#wpv-column-4b82b0fdc7061f1c009ebf8a3e894e83 p,#wpv-column-4b82b0fdc7061f1c009ebf8a3e894e83 em,#wpv-column-4b82b0fdc7061f1c009ebf8a3e894e83 .column-title,#wpv-column-4b82b0fdc7061f1c009ebf8a3e894e83 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-4b82b0fdc7061f1c009ebf8a3e894e83 .text-divider-double,#wpv-column-4b82b0fdc7061f1c009ebf8a3e894e83 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-4b82b0fdc7061f1c009ebf8a3e894e83 .sep,#wpv-column-4b82b0fdc7061f1c009ebf8a3e894e83 .sep-2,#wpv-column-4b82b0fdc7061f1c009ebf8a3e894e83 .sep-3,#wpv-column-4b82b0fdc7061f1c009ebf8a3e894e83 td,#wpv-column-4b82b0fdc7061f1c009ebf8a3e894e83 th,#wpv-column-4b82b0fdc7061f1c009ebf8a3e894e83 caption{color:#70707c;}#wpv-column-4b82b0fdc7061f1c009ebf8a3e894e83:before{background-color:transparent;}
El trastorno de la hiperhidrosis es una condición que resulta en la sudoración excesiva. Esta sudoración puede ocurrir en situaciones inusuales, como en climas más fríos, o sin ningún desencadenante en absoluto. También puede ser causado por otras condiciones médicas, como la menopausia o hipertiroidismo. La hiperhidrosis puede ser incómodo. Sin embargo, varias opciones de tratamiento pueden proporcionar alivio.
Sudoración excesiva

Sudoración excesiva, hiperhidrosis, transpiración excesiva o diaforesis es una afección médica por la cual una persona suda excesivamente y de manera impredecible. Las personas con hiperhidrosis pueden sudar incluso cuando la temperatura está fresca o cuando están en reposo.

Síntomas de la sudoración excesiva

El síntoma principal de la hiperhidrosis es la humedad.

Causas de la sudoración excesiva

La sudoración ayuda al cuerpo a permanecer fresco y, en la mayoría de los casos, es perfectamente natural. Las personas sudan más en temperaturas cálidas, cuando hacen ejercicio o en respuesta a situaciones que las hacen poner nerviosas, furiosas, avergonzadas o temerosas.

Mire éste video sobre: Sudoración

Sin embargo, la sudoración excesiva ocurre sin que se presenten tales desencadenantes. Las personas con hiperhidrosis parecen tener glándulas sudoríparas bastante activas. La sudoración incontrolable puede llevar a que se presente molestia significativa, tanto a nivel físico como emocional.

Cuando la sudoración excesiva afecta las manos, los pies y las axilas, se denomina hiperhidrosis primaria o focal y afecta del 2 al 3% de la población, aunque menos del 40% de los pacientes con dicha afección busca asesoría médica. En la mayoría de los casos de hiperhidrosis primaria, no se puede encontrar la causa, y es un padecimiento que parece darse en familias.

Si la sudoración ocurre como resultado de otra afección médica, se denomina hiperhidrosis secundaria. La transpiración puede darse en todo el cuerpo o puede estar localizada en un área. Las afecciones que causan hiperhidrosis secundaria abarcan:

Pruebas y exámenes de la sudoración excesiva

Los signos visibles de sudoración se pueden notar durante una visita al médico y se pueden utilizar igualmente muchas pruebas para diagnosticar la sudoración excesiva. Estas pruebas abarcan:

  • Prueba de yodo-almidón. Se aplica una solución de yodo al área que presenta sudoración y, después de secarse, se esparce almidón sobre dicha área. La combinación de yodo y almidón hace que cualquier parte que presente exceso de sudor se torne de color azul oscuro.
  • Prueba del papel. Se coloca un papel especial en el área afectada para absorber el sudor y luego se pesa. Cuanto más peso tenga, mayor cantidad de sudor se habrá acumulado.
A usted igualmente se le pueden pedir detalles acerca de la sudoración, tales como:
  • Localización
    • ¿Se presenta en la cara, las palmas de las manos o las axilas?
    • ¿Se presenta en todo el cuerpo?
  • Patrón de tiempo
    • ¿Ocurre en la noche?
    • ¿Comenzó súbitamente?
  • Desencadenantes
    • ¿Se presenta en respuesta a recordatorios de algo que a usted le perturba (como un hecho traumático)?
  • ¿Qué otros síntomas tiene? Por ejemplo,
    • Pérdida de peso
    • Latidos cardíacos fuertes
    • Manos frías y pegajosas
    • Fiebre
    • Inapetencia
El tratamiento de la sudoración excesiva

Los tratamientos pueden abarcar:

  • Antitranspirantes: la sudoración excesiva se puede controlar con antitranspirantes fuertes, los cuales taponan los conductos sudoríparos. Los productos que contienen del 10 al 15% de hexahidrato de cloruro de aluminio son la primera línea de tratamiento para la sudoración en las axilas.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94