Ilustración: Preeclampsia
Consulta de Ginecología y Obstetricia

En el Departamento de Ginecología y Obstetricia ginecólogos y enfermeras ofrecen atención sanitaria a problemas obstétricos y ginecológicos de la mujer en todas las etapas de la vida desde el inicio de la menstruación hasta la menopausia.
Precio de la consulta 50 €

Eclampsia

Eclampsia o toxemia con convulsiones es la presencia de crisis epilépticas (convulsiones) en una mujer embarazada que no tienen relación con una afección cerebral preexistente.

Ver también: preeclampsia

Síntomas de la eclampsia

  • Molestias o dolores musculares
  • Crisis epiléptica o convulsiones
  • Agitación intensa
  • Pérdida del conocimiento

Los síntomas de preeclampsia comprenden:

  • Aumento de peso de más de 1 kg por semana
  • Dolores de cabeza
  • Náuseas y vómitos
  • Dolor de estómago
  • Hinchazón de las manos y la cara
  • Problemas de visión

Causas de la eclampsia

Aún no se comprenden bien la causa de la eclampsia. Los investigadores creen que los siguientes factores pueden jugar un papel:

  • Vasos sanguíneos
  • Factores cerebrales y del sistema nervioso (neurológicos)
  • Dieta
  • Genes

Sin embargo, aún no se ha comprobado ninguna teoría.

La eclampsia se presenta después de una preeclampsia, una complicación grave del embarazo caracterizada por hipertensión arterial, así como exceso y rápido aumento de peso.

Es difícil predecir cuáles de las mujeres que presentan preeclampsia padecerán las convulsiones. Las mujeres en alto riesgo de sufrir convulsiones padecen preeclampsia severa y:

  • Exámenes sanguíneos anormales
  • Dolores de cabeza
  • Presión arterial muy alta
  • Cambios en la visión

La eclampsia ocurre en aproximadamente 1 de cada 2.000 a 3.000 embarazos. Los siguientes factores incrementan las probabilidades de que una mujer padezca preeclampsia:

  • Tener 35 años o más
  • Ser de raza negra
  • Primer embarazo
  • Antecedentes de diabetes, hipertensión arterial o enfermedad renal (del riñón)
  • Embarazos múltiples (gemelos, trillizos, etc)
  • Embarazo en adolescentes

Exámenes y pruebas de la eclampsia

El médico llevará a cabo un examen físico o chequeos médicos y descartará otras posibles causas de las convulsiones. Se verifica y controla la presión arterial y la frecuencia respiratoria.

Se pueden realizar análisis de sangre y orina para verificar:

El tratamiento de la eclampsia

Si usted tiene eclampsia, el médico debe vigilarla cuidadosamente en busca de signos de empeoramiento y eclampsia potencial. El parto es la opción de tratamiento para la preeclampsia grave en un intento por prevenir la eclampsia. El hecho de dar a luz al bebé alivia la afección. Prolongar el embarazo puede ser peligroso tanto para usted como para el bebé.

Con un monitoreo cuidadoso, el objetivo es manejar los casos graves hasta las semanas 32 a 34 del embarazo y los casos leves hasta que hayan pasado de 36 a 37 semanas. Esto ayuda a reducir las complicaciones de un parto prematuro.

A usted le pueden suministrar medicamentos para prevenir las convulsiones (anticonvulsivos). El sulfato de magnesio es un medicamento seguro tanto para usted como para su bebé. El médico especialista puede prescribirle medicamentos para disminuir la hipertensión arterial, pero tal vez usted tenga que dar a luz si su presión arterial permanece alta, incluso con medicamento.

Expectativas (pronóstico)

En los Estados Unidos, las mujeres rara vez mueren por eclampsia.

Complicaciones

Existe un riesgo mayor de separación de la placenta (desprendimiento prematuro de placenta) con preeclampsia o eclampsia y puede haber complicaciones para el bebé debido al parto prematuro.

Se puede presentar una anomalía de la coagulación de la sangre llamada CID (coagulación intravascular diseminada).

Situaciones que requieren un especialista médico

Consulte con el médico o acuda al servicio de urgencias si tiene cualquier síntoma de eclampsia o de preeclampsia.

Ver el articulo completo