#wpv-column-b568b71c78f3cc999dec12de333607c4 p,#wpv-column-b568b71c78f3cc999dec12de333607c4 em,#wpv-column-b568b71c78f3cc999dec12de333607c4 .column-title,#wpv-column-b568b71c78f3cc999dec12de333607c4 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-b568b71c78f3cc999dec12de333607c4 .text-divider-double,#wpv-column-b568b71c78f3cc999dec12de333607c4 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-b568b71c78f3cc999dec12de333607c4 .sep,#wpv-column-b568b71c78f3cc999dec12de333607c4 .sep-2,#wpv-column-b568b71c78f3cc999dec12de333607c4 .sep-3,#wpv-column-b568b71c78f3cc999dec12de333607c4 td,#wpv-column-b568b71c78f3cc999dec12de333607c4 th,#wpv-column-b568b71c78f3cc999dec12de333607c4 caption{color:#70707c;}#wpv-column-b568b71c78f3cc999dec12de333607c4:before{background-color:transparent;}
Chequeos Médicos
Los chequeos médicos y pruebas diagnósticas regulares pueden ayudar a detectar problemas antes de que comiencen. También pueden ayudar a encontrar problemas temprano, cuando las posibilidades de tratamiento y curación son mejores.

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Meningococemia

Meningococemia, septicemia meningocócica, toxemia menigocócica o bacteriemia meningocócica es una infección aguda y potencialmente mortal del torrente sanguíneo.

Ver también: septicemia

Síntomas de la meningococemia

Puede haber pocos síntomas al principio, algunos de los cuales pueden ser:

  • Ansiedad
  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Irritabilidad
  • Dolor muscular
  • Náuseas
  • Erupción con manchas rojas o púrpuras (petequias)
Los síntomas tardíos pueden abarcar:
  • Nivel de conciencia cambiante
  • Grandes áreas de sangrado bajo la piel (púrpura)
  • Shock
Causas de la meningococemia

La meningococemia es causada por una bacteria llamada Neisseria meningitidis, que vive con frecuencia en las vías respiratorias altas de una persona sin provocar signos visibles de enfermedad. La bacteria se puede propagar de una persona a otra a través de las gotitas de la respiración; por ejemplo, uno puede resultar infectado si está cerca de alguien con esta afección en el momento en que estornude o tosa.

Los miembros de la familia al igual que las personas expuestas muy de cerca a un individuo que padece la afección tienen mayor riesgo. La infección se presenta con más frecuencia en invierno y comenzando la primavera.

Exámenes y pruebas de la meningococemia

Se llevarán a cabo análisis de sangre para descartar otras infecciones y ayudar a confirmar el diagnóstico de meningococemia. Tales exámenes pueden abarcar:

Otros exámenes que se pueden hacer abarcan:
El tratamiento de la meningococemia

La meningococemia es una emergencia médica. Las personas con este tipo de infección a menudo son internadas en la unidad de cuidados intensivos del hospital, donde son monitoreadas muy de cerca. La persona se puede dejar en aislamiento respiratorio durante las primeras 24 horas para ayudar a prevenir la diseminación de la infección a otros.

Los tratamientos pueden abarcar:

  • Antibióticos por vía intravenosa (IV), administrados inmediatamente
  • Soporte respiratorio
  • Reposición de factores de coagulación o plaquetas, si se presentan trastornos hemorrágicos
  • Líquidos intravenosos (IV)
  • Medicamentos para tratar la hipotensión arterial
  • Cuidado de heridas para áreas de piel con coágulos sanguíneos
Expectativas (pronóstico)

El tratamiento oportuno da como resultado un buen pronóstico. Cuando se presenta shock, el pronóstico es más reservado.

La afección es potencialmente más mortal en aquellas personas que padecen:

Los pacientes que no desarrollan meningitis también tienden a tener un pronóstico más desalentador.

Complicaciones
  • Artritis
  • Coagulopatía intravascular diseminada (CID)
  • Gangrena debido a la falta de riego sanguíneo
  • Inflamación de los vasos sanguíneos en la piel (vasculitis cutánea)
  • Miocarditis
  • Pericarditis
  • Shock
  • Daño serio a las glándulas suprarrenales que puede llevar a hipotensión arterial (síndrome de Waterhouse-Friderichsen)
Situaciones que requieren un especialista médico

Acuda de inmediato a la sala de urgencias si tiene síntomas de meningococemia. Igualmente, consulte con el médico si ha estado cerca de alguien que padece la enfermedad.

Prevención de la meningococemia

Con frecuencia, se recomiendan antibióticos preventivos para los miembros de la familia y contactos. Hable con el médico acerca de esta opción.

Para los niños, se recomienda una vacuna que cubre algunas cepas del meningococo, aunque no todas.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94