#wpv-column-3cf85b1c52c3906b164767c9f5fb6d67 p,#wpv-column-3cf85b1c52c3906b164767c9f5fb6d67 em,#wpv-column-3cf85b1c52c3906b164767c9f5fb6d67 .column-title,#wpv-column-3cf85b1c52c3906b164767c9f5fb6d67 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-3cf85b1c52c3906b164767c9f5fb6d67 .text-divider-double,#wpv-column-3cf85b1c52c3906b164767c9f5fb6d67 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-3cf85b1c52c3906b164767c9f5fb6d67 .sep,#wpv-column-3cf85b1c52c3906b164767c9f5fb6d67 .sep-2,#wpv-column-3cf85b1c52c3906b164767c9f5fb6d67 .sep-3,#wpv-column-3cf85b1c52c3906b164767c9f5fb6d67 td,#wpv-column-3cf85b1c52c3906b164767c9f5fb6d67 th,#wpv-column-3cf85b1c52c3906b164767c9f5fb6d67 caption{color:#70707c;}#wpv-column-3cf85b1c52c3906b164767c9f5fb6d67:before{background-color:transparent;}
La piel seca es una condición incómoda marcado por descamación, picazón y agrietamiento. Puede ocurrir por una variedad de razones. Algunas personas tienen la piel seca y, naturalmente, pueden experimentar síntomas frecuentes. Sin embargo, incluso para las pieles más grasoso puede secarse a veces. La sequedad de la piel puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo, pero es más común en las piernas, brazos y abdomen.
Piel seca

Piel seca, resequedad de la piel o prurito de invierno se presenta más comúnmente en las piernas, los brazos, los flancos (lados del abdomen) y los muslos. Los síntomas que están asociados con más frecuencia a este problema son, entre otros:

Causas comunes

La piel seca o resequedad en la piel es un síntoma muy común, especialmente en las personas de edad avanzada. Esta condición se presenta con mayor frecuencia en el invierno cuando el aire frío del exterior y el aire caliente del interior pueden provocar baja humedad. El uso de calentadores con aire a presión aumenta la probabilidad de que se presente resequedad en la piel.

La piel pierde humedad y puede agrietarse, exfoliarse, irritarse o inflamarse. Además, los baños frecuentes, especialmente con jabones fuertes, pueden contribuir a la resequedad de la piel.

Un eccema puede causar también resequedad en la piel.

Cuidados en el hogar

El cambio de hábitos a la hora del baño puede ser de ayuda, por lo que se recomienda intentar lo siguiente:

  • Disminuir el tiempo de las duchas.
  • Utilizar agua tibia (no caliente).
  • Disminuir el uso de jabón en lo posible y limitar su uso a la cara, las axilas y los genitales si puede. Se puede intentar con limpiadores como Aveeno o Cetaphil o jabones suaves como Neutrogena o Dove.
  • La piel se debe secar completamente pero en forma suave, dando golpecitos y no frotando.
  • Reducir la frecuencia de los baños.
Se recomienda aumentar o mantener la humectación de la piel y del cuerpo:
  • Utilizar aceites de baño o humectantes mínimo diariamente. Los humectantes espesos o grasosos son los mejores. Se deben evitar los productos a base de alcohol. Estos productos se aplican justo después del baño o la ducha cuando la piel todavía está húmeda.
  • Si el aire está muy seco, se puede utilizar un humidificador.
  • Se recomienda tomar mucha agua durante todo el día.
Asimismo, se recomienda aplicar compresas frías en las áreas que presentan prurito y el uso de cremas de cortisona o lociones que pueden adquirirse sin prescripción médica si la piel está inflamada. Si esto no es suficiente, se debe hablar con el médico acerca de la posible receta de lociones.

Se debe llamar al médico si

Se debe buscar asistencia médica si:

  • Se siente picazón sin una erupción visible.
  • La resequedad y la picazón no dejan dormir a la persona.
  • Se presentan cortaduras o úlceras abiertas a causa del rascado.
  • Las medidas de cuidados en casa no alivian la resequedad y la picazón.
Lo que se puede esperar en la clínica

El médico lleva a cabo un examen físico o chequeos médicos con énfasis especial en todas las partes de la piel.

Para entender mejor la causa de la resequedad en la piel, el médico puede preguntar lo siguiente:

  • ¿Cuándo se desarrolló esta condición o la piel siempre ha sido seca?
  • ¿Están todas las partes del cuerpo afectadas? Si no, ¿cuáles son las partes específicas involucradas?
  • ¿Qué hace empeorar la condición?

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94