Consulta de Dermatología

El Departamento de Dermatología de la Clínica DAM dispone de un experto equipo de Dermatólogos dedicados al tratamiento de todos los trastornos de la piel, membranas mucosas, cabello y uñas.
Precio de consulta 50 €

Psoriasis

Psoriasis o soriasis en placa es una afección cutánea común que provoca irritación y enrojecimiento de la piel. La mayoría de las personas con psoriasis presentan parches gruesos de color plateado-blanco con piel roja y escamosa, llamados escamas.

Ver también: psoriasis en gotas.

Causas de la psoriasis

La psoriasis es una afección muy común. Este trastorno puede afectar a las personas a cualquier edad, aunque comúnmente comienza entre los 15 y 35 años.

La psoriasis no se puede propagar a otras personas.

La psoriasis parece ser un trastorno hereditario. Los médicos piensan que probablemente ocurre cuando el sistema inmunitario del cuerpo confunde erróneamente células sanas por sustancias peligrosas. Ver también: respuesta inflamatoria.

Las células cutáneas crecen en lo profundo de la piel y normalmente suben hasta la superficie aproximadamente una vez al mes. En las personas con psoriasis, este proceso es demasiado rápido (aproximadamente dos semanas, en lugar de las cuatro) y las células cutáneas muertas se acumulan en la superficie de la piel.

Los siguientes factores pueden desencadenar un ataque de psoriasis o hacer que la afección sea más difícil de tratar:

  • Bacterias o infecciones virales, incluso faringitis estreptocócica e infecciones de las vías respiratorias altas.
  • Aire o piel seca.
  • Lesión en la piel, incluso cortaduras, quemaduras y picaduras de insectos.
  • Algunos medicamentos, incluyendo antipalúdicos, betabloqueadores y litio.
  • Estrés.
  • Muy poca luz solar.
  • Exceso de luz solar (quemadura solar).
  • Exceso de alcohol.

En general, la psoriasis puede ser grave en personas con un sistema inmunitario debilitado, lo cual puede abarcar aquéllas que tengan:

Hasta una tercera parte de las personas con psoriasis también puede tener artritis, una afección conocida como artritis psoriásica.

Síntomas de la psoriasis

La psoriasis puede aparecer en forma repentina o lenta. En muchos casos, desaparece y luego se reactiva repetidas veces con el paso del tiempo.

Las personas con psoriasis presentan parches de piel irritados. El enrojecimiento se observa con más frecuencia en los codos, las rodillas y el tronco, pero puede aparecer en cualquier parte del cuerpo. Por ejemplo, puede haber parches escamosos en el cuero cabelludo.

Los parches o manchas cutáneas pueden ser:

  • Pruriginosos.
  • Secos y cubiertos con piel descamativa y plateada (escamas).
  • De color entre rosa y rojo (como el color del salmón).
  • Levantados y gruesos.

Otros síntomas pueden abarcar la psoriasis:

  • Lesiones genitales en los hombres.
  • Dolor articular (artritis psoriásica).
  • Cambios en la uña, incluyendo engrosamiento, manchas de color amarillo-marrón, hendiduras (hoyuelos) en la superficie de la uña y separación de la uña de su base.
  • Caspa abundante en el cuero cabelludo.

La psoriasis puede afectar cualquiera o todas las partes de la piel. Existen cinco tipos principales de psoriasis:

  • Eritrodérmica: el enrojecimiento de la piel es muy intenso y cubre un área grande.
  • En gotas (guttata): aparecen pequeñas manchas entre rojas y rosadas en la piel.
  • Inversa: el enrojecimiento e irritación de la piel ocurre en las axilas, la ingle y entre la piel superpuesta.
  • En placa: parches de piel rojos y gruesos cubiertos por escamas de plateadas a blancas. Éste es el tipo más común de psoriasis.
  • Pustular: ampollas blancas que están rodeadas de piel roja e irritada.

Exámenes y pruebas para la psoriasis

El médico examina la piel y el diagnóstico se basa usualmente en el aspecto de ésta.