#wpv-column-a2249297f6ab93e60cb8c62e1c3a94a6 p,#wpv-column-a2249297f6ab93e60cb8c62e1c3a94a6 em,#wpv-column-a2249297f6ab93e60cb8c62e1c3a94a6 .column-title,#wpv-column-a2249297f6ab93e60cb8c62e1c3a94a6 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-a2249297f6ab93e60cb8c62e1c3a94a6 .text-divider-double,#wpv-column-a2249297f6ab93e60cb8c62e1c3a94a6 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-a2249297f6ab93e60cb8c62e1c3a94a6 .sep,#wpv-column-a2249297f6ab93e60cb8c62e1c3a94a6 .sep-2,#wpv-column-a2249297f6ab93e60cb8c62e1c3a94a6 .sep-3,#wpv-column-a2249297f6ab93e60cb8c62e1c3a94a6 td,#wpv-column-a2249297f6ab93e60cb8c62e1c3a94a6 th,#wpv-column-a2249297f6ab93e60cb8c62e1c3a94a6 caption{color:#70707c;}#wpv-column-a2249297f6ab93e60cb8c62e1c3a94a6:before{background-color:transparent;}
Ecografía muscular
La ecografía muscular usa ondas sonoras para producir imágenes de los músculos, los tendones, los ligamentos y las articulaciones de todo el cuerpo. Se utiliza para ayudar a diagnosticar torceduras, esguinces, roturas y otras afecciones de los tejidos blandos. La ecografía es segura, no es invasivo y no utiliza radiación ionizante. Precio 40 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Tórax excavado

Tórax excavado o tórax en embudo es una formación anómala de la caja torácica que le da al pecho una apariencia hundida o deprimida.

Consideraciones

El tórax excavado es una anomalía congénita (presente al nacer) que puede ser leve o severa.

Esta afección es causada por un crecimiento excesivo del tejido conectivo que une las costillas al esternón, lo cual ocasiona una malformación hacia el interior de este último. El niño presenta clásicamente una depresión en el centro del tórax sobre el esternón que puede parecer bastante profunda.

Si el padecimiento es severo, puede afectar el corazón y los pulmones, haciendo que el ejercicio sea difícil. Además, debido a su apariencia, un tórax excavado puede provocar dificultades psicológicas para el niño.

El tórax excavado puede presentarse como la única anomalía o junto con otros síndromes.

Causas del tórax excavado

El tórax excavado a menudo se presenta por sí solo sin ningún antecedente familiar ni otros defectos o problemas. Otras causas abarcan:

Cuándo llamar a un médico especialista

Consulte con el médico si:

  • Presenta dolor torácico
  • Desarrolla problemas con la respiración
  • Se siente deprimido o molesto acerca de su estado
  • Nota disminución en la tolerancia al ejercicio
  • Nota enrojecimiento, inflamación o secreción del área
Lo que se puede esperar en la clínica

El médico llevará a cabo un examen físico. Un bebé con tórax excavado puede presentar otros síntomas y signos que, tomados en conjunto, definen un síndrome o una afección específica.

El médico le hará preguntas acerca de la historia clínica suya o de su hijo, como:

  • ¿Cuándo notó esto por primera vez?
  • ¿Está mejorando, empeorando o se mantiene igual?
  • ¿Ha tenido algún otro miembro de la familia un tórax con forma inusual?
  • ¿Qué otros síntomas tiene?
Se pueden hacer exámenes para descartar trastornos sospechosos. Entre estos exámenes están:
Se pueden hacer pruebas de la función cardíaca o pulmonar para determinar qué tan gravemente están afectados los pulmones y el corazón.

Esta afección se puede reparar quirúrgicamente. La cirugía generalmente se aconseja si usted tiene otros problemas, como dificultades con el ejercicio. Además, algunas personas se someten a la cirugía por razones estéticas. El médico le puede ayudar a tomar decisiones acerca de la terapia.

Temas relacionados sobre Tórax excavadoNombres alternativos

Tórax en embudo

Referencias

Tzelepis GE, McCool FD. Los pulmones y la pared torácica enfermedad. En: Mason RJ, Murray JF, Broaddus VC, Nadel JA. Murray y Libros de Texto de Medicina Respiratoria de Nadel. 4th ed. Philadelphia, Pa; 2005:chap 83.

Sugarbaker DJ, Lukanich JM. Chest wall y pleura. En: Townsend CM Jr., Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL. Sabiston Libro de texto de Cirugía. 18th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2008:chap 57.

Contenido: 15 de noviembre de 2009

Versión del inglés revisada por: David C. Dugdale, III, MD, Profesor de Medicina, División de Medicina General, Departamento de Medicina, Universidad de Washington Facultad de Medicina. También se examinó por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94