Chequeos Médicos

Los chequeos médicos y pruebas diagnósticas regulares pueden ayudar a detectar problemas antes de que comiencen. También pueden ayudar a encontrar problemas temprano, cuando las posibilidades de tratamiento y curación son mejores.
Precio de los chequeos: desde 90 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Neumotórax en niños

Neumotórax en niños o síndrome de escape de aire es la acumulación de aire o gas en el espacio dentro del tórax alrededor de los pulmones, lo cual lleva a que se presente una atelectasia pulmonar.

Este artículo aborda el neumotórax en los bebés.

Para obtener información sobre el neumotórax en los niños mayores y en adultos, ver el artículo: neumotórax.

Síntomas del neumotórax en niños

Muchos bebés con neumotórax son asintomáticos. Cuando los síntomas realmente se presentan, pueden abarcar:

  • Color de piel azulado (cianosis)
  • Respiración rápida
  • Aleteo nasal
  • Gruñidos al respirar
  • Irritabilidad
  • Inquietud
  • Uso de otros músculos pectorales y abdominales para ayudar con la respiración (tiraje)

Causas del neumotórax en niños

Un neumotórax ocurre cuando se revientan los diminutos sacos de aire (alvéolos) en el pulmón de un bebé, dejando escapar aire dentro del espacio entre el pulmón y la pared torácica (espacio pleural).

La causa más común de neumotórax es el síndrome de dificultad respiratoria, que ocurre en bebés que nacen demasiado pronto (prematuros).

  • Debido a que los pulmones del bebé carecen de una sustancia lubricante (tensioactiva), los diminutos alvéolos no pueden expandirse tan fácilmente.
  • Si se coloca al bebé con un respirador (ventilador mecánico), hay una presión extra sobre los pulmones, lo cual algunas veces puede reventar los alvéolos.

El síndrome de aspiración de meconio es otra causa de neumotórax en recién nacidos. A medida que el bebé está naciendo, es posible que inhale la primera deposición, llamada meconio. Esto puede causar problemas respiratorios y la necesidad de un respirador.

Con menos frecuencia, un bebé por lo demás saludable puede presentar una filtración de aire cuando toma las primeras respiraciones después del nacimiento. Esto ocurre debido a la presión que se necesita para expandir los pulmones por primera vez.

El neumotórax es más común en los niños que en las niñas.

Exámenes y pruebas del neumotórax en niños

Las enfermeras y los médicos pueden tener dificultad para oír los ruidos respiratorios al auscultar los pulmones del bebé con un estetoscopio. Los ruidos del corazón o del pulmón pueden parecer como si vinieran de una parte diferente del pecho a la normal.

Los exámenes para el neumotórax abarcan:

  • Radiografía del tórax
  • Sonda suave que se coloca contra el pecho del bebé, también conocida como “transiluminación” (las cavidades de aire aparecerán como áreas más claras)

El tratamiento del neumotórax en niños

Es posible que los bebés asintomáticos no necesiten tratamiento. El equipo médico vigilará la respiración, la frecuencia cardíaca y el color del bebé.

Si el bebé está teniendo síntomas, el médico colocará una aguja o un tubo delgado, llamado catéter, dentro del pecho del bebé para extraer el aire que se ha escapado hacia el espacio pleural.

El tratamiento puede durar desde unos días hasta unas cuantas semanas.

Expectativas (pronóstico)

Algunos escapes de aire desaparecerán por sí solos al cabo de unos días sin tratamiento. El pronóstico de los bebés que son tratados sacándoles el aire con una aguja o con un catéter normalmente es bueno después del tratamiento.

Complicaciones

Aunque a los bebés conectados a respiradores se los vigila cuidadosamente, se pueden presentar escapes de aire.

A medida que el aire se acumula en el pecho, puede empujar el corazón hacia el otro lado del tórax.

Ver el articulo completo

2017 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 460 80 00