#wpv-column-753122aab8281837bebb09ab5a10583c p,#wpv-column-753122aab8281837bebb09ab5a10583c em,#wpv-column-753122aab8281837bebb09ab5a10583c .column-title,#wpv-column-753122aab8281837bebb09ab5a10583c .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-753122aab8281837bebb09ab5a10583c .text-divider-double,#wpv-column-753122aab8281837bebb09ab5a10583c .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-753122aab8281837bebb09ab5a10583c .sep,#wpv-column-753122aab8281837bebb09ab5a10583c .sep-2,#wpv-column-753122aab8281837bebb09ab5a10583c .sep-3,#wpv-column-753122aab8281837bebb09ab5a10583c td,#wpv-column-753122aab8281837bebb09ab5a10583c th,#wpv-column-753122aab8281837bebb09ab5a10583c caption{color:#70707c;}#wpv-column-753122aab8281837bebb09ab5a10583c:before{background-color:transparent;}
Chequeo Oftalmológico
Los niños deben someterse a su primer examen de tres y cinco años, y deben continuar recibiendo exámenes de la vista cada año. Los adultos con problemas de visión deben tener el chequeo de ojos cada 5 años. A partir de los 40 años de edad, los adultos deben tener un examen oftalmológico cada 2 años. Después de 65 años de edad, realizarse un examen anual. Precio 125 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Síndrome oculoglandular Parinaud

Síndrome oculoglandular de Parinaud es un problema ocular, similar a la conjuntivitis (“ojo rojo”), que generalmente afecta sólo a un ojo y va acompañado de inflamación de los ganglios linfáticos circundantes y enfermedad con fiebre.

Síntomas del síndrome oculoglandular Parinaud
  • Ojo rojo, irritado y con dolor (similar a la conjuntivitis)
  • Fiebre
  • Sensación de malestar general
  • Aumento del lagrimeo (posible)
  • Hinchazón de los ganglios linfáticos cercanos (con frecuencia frente al oído)
Causas del síndrome oculoglandular Parinaud

El síndrome oculoglandular de Parinaud (SOP) es causado por una infección por bacterias, virus, hongos o un parásito.

Las causas más comunes son la fiebre por arañazo de gato y la tularemia (fiebre de los conejos). La bacteria que causa cualquiera de la afecciones puede infectar el ojo. Cualquiera de las bacterias puede ingresar directamente al ojo (en un dedo u otro objeto) o las gotitas de aire que transportan la bacteria pueden ir a parar allí.

Otras enfermedades infecciosas pueden diseminar esto de la misma forma o a través del torrente sanguíneo al ojo.

Pruebas diagnósticas del síndrome oculoglandular Parinaud

Un examen muestra:

  • Fiebre y otros signos de enfermedad
  • Enrojecimiento, sensibilidad e inflamación ocular
  • Es posible que se presenten ganglios linfáticos sensibles frente al oído
  • Puede haber crecimientos (nódulos conjuntivales) en el interior del párpado o la esclerótica del ojo
Se llevarán a cabo análisis de sangre para verificar si hay infección. Un conteo de leucocitos puede estar alto o bajo, dependiendo de la causa de la infección.

Los análisis de sangre para verificar los niveles de anticuerpos son los principales métodos utilizados para diagnosticar muchas de las infecciones que ocasionan el síndrome oculoglandular de Parinaud. Otros exámenes pueden abarcar:

El tratamiento del síndrome oculoglandular Parinaud

Los antibióticos pueden ser útiles, dependiendo de la causa de la infección. Es posible que la cirugía sea necesaria en casos excepcionales para eliminar los tejidos infectados.

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico depende de la causa de la infección. En general, si el diagnóstico se hace a tiempo y se inicia el tratamiento inmediatamente, el pronóstico del síndrome oculoglandular de Parinaud puede ser muy bueno.

Complicaciones

Las complicaciones serias son infrecuentes.

Los nódulos conjuntivales algunas veces pueden formar llagas (úlceras) durante el proceso de cicatrización. La infección puede diseminarse hacia tejidos circundantes o al torrente sanguíneo.

Situaciones que requieren un especialista médico

Usted debe llamar al médico si se desarrolla dolor, enrojecimiento o irritación en el ojo.

Prevención del síndrome oculoglandular Parinaud

El lavado frecuente de las manos puede reducir la probabilidad de contraer el síndrome oculoglandular de Parinaud. Procure que no lo arañe un gato, incluso así esté sano. La tularemia se puede prevenir no teniendo contacto con conejos salvajes, ardillas o garrapatas.

Temas relacionados sobre Síndrome oculoglandular ParinaudNombres alternativos

Síndrome oculoglandular

Referencias

Tu EY. Síndrome oculoglandular de Parinaud.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94