#wpv-column-5341c20313484d960ea675e3284c6a15 p,#wpv-column-5341c20313484d960ea675e3284c6a15 em,#wpv-column-5341c20313484d960ea675e3284c6a15 .column-title,#wpv-column-5341c20313484d960ea675e3284c6a15 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-5341c20313484d960ea675e3284c6a15 .text-divider-double,#wpv-column-5341c20313484d960ea675e3284c6a15 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-5341c20313484d960ea675e3284c6a15 .sep,#wpv-column-5341c20313484d960ea675e3284c6a15 .sep-2,#wpv-column-5341c20313484d960ea675e3284c6a15 .sep-3,#wpv-column-5341c20313484d960ea675e3284c6a15 td,#wpv-column-5341c20313484d960ea675e3284c6a15 th,#wpv-column-5341c20313484d960ea675e3284c6a15 caption{color:#70707c;}#wpv-column-5341c20313484d960ea675e3284c6a15:before{background-color:transparent;}
Chequeo Ginecológico
Los reconocimientos médicos ginecológicos son las revisiones periódicas que se ha de someter la mujer con objeto de descartar una posible patología oculta que afecte a su aparato genital. Precio 125 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Síndrome de dificultad respiratoria neonatal

Síndrome de dificultad respiratoria neonatal, enfermedad de la membrana hialina o síndrome de dificultad respiratoria neonatal se observa con mayor frecuencia en bebés prematuros.

Esta afección dificulta la respiración.

Síntomas del síndrome de dificultad respiratoria neonatal

Los síntomas normalmente aparecen en cuestión de minutos después del nacimiento, aunque es posible que no se observen durante varias horas. Los síntomas pueden abarcar:

  • Color azulado de la piel y membranas mucosas (cianosis).
  • Detención breve de la respiración (apnea).
  • Disminución de la diuresis.
  • Ronquidos.
  • Aleteo nasal.
  • Respiración rápida.
  • Respiración poco profunda.
  • Dificultad para respirar y sonidos roncos mientras respira.
  • Movimiento respiratorio inusual: retracción de los músculos del tórax con la respiración.
Causas del síndrome de dificultad respiratoria neonatal

El síndrome de dificultad respiratoria neonatal (SDR) ocurre en bebés cuyos pulmones no se han desarrollado todavía totalmente.

La enfermedad es causada principalmente por la falta de una sustancia resbaladiza y protectora, llamada surfactante o agente tensioactivo, que ayuda a los pulmones a inflarse con aire e impide que los alvéolos colapsen.

Esta sustancia normalmente aparece en pulmones completamente desarrollados.

Este síndrome también puede ser el resultado de problemas genéticos con el desarrollo pulmonar.

Cuanto más prematuro sea un bebé al nacer, menos desarrollados estarán sus pulmones y mayor será la probabilidad de presentar el síndrome de dificultad respiratoria neonatal.

La mayoría de los casos se observa en bebés nacidos antes de 28 semanas y es muy raro en los bebés nacidos a término (a las 40 semanas).

Además de la prematuridad, los siguientes factores incrementan el riesgo de presentarse este síndrome:

  • Un hermano o hermana que lo padecieron.
  • Diabetes en la madre.
  • Parto por cesárea.
  • Complicaciones del parto que reducen la circulación al bebé.
  • Embarazo múltiple (gemelos o más).
  • Trabajo de parto rápido.
El riesgo del síndrome de dificultad respiratoria neonatal puede disminuirse si la madre embarazada tiene hipertensión arterial crónica relacionada con el embarazo o ruptura prolongada de la bolsa de las aguas, debido a que la tensión de estas situaciones puede provocar que los pulmones del bebé maduren más pronto.

Pruebas diagnósticas del síndrome de dificultad respiratoria neonatal

Una gasometría arterial muestra bajos niveles de oxígeno y exceso de ácido en los líquidos corporales.

Una radiografía de tórax muestra que los pulmones tienen una apariencia de “vidrio molido”, que a menudo se desarrolla de 6 a 12 horas después de nacer.

Se llevan a cabo exámenes de laboratorio para descartar infección y sepsis como causa de la disnea.

El tratamiento del síndrome de dificultad respiratoria neonatal

Los bebés prematuros y en alto riesgo requieren atención oportuna por parte de un equipo de reanimación pediátrica.

A pesar del tratamiento para el SDR enormemente mejorado en años recientes, aún existen muchas controversias.

Administrar un agente tensioactivo directamente en los pulmones de un bebé puede ser muy importante, pero qué se debe administrar y quién y cuándo debe hacerlo aún es materia de investigación.

A los bebés se les administra oxígeno húmedo y caliente.

Esto es muy importante, pero es necesario que se administre cuidadosamente para reducir los efectos secundarios asociados con la presencia de demasiado oxígeno.

Un respirador puede ser un procedimiento de salvamento, especialmente si los bebés presentan lo siguiente:

  • Niveles altos de dióxido de carbono en las arterias
  • Bajo nivel sanguíneo de oxígeno en las arterias
  • pH bajo en la sangre (acidez)
También puede ser un procedimiento de salvamento para bebés con pausas respiratorias repetitivas.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94