#wpv-column-1088fa416de45f6b0c28ce0f62cf842f p,#wpv-column-1088fa416de45f6b0c28ce0f62cf842f em,#wpv-column-1088fa416de45f6b0c28ce0f62cf842f .column-title,#wpv-column-1088fa416de45f6b0c28ce0f62cf842f .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-1088fa416de45f6b0c28ce0f62cf842f .text-divider-double,#wpv-column-1088fa416de45f6b0c28ce0f62cf842f .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-1088fa416de45f6b0c28ce0f62cf842f .sep,#wpv-column-1088fa416de45f6b0c28ce0f62cf842f .sep-2,#wpv-column-1088fa416de45f6b0c28ce0f62cf842f .sep-3,#wpv-column-1088fa416de45f6b0c28ce0f62cf842f td,#wpv-column-1088fa416de45f6b0c28ce0f62cf842f th,#wpv-column-1088fa416de45f6b0c28ce0f62cf842f caption{color:#70707c;}#wpv-column-1088fa416de45f6b0c28ce0f62cf842f:before{background-color:transparent;}
Diagnóstico por imagen
El diagnóstico por imagen permite a los médicos observar el interior de su cuerpo en busca de pistas sobre una condición médica. Una variedad de máquinas y técnicas puede crear imágenes de las estructuras y actividades dentro de su cuerpo. El tipo de imagen que se utiliza depende de los síntomas y la parte del cuerpo a examinar.

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Radioterapia

Radioterapia o terapia de radiación utiliza rayos X de alta potencia, partículas o semillas radiactivas para destruir las células cancerígenas.

Información

Las células cancerosas tienden a multiplicarse más rápidamente que otras células en el cuerpo. Dado que la radiación es más dañina para las células que se reproducen rápidamente, la radioterapia daña más a las células cancerosas que a las células normales. Específicamente, la radioterapia daña el ADN de las células cancerosas y al hacer esto, impide que dichas células crezcan y se dividan. Infortunadamente, ciertas células sanas también pueden resultar destruidas en este proceso, lo cual puede llevar a que se presenten efectos secundarios.

La radioterapia se usa para combatir muchos tipos de cáncer. A menudo, se utiliza para reducir el tamaño de un tumor lo más que se pueda antes de una cirugía o también se puede administrar después de la cirugía para prevenir la reaparición del cáncer.

Para ciertos tipos de cáncer, la radiación es el único tratamiento necesario. Este tratamiento también se puede utilizar para brindar un alivio temporal de los síntomas o tratar cánceres que no se pueden extirpar con cirugía.

Hay dos formas de radioterapia:

  • La radiación de haz externo es la forma más común. Este método apunta los rayos X de alta potencia directamente sobre el tumor desde fuera del cuerpo.
  • La radiación de haz interno utiliza semillas radiactivas que se colocan directamente dentro o cerca del tumor. Este tipo de radiación también se denomina radiación intersticial o braquiterapia.
Las siguientes son algunas de las sustancias radiactivas comúnmente utilizadas:
  • Cesio (137Cs)
  • Cobalto (60Co)
  • Yodo (131I)
  • Fósforo (32P)
  • Oro (198Au)
  • Iridio (192Ir)
  • Itrio (90Y)
  • Paladio (103Pd)
La radioterapia puede tener muchos efectos secundarios, los cuales dependen de la parte del cuerpo que recibe la radiación, la dosis de radiación y la frecuencia con que se realice la terapia:
  • Pérdida del cabello
  • Dolor en la piel
  • Enrojecimiento y ardor en la piel
  • Muda de la capa exterior de la piel (descamación)
  • Aumento del pigmento de la piel (hiperpigmentación)
  • Muerte del tejido cutáneo (atrofia)
  • Picazón
  • Fatiga y malestar
  • Conteos sanguíneos bajos
  • Dificultad o dolor al deglutir
  • Edema (hinchazón de la piel y tejidos blandos)
  • Cambios en el sentido del gusto
  • Inapetencia
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Aumento de la susceptibilidad a la infección
La radioterapia puede ser dañina para un bebé que se está desarrollando en el útero durante el embarazo.

Temas relacionados sobre RadioterapiaNombres alternativos

Terapia de radiación

Referencias

Perry MC. Principios de la terapia del cáncer. In Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicina. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 192.

Contenido: 6 de febrero de 2010

Versión revisada por: David C. Dugdale, III, MD, Profesor de Medicina, División de Medicina General, Departamento de Medicina, Universidad de Washington Facultad de Medicina; Yi-Bin Chen, MD, Leucemia / Hueso Transplante de Médula, Massachusetts General Hospital. También se examinó por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc. Traducido por: DrTango, Inc.

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94