#wpv-column-e36fa1516688f4a269d072bc639fc3c6 p,#wpv-column-e36fa1516688f4a269d072bc639fc3c6 em,#wpv-column-e36fa1516688f4a269d072bc639fc3c6 .column-title,#wpv-column-e36fa1516688f4a269d072bc639fc3c6 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-e36fa1516688f4a269d072bc639fc3c6 .text-divider-double,#wpv-column-e36fa1516688f4a269d072bc639fc3c6 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-e36fa1516688f4a269d072bc639fc3c6 .sep,#wpv-column-e36fa1516688f4a269d072bc639fc3c6 .sep-2,#wpv-column-e36fa1516688f4a269d072bc639fc3c6 .sep-3,#wpv-column-e36fa1516688f4a269d072bc639fc3c6 td,#wpv-column-e36fa1516688f4a269d072bc639fc3c6 th,#wpv-column-e36fa1516688f4a269d072bc639fc3c6 caption{color:#70707c;}#wpv-column-e36fa1516688f4a269d072bc639fc3c6:before{background-color:transparent;}
Chequeo Oftalmológico
Los niños deben someterse a su primer examen de tres y cinco años, y deben continuar recibiendo exámenes de la vista cada año. Los adultos con problemas de visión deben tener el chequeo de ojos cada 5 años. A partir de los 40 años de edad, los adultos deben tener un examen oftalmológico cada 2 años. Después de 65 años de edad, realizarse un examen anual. Precio 125 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Rubéola

Rubéola, sarampión alemán o sarampión de tres días es una infección en la cual se presenta una erupción en la piel.

Ver también: rubéola congénita, cuando una mujer en embarazo resulta infectada de rubéola y se la transmite a su bebé mientras éste aún está en el útero.

Síntomas de la rubéola

Los niños por lo general presentan pocos síntomas, mientras que los adultos pueden experimentar fiebre, dolor de cabeza, indisposición general (malestar) y secreción nasal antes de la aparición de la erupción cutánea. Ellos pueden no notar los síntomas.

Otros síntomas pueden abarcar:

  • Hematomas (raro)
  • Inflamación de los ojos (ojos inyectados de sangre)
  • Dolor muscular o articular
Causas de la rubéola

La rubéola es causada por un virus que se propaga a través del aire o por contacto cercano.

Una persona con rubéola puede transmitirle la enfermedad a otros desde una semana antes de la aparición de la erupción hasta 1 o 2 semanas después de que ésta desaparece.

Debido a que la vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubéola (triple viral) se le administra a la mayoría de los niños, la rubéola es mucho menos común ahora.

Casi cualquier persona que reciba la vacuna tiene inmunidad contra la rubéola. Inmunidad significa que el cuerpo ha creado defensas contra el virus de la rubéola.

En algunos adultos, la vacuna puede desaparecer y no protegerlos del todo.

Las mujeres que puedan resultar en embarazo y otros adultos pueden recibir una dosis de refuerzo.

Los niños y los adultos que nunca fueron vacunados contra la rubéola aún pueden contraer esta infección.

Pruebas diagnósticas de la rubéola

Un exudado faríngeo o nasal se puede enviar para cultivo.

Se puede hacer un análisis de sangre para ver si una persona está protegida contra la rubéola.

Todas las mujeres que puedan resultar embarazadas deben hacerse este examen. Si es negativo, recibirán la vacuna.

Tratamiento de la rubéola

No existe tratamiento para esta enfermedad.

Los pacientes pueden tomar paracetamol para reducir la fiebre.

Se pueden tratar los defectos que se presentan con la rubéola congénita.

El pronóstico

La rubéola generalmente es una infección leve.

Después de una infección, las personas tienen inmunidad para la enfermedad por el resto de sus vidas.

Posibles complicaciones

Las complicaciones pueden ocurrir en el feto si la madre resulta infectada durante el embarazo. Igualmente, se puede presentar aborto espontáneo o mortinato.

El niño puede nacer con anomalías congénitas.

Ver también: rubéola congénita.

Cuándo llamar a un médico especialista

Solicite una cita con el médico si:

  • Es una mujer en edad de procrear y no está segura de haber sido vacunada contra la rubéola.
  • Usted o su hijo desarrollan un dolor de cabeza fuerte, rigidez cervical, dolor de oído o perturbaciones visuales durante o después de un caso de rubéola.
  • Usted o su hijo necesitan recibir la vacuna triple viral.
Prevención de la rubéola

Hay una vacuna segura y efectiva para prevenir la rubéola.

La vacuna contra la rubéola se recomienda para todos los niños y rutinariamente se administra entre los 12 y 15 meses de edad, pero a veces se aplica antes durante las epidemias.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94