Consulta de Urología

La dedicación de nuestros urólogos especialistas posibilita la realización de consultas médicas y pruebas en lapsos de tiempo reducidos, obteniendo a menudo resultados en menos de 3 días.
Precio de la consulta 50 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Nefrosis

Nefrosis o síndrome nefrótico es un grupo de síntomas que comprenden proteína en la orina (más de 3.5 gramos por día), bajos niveles de proteína en la sangre, niveles altos de colesterol y triglicéridos e hinchazón.

Síntomas de la nefrosis

La hinchazón (edema) es el síntoma más común y puede ocurrir:

Otros síntomas abarcan:

Causas de la nefrosis

El síndrome nefrótico es causado por diversos trastornos que producen daño renal, particularmente la membrana basal del glomérulo, lo cual ocasiona de inmediato excreción anormal de proteína en la orina.

La causa más común en los niños es la enfermedad de cambios mínimos, mientras que la glomerulonefritis membranosa es la causa más común en adultos.

Esta afección también puede ocurrir como resultado de una infección (como amigdalitis estreptocócica, hepatitis o mononucleosis), uso de ciertas drogas, cáncer, trastornos genéticos, trastornos inmunitarios o enfermedades que afecten múltiples sistemas corporales, incluyendo diabetes, lupus eritematoso sistémico, mieloma múltiple y amiloidosis.

También puede acompañar trastornos renales, como glomerulonefritis, glomeruloesclerosis segmentaria y focal y glomerulonefritis mesangiocapilar.

El síndrome nefrótico puede afectar a todos los grupos de edades y, en los niños, es más común entre edades de 2 a 6 años. Este trastorno se presenta con una frecuencia ligeramente mayor en los hombres que en las mujeres.

Pruebas y exámenes de la nefrosis

El médico llevará a cabo un examen físico. Asimismo, se harán pruebas de laboratorio para ver cómo están funcionado los riñones. Entre ellas están:

Con frecuencia, también hay presencia de grasas en la orina. Los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre se pueden incrementar.

Se puede necesitar una biopsia del riñón.

Los exámenes para descartar diversas causas pueden abarcar los siguientes:

Esta enfermedad también puede alterar los resultados de los siguientes exámenes:

El tratamiento de la nefrosis

El objetivo del tratamiento es aliviar los síntomas, prevenir las complicaciones y retrasar el daño renal progresivo. Es necesario el tratamiento del trastorno causante para controlar el síndrome nefrótico. El tratamiento se puede requerir de por vida.

Controlar la presión arterial es la medida más importante para demorar el daño renal. La meta es mantener la presión arterial en o por debajo de 130/80 mmHg. Los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (IECA) y los bloqueadores de los receptores de angiotensina (BRA) son los medicamentos que se emplean con mayor frecuencia en este caso. Los IECA también pueden ayudar a disminuir la cantidad de pérdida de proteína en la orina.

Se pueden utilizar corticoesteroides y otros fármacos que inhiben o calman el sistema inmunitario.

Se deben tratar los niveles altos de colesterol para reducir el riesgo de problemas vasculares y cardíacos.

Ver el articulo completo