Consulta de Alergología

En el departamento de Alergología realizamos todas las pruebas necesarias para averiguar las causas, identificando los alergenos causantes del problema.
Precio de consulta 50 €


Ilustración:

Fiebre del dengue hemorrágico

Fiebre del dengue hemorrágico, dengue hemorrágico, fiebre por dengue hemorrágico, síndrome de shock por dengue, fiebre hemorrágica de Filipinas, fiebre hemorrágica tailandesa o fiebre hemorrágica de Singapur es una infección grave y potencialmente mortal que se propaga por medio de ciertas especies de mosquitos (Aedes aegypti).

Ver también: fiebre del dengue

Síntomas de la fiebre del dengue hemorrágico

Los síntomas iniciales de la fiebre del dengue hemorrágico son similares a los de la fiebre del dengue, pero después de varios días el paciente se vuelve irritable, inquieto y sudoroso. Estos síntomas van seguidos de un estado parecido al shock.

El sangrado puede aparecer como manchas de sangre pequeñas sobre la piel (petequias) y parches de sangre más grandes bajo la piel (equimosis). Las lesiones menores pueden causar sangrado.

El shock puede causar la muerte. Si el paciente sobrevive, la recuperación comienza después de un período de crisis de un día.

Los síntomas iniciales son, entre otros, los siguientes:

  • Disminución del apetito
  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Dolores articulares
  • Malestar general
  • Dolores musculares
  • Vómitos

Los síntomas de la fase aguda son, entre otros, los siguientes:

  • Inquietud seguida por
     
  • equimosis
  • erupción generalizada
  • petequias
  • empeoramiento de los síntomas iniciales
  • Estado parecido al shock
     

    • extremidades frías y pegajosas
    • sudoración (diaforesis)
  • Causas de la fiebre del dengue hemorrágico

    Se sabe que cuatro diferentes virus de dengue causan la fiebre del dengue hemorrágico. Esta afección ocurre cuando una persona contrae un tipo de virus de dengue diferente, después de haber sido infectado previamente por otro tipo en algún momento. La inmunidad previa a un tipo de virus del dengue diferente juega un papel importante en esta grave enfermedad.

    En todo el mundo, se presentan más de 100 millones de casos de fiebre del dengue cada año y un pequeño porcentaje se convierte en fiebre del dengue hemorrágico. La mayoría de las infecciones en los Estados Unidos ingresan desde otros países. Es posible, aunque infrecuente, que un viajero que regresa a los Estados Unidos le transmita la infección a alguien que no haya viajado.

    Entre los factores de riesgo para la fiebre del dengue hemorrágico se pueden mencionar tener anticuerpos para el virus del dengue a raíz de una infección previa y ser menor de 12 años, mujer o de raza blanca.

    Pruebas diagnósticas de la fiebre del dengue hemorrágico

    Un examen físico puede indicar lo siguiente:

    Los exámenes pueden abarcar los siguientes:

    • Gasometría arterial
    • Estudios de coagulación
    • Electrolitos
    • Hematocrito
    • Enzimas hepáticas
    • Conteo de plaquetas
    • Estudios serológicos que muestran anticuerpos contra los virus del dengue
    • Estudios séricos de muestras tomadas durante la fase aguda de la enfermedad y la convalecencia (aumento en el título del antígeno de dengue)
    • Prueba del torniquete (ocasiona la formación de petequias por debajo del torniquete)
    • Radiografía de tórax (puede mostrar derrame plural)

    El tratamiento de la fiebre del dengue hemorrágico

    Debido a que la fiebre del dengue hemorrágico es causada por un virus para el cual no se conoce cura ni vacuna, sólo es posible el tratamiento de los síntomas.

    • Una transfusión de plasma fresco o plaquetas puede corregir problemas de sangrado.
    • Los líquidos y electrolitos intravenosos también se usan para corregir los desequilibrios electrolíticos.
    • Es posible que se requiera oxigenoterapia para tratar niveles de oxígeno en la sangre que están anormalmente bajos.

    Ver el articulo completo