#wpv-column-87f390abed615a11d92452d5ef22dbc1 p,#wpv-column-87f390abed615a11d92452d5ef22dbc1 em,#wpv-column-87f390abed615a11d92452d5ef22dbc1 .column-title,#wpv-column-87f390abed615a11d92452d5ef22dbc1 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-87f390abed615a11d92452d5ef22dbc1 .text-divider-double,#wpv-column-87f390abed615a11d92452d5ef22dbc1 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-87f390abed615a11d92452d5ef22dbc1 .sep,#wpv-column-87f390abed615a11d92452d5ef22dbc1 .sep-2,#wpv-column-87f390abed615a11d92452d5ef22dbc1 .sep-3,#wpv-column-87f390abed615a11d92452d5ef22dbc1 td,#wpv-column-87f390abed615a11d92452d5ef22dbc1 th,#wpv-column-87f390abed615a11d92452d5ef22dbc1 caption{color:#70707c;}#wpv-column-87f390abed615a11d92452d5ef22dbc1:before{background-color:transparent;}
Chequeo Urológico
Para prevenir o detectar cánceres urológicos tales como el cáncer de próstata o el cáncer de la vejiga urinaria detectado en etapas tempranas de enfermedades malignas se pueden tratar con más éxito. Precio 125 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Cistitis no infecciosa

Cistitis no infecciosa, cistitis abacteriana, cistitis por radiación, cistitis química o síndrome uretral agudo es una irritación de la vejiga que no es causada por una infección urinaria.

Síntomas de la cistitis no infecciosaOtros síntomas que pueden estar asociados con esta enfermedad son:
Causas de la cistitis no infecciosa

La cistitis no infecciosa es más común en las mujeres en edad fértil y a menudo se desconoce su causa exacta. Sin embargo, ha sido asociada con el uso de baños de espuma, aerosoles para la higiene femenina, toallas sanitarias, gelatinas espermicidas, radioterapia en el área de la pelvis, ciertos tipos de medicamentos de quimioterapia, antecedentes de infecciones vesicales repetitivas y graves, entre otros irritantes.

Ciertos alimentos como tomates, edulcorantes artificiales, productos con cafeína, chocolate y alcohol pueden causar síntomas irritativos en la vejiga.

Ver también: cistitis intersticial

Pruebas diagnósticas

Un análisis de orina puede revelar presencia de glóbulos rojos (GR) y algunos glóbulos blancos (GB). Se puede hacer un análisis microscópico de la orina por parte de un patólogo para buscar células cancerosas.

Un urocultivo (muestra limpia) o una muestra de orina obtenida por catéter revelará si usted tiene o no una infección bacteriana.

Si la cistitis está relacionada con radioterapia o quimioterapia, se pueden necesitar análisis de orina y cistoscopia (utilización de un instrumento con luz para observar el interior de la vejiga).

El tratamiento de la cistitis no infecciosa

El objetivo del tratamiento es el manejo de los síntomas.

Tratamientos médicos:

  • Los medicamentos anticolinérgicos pueden ayudar a mejorar la contracción y el vaciado de la vejiga. Entre los efectos colaterales posibles se encuentran frecuencia cardíaca lenta, presión arterial baja, aumento de la sed y estreñimiento.
  • Se pueden administrar relajantes musculares como diazepam y bloqueadores alfa 1 (prazosin) para disminuir la fuerte urgencia o necesidad frecuente de orinar.
  • El tratamiento quirúrgico es poco frecuente, a menos que el paciente presente retención urinaria severa o abundante sangre en la orina.
Dieta:
  • Evitar los líquidos que puedan irritar la vejiga, tales como el alcohol, los jugos cítricos y la cafeína.
Otras terapias:
  • Los ejercicios para restablecer un patrón de micción regular y completa pueden servir. Los ejercicios de educación del esfínter vesical implican el desarrollo de un horario de momentos en los que se debe tratar de orinar, mientras se intenta demorar la micción en otras horas. Un método consiste en obligarse a orinar cada hora u hora y media, a pesar de que haya goteo o urgencia de orinar entre estos períodos. A medida que usted se va haciendo más capaz de esperar todo ese tiempo, gradualmente va aumentando los intervalos de tiempo en media hora hasta lograr orinar cada tres o cuatro horas.
  • Los ejercicios de fortalecimiento del músculo pélvico, llamados ejercicios de Kegel, se utilizan principalmente en el tratamiento de pacientes que sufren de incontinencia urinaria de esfuerzo.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94