#wpv-column-25434b709cd631621806098aaeb2ad58 p,#wpv-column-25434b709cd631621806098aaeb2ad58 em,#wpv-column-25434b709cd631621806098aaeb2ad58 .column-title,#wpv-column-25434b709cd631621806098aaeb2ad58 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-25434b709cd631621806098aaeb2ad58 .text-divider-double,#wpv-column-25434b709cd631621806098aaeb2ad58 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-25434b709cd631621806098aaeb2ad58 .sep,#wpv-column-25434b709cd631621806098aaeb2ad58 .sep-2,#wpv-column-25434b709cd631621806098aaeb2ad58 .sep-3,#wpv-column-25434b709cd631621806098aaeb2ad58 td,#wpv-column-25434b709cd631621806098aaeb2ad58 th,#wpv-column-25434b709cd631621806098aaeb2ad58 caption{color:#70707c;}#wpv-column-25434b709cd631621806098aaeb2ad58:before{background-color:transparent;}
Resonancia Magnetica de Cerebral
En muchos casos, la RM da información que no puede ser visto en rayos X, ecografía o TAC. La resonancia magnética de la cabeza puede ser utilizado para buscar la causa de dolores de cabeza. Precio 270 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Accidente cerebrovascular hemorrágico

Accidente cerebrovascular hemorrágico, sangrado cerebral, hemorragia cerebral, derrame cerebral hemorrágico o sangrado en el cerebro. Un accidente cerebrovascular hemorrágico implica el sangrado dentro del cerebro, lo que daña el tejido cerebral adyacente. Ver también:

Síntomas del accidente cerebrovascular hemorrágico

Los síntomas de un accidente cerebrovascular son típicamente de inicio súbito y pueden empeorar rápidamente. La siguiente es una lista de los problemas posibles:

Causas del accidente cerebrovascular hemorrágico

El accidente cerebrovascular hemorrágico ocurre cuando un vaso sanguíneo se rompe dentro del cerebro. El cerebro es muy sensible al sangrado y el daño se puede presentar con mucha rapidez, ya sea por la presencia de la sangre en sí o debido a que el líquido aumenta la presión en el cerebro y lo lesiona al comprimirlo contra el cráneo.

La hemorragia irrita los tejidos cerebrales causando inflamación. Los tejidos circundantes del cerebro se resisten a la expansión del sangrado, el cual es contenido finalmente formando una masa (hematoma). Tanto la inflamación como el hematoma comprimen y desplazan al tejido cerebral normal.

El accidente cerebrovascular hemorrágico se asocia más a menudo con la presión arterial elevada, la cual tensiona las paredes arteriales hasta cuando se rompen.

Otra causa de accidente cerebrovascular es un aneurisma. Éste hace referencia a un punto débil en una pared arterial, que se abomba debido a la presión de la sangre que circula dentro de la arteria afectada. Finalmente puede romperse y provocar un problema grave. Cuanto mayor es el aneurisma, más probable es que se rompa. No está claro por qué se desarrollan aneurismas en las personas, pero los genes pueden jugar un papel, ya que los aneurismas se presentan en familias.

El accidente cerebrovascular también puede ser provocado por la acumulación de una proteína denominada amiloide dentro de las paredes arteriales, particularmente en los ancianos. Ésta hace que las arterias sean más propensas al sangrado.

La proteína amiloide también está implicada en el daño cerebral relacionado con la enfermedad de Alzheimer, pero la diferencia es que las personas con enfermedad de Alzheimer tienen acumulación amiloide en el tejido cerebral en lugar de las arterias. Por lo tanto, las personas con enfermedad de Alzheimer por lo general no sufren sangrado cerebral.

Algunas personas con hemorragia cerebral presentan conexiones anómalas entre arterias y venas. En circunstancias normales, la sangre circulante viaja a través de las arterias hacia los capilares, donde suministra nutrientes y oxígeno a los tejidos. Una vez que la sangre ha depositado los nutrientes y el oxígeno, es llevada de nuevo hacia el corazón desde los capilares a través de las venas.

Sin embargo, en algunas personas, una arteria cerebral se puede conectar directamente con una vena en lugar de pasar primero por los capilares, lo cual se denomina malformación arteriovenosa (MAV).

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94