#wpv-column-12dd5ddfa3fe704df9a7bc2608d17f9f p,#wpv-column-12dd5ddfa3fe704df9a7bc2608d17f9f em,#wpv-column-12dd5ddfa3fe704df9a7bc2608d17f9f .column-title,#wpv-column-12dd5ddfa3fe704df9a7bc2608d17f9f .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-12dd5ddfa3fe704df9a7bc2608d17f9f .text-divider-double,#wpv-column-12dd5ddfa3fe704df9a7bc2608d17f9f .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-12dd5ddfa3fe704df9a7bc2608d17f9f .sep,#wpv-column-12dd5ddfa3fe704df9a7bc2608d17f9f .sep-2,#wpv-column-12dd5ddfa3fe704df9a7bc2608d17f9f .sep-3,#wpv-column-12dd5ddfa3fe704df9a7bc2608d17f9f td,#wpv-column-12dd5ddfa3fe704df9a7bc2608d17f9f th,#wpv-column-12dd5ddfa3fe704df9a7bc2608d17f9f caption{color:#70707c;}#wpv-column-12dd5ddfa3fe704df9a7bc2608d17f9f:before{background-color:transparent;}
Diagnóstico por imagen
El diagnóstico por imagen permite a los médicos observar el interior de su cuerpo en busca de pistas sobre una condición médica. Una variedad de máquinas y técnicas puede crear imágenes de las estructuras y actividades dentro de su cuerpo. El tipo de imagen que se utiliza depende de los síntomas y la parte del cuerpo a examinar.

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Tomografía computarizada de la órbita

Tomografía computarizada de la órbita, TAC orbital, tomografía computarizada del ojo o tomografía computarizada de la órbita del ojo es un método imagenológico que utiliza rayos X para crear imágenes detalladas de las cuencas de los ojos (órbitas) y de los ojos (globos oculares).

Ver: tomografía computarizada.

Forma en que se realiza el TAC orbital

Se puede inyectar un colorante especial, llamado medio de contraste, en la mano o el antebrazo antes de que el examen comience. El medio de contraste puede resaltar áreas específicas dentro del cuerpo, lo cual crea una imagen más clara.

Se le solicitará que se acueste sobre una mesa estrecha que se desliza hacia el centro del escáner. Únicamente la cabeza se ubica dentro del escáner.

Se le puede permitir apoyar la cabeza sobre una almohada, pero esto debe hacerse antes de comenzar el procedimiento. Es muy importante que una vez que la cabeza esté en su lugar, no la mueva durante el examen, ya que el movimiento puede producir imágenes borrosas.

Una vez dentro del escáner, el haz de rayos X de la máquina rota a su alrededor para capturar la imagen. La cabeza se mueve a través del escáner ya sea en pequeños pasos o continuamente. (Los escáneres modernos en “espiral” pueden realizar el examen en un movimiento continuo.)

Pequeños detectores dentro del escáner miden la cantidad de rayos X que pasan a través de la parte del cuerpo objeto de estudio. Una computadora toma esta información y la utiliza para crear varias imágenes individuales, llamadas cortes. Estas imágenes se pueden almacenar, observar en un monitor o imprimirse en una película. Se pueden crear modelos tridimensionales de órganos reuniendo los cortes individuales.

Generalmente, los exámenes completos toman sólo unos cuantos minutos.

Preparación para el TAC orbital

Usted debe firmar una autorización. Es necesario quitarse las joyas, prótesis dentales y cualquier otro objeto de metal.

Si se utiliza un medio de contraste, es posible que también se le solicite no comer ni beber nada durante 4 a 6 horas antes del examen.

Algunas personas tienen alergias al medio de contraste intravenoso y es posible que necesiten tomar medicamentos antes del examen con el fin de recibir esta sustancia sin problema alguno.

Lo que se siente durante el TAC orbital

Algunas personas pueden sentir incomodidad por el hecho de permanecer acostadas sobre una mesa dura.

El medio de contraste administrado a través de una vía intravenosa puede causar una ligera sensación de ardor, un sabor metálico en la boca y un calor súbito en el cuerpo. Estas sensaciones son normales y usualmente desaparecen al cabo de unos pocos segundos.

Razones por las que se realiza el TAC orbital

Este examen sirve para diagnosticar enfermedades que afecten las siguientes áreas:

  • Vasos sanguíneos.
  • Músculos oculares.
  • Ojos.
  • Nervios que inervan los ojos (nervios ópticos).
  • Senos paranasales.
Una tomografía computarizada de la órbita también se puede utilizar para detectar:
  • Absceso (infección) del área ocular.
  • Fractura del hueso orbital.
  • Objeto extraño en la órbita del ojo.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94