#wpv-column-40c10060db75589f69febe59c91e1d26 p,#wpv-column-40c10060db75589f69febe59c91e1d26 em,#wpv-column-40c10060db75589f69febe59c91e1d26 .column-title,#wpv-column-40c10060db75589f69febe59c91e1d26 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-40c10060db75589f69febe59c91e1d26 .text-divider-double,#wpv-column-40c10060db75589f69febe59c91e1d26 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-40c10060db75589f69febe59c91e1d26 .sep,#wpv-column-40c10060db75589f69febe59c91e1d26 .sep-2,#wpv-column-40c10060db75589f69febe59c91e1d26 .sep-3,#wpv-column-40c10060db75589f69febe59c91e1d26 td,#wpv-column-40c10060db75589f69febe59c91e1d26 th,#wpv-column-40c10060db75589f69febe59c91e1d26 caption{color:#70707c;}#wpv-column-40c10060db75589f69febe59c91e1d26:before{background-color:transparent;}
Chequeo Ginecológico
Los reconocimientos médicos ginecológicos son las revisiones periódicas que se ha de someter la mujer con objeto de descartar una posible patología oculta que afecte a su aparato genital. Precio 125 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Síndrome de hiperestimulación ovárico

Síndrome de hiperestimulación ovárico o SHO es una complicación que ocasionalmente se ve en mujeres que toman ciertos medicamentos para la fertilidad que estimulan la producción de óvulos.

Ver también: infertilidad

Síntomas del síndrome de hiperestimulación ovárico

Los síntomas del síndrome de hiperestimulación ovárica pueden ir de leves a severos. La mayoría de las mujeres que padecen la afección tiene síntomas leves tales como:

  • Distensión abdominal
  • Dolor leve en el abdomen
  • Aumento de peso
En los casos raros, las mujeres pueden tener síntomas más serios, como:
  • Aumento considerable de peso (más de 4,5 kg en 3 – 5 días)
  • Dolor intenso o hinchazón en el abdomen
  • Disminución de la micción
  • Dificultad para respirar
Causas del síndrome de hiperestimulación ovárico

Normalmente, una mujer produce un óvulo por mes. A algunas mujeres que se someten a tratamientos de fertilidad se les suministran medicamentos para ayudar a normalizar el desarrollo de los óvulos o incrementar su producción.

Sin embargo, si los medicamentos estimulan demasiado los ovarios, éstos pueden resultar de repente muy hinchados y el líquido puede escaparse al área del vientre y del pecho. Esto se denomina síndrome de hiperestimulación ovárica (SHO) y sólo ocurre después de que los óvulos son liberados del ovario (ovulación).

Usted tiene mayor probabilidad de presentar el síndrome de hiperestimulación ovárica si su médico le administra una inyección de una hormona llamada gonadotropina coriónica humana (GCH) para ayudar a activar la ovulación. Usted puede tener un riesgo aún mayor de padecer este síndrome si recibe más de una dosis de GCH después de la ovulación y si queda embarazada durante este ciclo. El síndrome de hiperestimulación ovárica rara vez ocurre, si alguna vez se presenta, en mujeres que sólo toman medicamentos para la fertilidad por vía oral.

El síndrome de hiperestimulación ovárica afecta hasta el 10% de mujeres que pasan por la fecundación in vitro. En la mayoría de los casos, la afección es leve, pero algunas mujeres contraen una forma severa y peligrosa de este síndrome.

Los factores de riesgo adicionales para el síndrome de hiperestimulación ovárica abarcan:

  • Edad menor a 35 años
  • Nivel de estrógenos muy alto mientras la persona se somete a tratamientos para la fertilidad
  • Poliquistosis ovárica
Pruebas diagnósticas del síndrome de hiperestimulación ovárico

Si usted tiene un caso de síndrome de hiperestimulación ovárica grave, el médico necesitará supervisar los síntomas cuidadosamente y es posible que la hospitalicen.

A usted se le medirá el peso y el tamaño del área ventral (abdomen). Los exámenes que se pueden hacer abarcan:

El tratamiento del síndrome de hiperestimulación ovárico

Los casos leves del síndrome de hiperestimulación ovárica normalmente no necesitan tratamiento y la molestia se puede aliviar haciendo lo siguiente:

  • Descansar bastante con las piernas levantadas. Esto ayuda a que el cuerpo libere el líquido. Sin embargo, la actividad ligera de vez en cuando es mejor que el reposo total en cama, a menos que el médico le diga lo contrario.
  • Tomar al menos de 10 a 12 vasos de líquido al día (sobre todo bebidas que contengan electrolitos).

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94