .sep-2,#wpv-column-598fa34546887499864f473943a137af .sep-3,#wpv-column-598fa34546887499864f473943a137af td,#wpv-column-598fa34546887499864f473943a137af th,#wpv-column-598fa34546887499864f473943a137af caption{color:#70707c;}#wpv-column-598fa34546887499864f473943a137af:before{background-color:transparent;}
Segunda Opinión Médica
La toma de decisiones importantes acerca de los tratamientos médicos o quirúrgicos para usted o un miembro de la familia puede ser un proceso confuso y estresante. Cuando se trata de su salud y bienestar, la comprensión de su condición y opciones es un primer paso crucial en la búsqueda de lo que es mejor para usted y su familia.

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Reparación de tórax en embudo

Reparación de tórax en embudo, reparación de tórax infundibuliforme (tórax en embudo), reparación de deformidad torácica, reparación de tórax hundido o procedimiento de Nuss es una cirugía para corregir el tórax en embudo, una deformidad de la parte frontal de la pared torácica que hace que el esternón y las costillas estén hundidos.

El tórax en embudo a menudo se denomina tórax hundido o tórax infundibuliforme. Éste ocurre al nacer y con frecuencia empeora durante la adolescencia.

¿Qué es la reparación de tórax en embudo?

Hay dos tipos de cirugía para reparar esta afección: abierta y cerrada (mínimamente invasiva). Ambas cirugías se hacen mientras el niño está en un sueño profundo y sin sentir dolor por la anestesia general.

La cirugía abierta es más tradicional. En este método, el cirujano hace un corte a través de la parte frontal del tórax.

  • El cirujano extirpa el cartílago deformado y deja el periostio de las costillas en el lugar, lo cual permitirá que dicho cartílago crezca de nuevo correctamente.
  • El cirujano hace un corte en el esternón y lo aparta hacia el lado. Puede usar una costilla o un soporte metálico (pieza de apoyo) para sostener el esternón en esta posición normal hasta que se consolide. La cicatrización tardará de 3 a 6 meses.
  • El cirujano puede colocar una sonda pleural para drenar líquidos que se acumulan en el área.
  • Se retirarán los soportes metálicos en 6 meses a través de un pequeño corte en la piel bajo el brazo. Este procedimiento por lo regular se hace de manera ambulatoria.
El segundo tipo de cirugía es un método cerrado y menos invasivo (reparación de Nuss) y se utiliza sobre todo para niños. No se extirpa nada de cartílago ni de hueso.
  • El cirujano hace dos incisiones pequeñas, una a cada lado del tórax. A través de las incisiones, se introduce una barra de acero curva que se ha moldeado para que se ajuste al niño y se coloca debajo del esternón.
  • Esta barra se guía hasta su posición usando una videocámara pequeña llamada toracoscopio. Esta cámara se coloca dentro del pecho y se retira después de la cirugía.
  • Luego, el cirujano usa un instrumento especial para girar la barra y levantar el esternón. No se extirpa nada de cartílago ni de hueso. La barra se deja puesta en el lugar durante al menos dos años.
La cirugía puede demorar de 1 a 4 horas.

Por qué se realiza el procedimiento

La razón más común para la reparación del tórax en embudo es mejorar la apariencia de los niños que se sienten muy avergonzados acerca del aspecto hundido de su pared torácica. Algunas veces, la deformidad es tan grave que afecta la respiración, sobre todo en adultos posteriormente en la vida.

Algunas personas pueden tener dificultad para hacer ejercicio o dolor intermitente.

La cirugía por lo regular no se hace antes de la edad de 6 años y los mejores resultados se ven cuando ésta se realiza antes de llegar a la adultez.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94