#wpv-column-9edb2689559d10691b0df2a9dff21bdc p,#wpv-column-9edb2689559d10691b0df2a9dff21bdc em,#wpv-column-9edb2689559d10691b0df2a9dff21bdc .column-title,#wpv-column-9edb2689559d10691b0df2a9dff21bdc .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-9edb2689559d10691b0df2a9dff21bdc .text-divider-double,#wpv-column-9edb2689559d10691b0df2a9dff21bdc .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-9edb2689559d10691b0df2a9dff21bdc .sep,#wpv-column-9edb2689559d10691b0df2a9dff21bdc .sep-2,#wpv-column-9edb2689559d10691b0df2a9dff21bdc .sep-3,#wpv-column-9edb2689559d10691b0df2a9dff21bdc td,#wpv-column-9edb2689559d10691b0df2a9dff21bdc th,#wpv-column-9edb2689559d10691b0df2a9dff21bdc caption{color:#70707c;}#wpv-column-9edb2689559d10691b0df2a9dff21bdc:before{background-color:transparent;}
Chequeo Cardiológico
El chequeo cardiológico es un paquete completo de alta gama, que consta de eletrocardiograma, ecocardiograma doppler color y, además, de los análisis de sangre avanzadas que son buenos indicadores de los riesgos de las arterias coronarias asociadas en un individuo por 150 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Tensión arterial baja

Tensión arterial baja, hipotensión, presión arterial baja, presión sanguínea baja, hipotensión ortostática, hipotensión mediada neuralmente o hipotensión posprandial ocurre cuando la presión arterial durante y después de cada latido cardíaco es mucho más baja de lo usual, lo cual significa que el corazón, el cerebro y otras partes del cuerpo no reciben suficiente sangre.

Ver también: presión arterial.

Síntomas de la tensión arterial baja

Los síntomas pueden abarcar:

Causas de la tensión arterial baja

La presión arterial que es baja e inconstante para una persona puede ser normal para otra. La mayoría de las presiones arteriales normales están en el rango de 90/60 milímetros de mercurio (mm Hg) hasta 130/80 mm Hg, pero una caída significativa, incluso de sólo 20 mm Hg, puede ocasionar problemas para algunas personas.

Hay tres tipos principales de hipotensión:

  • Tensión arterial baja ortostática, incluyendo hipotensión ortostática posprandial.
  • Tensión arterial baja mediada neuralmente (NMH, por sus siglas en inglés).
  • Tensión arterial baja grave producida por una pérdida súbita de sangre (shock), infección o reacción alérgica intensa.
La hipotensión ortostática es producida por un cambio súbito en la posición del cuerpo, generalmente al pasar de estar acostado a estar parado, y usualmente dura sólo unos pocos segundos o minutos. Si este tipo de hipotensión ocurre después de comer, se denomina hipotensión ortostática posprandial y afecta más comúnmente a los adultos mayores, a aquellos con presión arterial alta y personas con Parkinson.

La hipotensión mediada neuralmente afecta con más frecuencia a adultos jóvenes y niños y ocurre cuando una persona ha estado de pie por mucho tiempo. Los niños generalmente superan este tipo de hipotensión con el tiempo.

La presión arterial baja comúnmente es causada por fármacos como los siguientes:

  • Alcohol.
  • Ansiolíticos.
  • Ciertos antidepresivos.
  • Diuréticos.
  • Medicamentos para el corazón, entre ellos los que se utilizan para tratar la hipertensión arterial y la cardiopatía coronaria.
  • Medicamentos utilizados para cirugía.
  • Analgésicos.
Otras causas de presión arterial baja incluyen las siguientes:
Pruebas y exámenes de la tensión arterial baja

El médico lo examinará y tratará de determinar lo que está causando la presión arterial baja. Se vigilarán los signos vitales (temperatura, pulso, frecuencia respiratoria y presión arterial) con frecuencia. Quizá necesite permanecer en el hospital por un tiempo.

El médico hará preguntas como las siguientes:

  • ¿Cuál es su presión arterial normal?
  • ¿Qué medicamentos toma?
  • ¿Ha estado comiendo y bebiendo normalmente?
  • ¿Hay tenido cualquier enfermedad, accidente o lesión recientemente?
  • ¿Qué otros síntomas tiene?
  • ¿Se desmayó o disminuyó su lucidez mental?
  • ¿Se desmaya o presenta mareos al pararse o sentarse después de estar acostado?
Se pueden llevar a cabo los siguientes exámenes:

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94