#wpv-column-6f6858e2f88be6cc51a0b2b7270d7cc8 p,#wpv-column-6f6858e2f88be6cc51a0b2b7270d7cc8 em,#wpv-column-6f6858e2f88be6cc51a0b2b7270d7cc8 .column-title,#wpv-column-6f6858e2f88be6cc51a0b2b7270d7cc8 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-6f6858e2f88be6cc51a0b2b7270d7cc8 .text-divider-double,#wpv-column-6f6858e2f88be6cc51a0b2b7270d7cc8 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-6f6858e2f88be6cc51a0b2b7270d7cc8 .sep,#wpv-column-6f6858e2f88be6cc51a0b2b7270d7cc8 .sep-2,#wpv-column-6f6858e2f88be6cc51a0b2b7270d7cc8 .sep-3,#wpv-column-6f6858e2f88be6cc51a0b2b7270d7cc8 td,#wpv-column-6f6858e2f88be6cc51a0b2b7270d7cc8 th,#wpv-column-6f6858e2f88be6cc51a0b2b7270d7cc8 caption{color:#70707c;}#wpv-column-6f6858e2f88be6cc51a0b2b7270d7cc8:before{background-color:transparent;}
Chequeos Médicos
Los chequeos médicos y pruebas diagnósticas regulares pueden ayudar a detectar problemas antes de que comiencen. También pueden ayudar a encontrar problemas temprano, cuando las posibilidades de tratamiento y curación son mejores.

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Shock séptico

Shock séptico, Shock bacteriémico, Shock endotóxico, Shock septicémico o Shock caliente es una afección grave que ocurre cuando una infección devastadora lleva a que se presente hipotensión arterial potencialmente mortal.

Ver también:

Síntomas del shock séptico

El shock séptico puede afectar a cualquier parte del cuerpo, incluyendo el corazón, el cerebro, los riñones, el hígado y los intestinos. Los síntomas pueden abarcar:

  • Extremidades frías y pálidas
  • Temperatura alta o muy baja, escalofríos
  • Sensación de mareo
  • Presión arterial baja, en especial al estar parado
  • Disminución o ausencia del gasto urinario
  • Palpitaciones
  • Frecuencia cardíaca rápida
  • Inquietud, agitación, letargo o confusión
  • Dificultad para respirar
  • Salpullido o cambio de color de la piel
Causas del shock séptico

El shock séptico ocurre con más frecuencia en las personas de edad muy avanzada y en las muy jóvenes, al igual que en personas que tienen otras enfermedades.

Este tipo de shock puede ser causado por cualquier tipo de bacteria, al igual que por hongos y, en raras ocasiones, por virus. Las toxinas liberadas por bacterias u hongos pueden causar daño tisular y llevar a que se presente hipotensión arterial y funcionamiento deficiente de órganos. Algunos investigadores creen que los coágulos sanguíneos anormales en pequeñas arterias ocasionan la falta de flujo de sangre y el funcionamiento deficiente de órganos.

El cuerpo igualmente produce una respuesta inflamatoria fuerte a las toxinas. Esta inflamación puede contribuir a que se presente daño a órganos.

Los factores de riesgo para el shock séptico son, entre otros:

  • Diabetes
  • Enfermedades del aparato genitourinario, el aparato biliar o el aparato digestivo
  • Enfermedades que debilitan el sistema inmunitario, como el SIDA
  • Sondas permanentes: las que se mantienen en su lugar por períodos extensos, especialmente vías intravenosas y sondas vesicales, al igual que endoprótesis vasculares (stents) de metal o plástico usadas para el drenaje
  • Leucemia
  • Uso prolongado de antibióticos
  • Linfoma
  • Infección reciente
  • Cirugía o procedimiento médico reciente
  • Uso reciente de esteroides
Exámenes y pruebas del shock séptico

Se pueden hacer análisis de sangre para verificar la presencia de infección, nivel bajo de oxígeno en la sangre, alteraciones en el equilibrio ácido-básico o también disfunción orgánica o insuficiencia de un órgano.

Una radiografía del tórax puede revelar neumonía o líquido en los pulmones (edema pulmonar).

Una muestra de orina puede revelar infección.

Los estudios adicionales, como hemocultivos, pueden no resultar positivos durante varios días después de haberse sacado la sangre o durante algunos días después de haberse presentado el shock.

El tratamiento del shock séptico

El shock séptico es una emergencia médica y los pacientes generalmente ingresan a la unidad de cuidados intensivos del hospital.

El tratamiento puede abarcar:

  • Respirador (ventilación mecánica)
  • Medicamentos para tratar la presión arterial baja, la infección o la coagulación de la sangre
  • Líquidos administrados directamente en la vena (por vía intravenosa)
  • Oxígeno
  • Cirugía
Existen nuevos fármacos que actúan en contra de la respuesta hiperinflamatoria que se observa en el shock séptico, los cuales pueden ayudar a limitar el daño a órganos.

Se puede requerir el control hemodinámico, es decir, la evaluación de las presiones en el corazón y los pulmones, pero esto sólo puede hacerse con equipo especializado y cuidados de enfermería intensivos.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94